Seleccionar página

Ideas para una vida urbana próspera y justa: ayuda memoria para nuestro alcalde capitalino

Ideas para una vida urbana próspera y justaLos capitalinos deseamos llevar una vida urbana próspera y justa. Queremos vivir en una ciudad bien gestionada. Queremos tener un alcalde que se ocupe de ofrecernos oportunidades culturales, sociales y económicas. Que busque las alianzas necesarias para que nuestra ciudad sea sana, dinámica y equitativa. En fin, que desarrolle una gestión inclusiva, que no deje a nadie atrás. Enfocada en las necesidades culturales y económicas específicas de los ciudadanos, y no en ocurrencias sin fundamento.

En ese contexto, me encontré la reciente publicación del PNUD titulada “Una ciudad del futuro”, en las que ofrece, basada en experiencias reales, quince ideas para una vida urbana próspera y justa en las ciudades. Las comparto a continuación, haciendo votos para que sean consideradas por nuestro alcalde capitalino. Opino que podemos desarrollar la mayoría en nuestra ciudad. Algunas son de la responsabilidad directa de la alcaldía, otras requieren del concurso de otros sectores gubernamentales y, por supuesto, del sector empresarial y la sociedad en su conjunto. Recomiendo a las autoridades solicitar al PNUD Panamá más información y la cooperación técnica que estimen necesaria. (más…)

Pongamos en perspectiva el brote por un nuevo coronavirus

Pongamos en perspectiva el brote por un nuevo coronavirusLos invito a que pongamos en perspectiva el brote por un nuevo coronavirus. A que nos alejemos figuradamente y con prudencia del bombardeo mediático en torno a la situación, y la analicemos en el contexto de la morbilidad y mortalidad nacional. En especial frente a las enfermedades no transmisibles, la enfermedad por el VIH, los accidentes, las violencias y homicidios; que son las principales causas de muerte en el país.

Pero por favor no me malinterpreten, reconozco qué hay riesgo de una emergencia mundial, y que todavía hay mucha incertidumbre porque desconocemos muchos aspectos de la infección, lo que siempre genera más zozobra y no permite hacer afirmaciones contundentes sobre el comportamiento del microbio.

En ese contexto, antes de entrarle de lleno a mi planteamiento los invito a la lectura de las actualizaciones diarias que hago sobre esta epidemia, y subrayo la necesidad de seguir las recomendaciones habituales, que de paso son útiles para reducir la exposición a un montón de enfermedades infecciosas, y para no transmitirlas. Estas prácticas incluyen: la buena higiene de manos y respiratoria, el manejo higiénico de los alimentos y, siempre que sea posible, evitar el contacto estrecho con cualquier persona que muestre signos de afección respiratoria, como tos o estornudos. Y, si ya tiene una infección respiratoria debe: cubrirse la boca al toser, y al estornudar usar pañuelos desechables.

También reconozco y felicito las medidas que está llevando a cabo el MINSA fortaleciendo la capacidad de respuesta de los servicios de salud, y para evitar la entrada del coronavirus al País. Recomiendo además la lectura complementaria de los Consejos de la OMS para viajes y comercio internacional en relación con el brote de neumonía causada por un nuevo coronavirus en China. Es un asunto especialmente importante para nosotros, pues por nuestro aeropuerto internacional transitan mensualmente cerca de 1.5 millones de pasajeros de todas partes del mundo, lo que nos coloca en una situación especial de riesgo.

Los invito a mantenerse actualizados con los resúmenes gráficos de los “informes de situación” que vaya publicando la OMS en el sitio Web dedicado al brote de coronavirus. Aclarado esto, pongo entonces en perspectiva el brote por un nuevo coronavirus, refiriéndome a las principales causas de muerte en Panamá. (más…)

Camas hospitalarias en Panamá: ¿suficientes o faltan?

Camas hospitalarias en PanamáEl número de camas hospitalarias en Panamá parece no ser suficiente. Así lo sugiere el excelente reportaje de Rekha Chandiramani en La Estrella de Panamá. De acuerdo con el reportaje, “en el 2018, había 9,004 camas hospitalarias en todo el país, unas 2.2 camas por cada mil habitantes, mientras que en las comarcas la proporción era de tan solo de 1.1 camas por cada mil. La oferta mínima que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de al menos tres camas hospitalarias por cada mil habitantes. Este déficit, que se agudiza en las comarcas, nos aleja del estándar internacional de la OMS. La nota de prensa atribuye parte de la insuficiencia de camas hospitalarias en Panamá, al hecho de que el Hospital San Miguel Arcángel estuvo cerrado todo el año 2018 y la mitad del 2019, lo que representó 325 camas menos que en el 2017.

Por otro lado, de acuerdo con los indicadores sociales del INEC, durante el 2016, el porcentaje de ocupación de las camas hospitalarias, fue apenas del 57% en nuestros hospitales públicos, y de 28.9% en los hospitales privados. Estas cifras argumentan fuertemente en contra de la necesidad de más camas y parecen sugerir la necesidad de fortalecer la capacidad de resolución de las camas que ya tenemos.

En todo caso, aunque 2.3 camas hospitalarias por cada 1,000 habitantes puede parecernos inadecuado; el número de camas por habitantes depende de varios factores, como los problemas demográficos, la carga de morbilidad a nivel nacional y por los diferentes niveles regionales. Además, debemos complementar el análisis con la disponibilidad de recursos humanos, equipos, medicamentos e insumos disponibles por cada cama hospitalaria. Vayamos a la nota de prensa y reflexionemos sobre esta asunto. (más…)