Seleccionar página

El daño de los alimentos procesados

El daño de los alimentos procesadosComparto con ustedes el artículo sobre el daño de los alimentos procesados, escrito por Rafael Carles en La Estrella de Panamá. Este artículo es de gran relevancia para los panameños, pues en nuestro país, la obesidad y sobrepeso, es un grave problema de salud pública, como lo demuestran los últimos resultados del Censo de salud preventiva, los cuales indicaron que las enfermedades que más padece la población censada hasta fínales del 2018 fueron: obesidad y sobrepeso 45%, hiperlipidemia 38%, hipertensión arterial 35%, y diabetes mellitus 13%.

Y no olvidemos que en Panamá cada año fallecen alrededor de 7,500 personas por enfermedades circulatorias y diabetes mellitus y en cada caso la tendencia es al aumento. Estas dos enfermedades crónicas no transmisibles están relacionadas en forma directa con estilos de vida asociados a factores de riesgo para la salud y la vida, entre los cuales destacan la obesidad y sobrepeso, así como la insuficiente capacidad de nuestro sistema público de salud para la promoción de la salud, prevención y tratamiento oportuno y apropiado.

Esta situación está directamente relacionada con el consumo de alimentos procesados, pues, como señala el autor, los alimentos se procesan actualmente en formas que nunca habíamos visto. No por casualidad la población está en problemas. Un número sin precedentes sufre de obesidad, hipertensión, diabetes y otras enfermedades crónicas. Ahora más que nunca queda claro que los problemas de salud que surgen de nuestro sistema alimentario nos ponen en riesgo cada vez mayor. Vayamos sin más preámbulos a este importante artículo y tomemos conciencia sobre el daño que nos causamos al ingerir estos alimentos. (más…)

¿Enfrentamos una nueva ola de COVID-19?

Enfrentamos una nueva ola de COVID-19Muchos panameños se preguntan si enfrentamos una nueva ola de COVID-19, o se trata de un repunte de casos. La pregunta es válida, porque la semana pasada, sumamos 4,303 casos nuevos a los que venimos acumulando, pero también realizamos 14,050 pruebas de laboratorio. Estas cifras, a las que tenemos que añadirle con mucho dolor, las 44 defunciones adicionales en el período; son las más elevadas para una semana desde que inició la epidemia en el país. Es cierto que nos llenan a todos de angustia, pero no podemos caer en la desesperación y comenzar a echarnos la culpa los unos a los otros. Necesitamos analizar con transparencia las razones de estos números y preguntarnos ¿qué tenemos que hacer para seguir avanzando juntos hacia la recuperación de la economía, mientras cuidamos de la salud. No es la hora de paralizarnos y volver al encierro de hace dos semanas, que solo traería más sufrimiento y descomposición social de la que venimos padeciendo.

Lo primero que me viene a la cabeza frente a esta nueva realidad, es que podríamos estar frente a una segunda ola de la enfermedad. Esto porque el virus llegó para quedarse, y se mantendrá presentándose periódicamente, así como lo hacen las olas de diferentes alturas que llegan a la orilla de la playa llena de bañistas desprevenidos. Y lo puede hacer porque los coronavirus son expertos en seguir circulando y nunca desaparecen (el coronavirus del SARS a principios de la década de 2000 fue una excepción). Además, no existe sociedad con la capacidad para resistir otro cierre económico, y el virus sabrá aprovechar nuestras salidas.

Por otro lado, aunque no podemos descartar que estamos en una segunda ola de COVID-19, tampoco podemos estar seguros de que este repunte es parte de la primera ola, la que controlamos al comienzo con nuestro esfuerzo colectivo obligado, mientras estuvimos en cuarentena. Pero en algún momento bajamos la guardia, y ahora, aprovechando algún desliz cometido, el virus recupera sus fuerzas y nos golpea. Sea cual fuere el caso: otra ola o un repunte, lo importante es enfocarnos en lo que tenemos que hacer para mantener bajo control la epidemia. Comparto a continuación el contenido de artículo que publique hoy en mi columna de opinión de La Estrella de Panamá. (más…)

Levantamiento progresivo de la cuarentena: balance de la primera semana

Levantamiento progresivo de la cuarentenaTerminó la primera semana de levantamiento progresivo de la cuarentena, con el inicio de las actividades del Bloque 2. En ese período acumulamos más de 3,000 casos nuevos y 54 defunciones, Realizamos más de 1,600 pruebas de laboratorio diarias, de las cuales más del 25% resultaron positivas. Esta realidad, sugiere a primera vista, que la población no ha cumplido con las medidas y hay que volver a la cuarentena. Siguiendo esa línea de pensamiento, el Ministerio de Salud anunció el sábado que, “a partir de este lunes 8 de junio se retornará a la medida de restricción movilidad por horarios de acuerdo al sexo y número de cédula en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, como previamente estaba establecido, recalcando que, la apertura de las empresas del Bloque dos se mantiene, reforzando el seguimiento y evaluación de las guías y protocolos establecidos de bioseguridad dictaminadas por el MINSA”.

No obstante, no perdamos de vista que, este aumento de casos en esta primera semana del levantamiento progresivo de la cuarentena, no es el producto del comportamiento de la población durante la semana. Estos casos se venían incubando desde hace dos o tres semanas y ahora los estamos detectando, porque es ahora cuando hacemos más pruebas, y es ahora cuando hemos reforzado el seguimiento de casos y la trazabilidad de contactos, que, dicho sea de paso, ha sido nuestro talón de Aquiles. (más…)