Seleccionar página

La salud de nuestra ciudad y la experiencia china

La salud de nuestra ciudad y la experiencia chinaCon el propósito de enriquecer el diálogo sobre el tema de la salud de nuestra ciudad, comparto con ustedes, complementadas con fuentes adicionales, las ideas centrales del artículo “Healthy cities: key to a healthy future in China”, publicado hace unos días en la prestigiosa revista The Lancet. Al margen del contenido técnico de la publicación, que podrán apreciar durante su lectura, está la valiosa posibilidad de hacer valer para la salud de nuestra ciudad el promisorio relacionamiento diplomático que recién iniciamos con los chinos, capitalizando mediante convenios recíprocos las experiencias de nuestros amigos para fortalecer la calidad de vida de nuestra ciudad y contribuir a salvaguardar nuestro futuro. Veamos… (más…)

Los medicamentos que necesita nuestra población

El costo de los medicamentos que necesita nuestra poblaciónCuando termine el período de este gobierno, el cual, afortunadamente para la mayoría de los panameños, se encuentra en su último año, el Sector público de salud, de acuerdo a la información oficial de la CSS y el MINSA, habrá tenido a su disposición en sus cinco años en el poder, la nada despreciable suma de 1,600 millones de balboas para comprar los medicamentos que necesita nuestra población. Estamos hablando de más de 300 millones de balboas cada año. Aun así, son frecuentes las quejas de la población por la falta de medicinas en las instituciones públicas, y las excusas variadas por parte de los jerarcas del sector. No le ha quedado más remedio a la población, que pagar de su bolsillo las costosas medicinas (porque en Panamá son más costosas que en la mayoría de los países vecinos), lo que le ha representado al pueblo, de acuerdo con una estimación del 30% del gasto total, una erogación cercana a los 700 millones de balboas en el mismo período, la cual, dicho sea de paso, supera el gasto del MINSA para este rubro. No me cabe duda de que esta erogación “directa” ha afectado la economía de nuestras familias, limitando su desarrollo y en no pocos casos generando pobreza.

Gasto en los medicamentos que necesita nuestra población

Estas cifras ponen en perspectiva la magnitud del negocio de ventas de medicinas a las instituciones de salud del Estado y la necesidad de fortalecer la autoridad reguladora bajo la rectoría del MINSA para desarrollar una gestión efectiva, que garantice el suministro de medicamentos de forma transparente, eficiente y continua. Habría que evaluar además si ha sido suficiente el respaldo político necesario para aprovechar los recursos financieros disponibles y negociar con los proveedores precios razonables, en condiciones de eficiencia, eficacia, seguridad, controles y calidad. No me referiré en esta entrega a la posibilidad de corrupción en el manejo de esta enorme cantidad de dinero, pero como manifestó nuestro arzobispo recientemente “nuestro país continúa herido por la corrupción” y no sería de extrañar que exista, porque es mucho dinero para tentar a los corruptos. En todo caso, concediendo a nuestras autoridades de salud el beneficio de la duda, compartiré algunos principios prácticos para efectuar buenas adquisiciones de productos farmacéuticos, las posibilidades de apoyo internacional, las orientaciones que nos hace ACODECO y la experiencia de nuestros hermanos mexicanos para ampliar el acceso a medicamentos genéricos y reducir el gasto en fármacos. Espero sinceramente que las consideren de utilidad… (más…)

¡Vivimos en una ciudad enferma!

Vivimos en una ciudad enfermaRecientemente me encontré con un artículo de la Organización Mundial de la Salud titulado “la salud debe ser la máxima prioridad de los urbanistas”, el cual me hizo concluir que los panameños vivimos en una ciudad enferma. Somos víctimas de un entorno urbano negativo, al cual me he referido en publicaciones anteriores. Hoy tocaré el tema de la mala calidad del aire que respiramos, lo que afecta seriamente nuestra salud. Estamos obligados a trabajar todos: autoridades municipales y ciudadanos para promover una vida saludable en nuestra ciudad, reforzando las acciones que admito se llevan a cabo, pero no es suficiente, como lo demuestra por ejemplo la reciente publicación de la Prensa cuando afirma que “a los panameños que usan el transporte público les toma 72 minutos trasladarse desde sus casas hacia el trabajo o viceversa. Es decir, que cada día las personas permanecen más de 2 horas transportándose, cuando el promedio en Latinoamérica es de 40 minutos por trayecto…” ¿Quién puede conservar la salud mental luego dos horas diarias de estrés, capeando malos tratos y riesgos de toda clase? Pero vayamos al artículo citado al inicio, el cual tomaré como referente para explicar con detalles las razones por las cuales opino que los panameños no vivimos en una ciudad saludable. Espero que nos invite a reflexionar y actuar para contribuir a superar este grave problema de salud pública. (más…)