Seleccionar página

COVID-19: control de la epidemia en Panamá. ¡Que no se repita la historia!

Control de la epidemia de COVID-19: ¿se repite la historia en espiral?El control de la epidemia en Panamá se encuentra en un momento crítico, y muchos se preguntan si se repetirá la historia del año pasado cuando luego de una meseta y una clama relativa, padecimos el peor repunte que hemos tenido. En ese sentido, para ayudarnos a reflexionar comparto con ustedes, complementado con algunas gráficas, los argumentos centrales de mi artículo de opinión en La Estrella de Panamá el día de hoy.

Aunque esta posibilidad de un repunte ya la hemos enfrentado antes, la diferencia ahora es que nuestros vecinos enfrentan una terrible ola de la enfermedad, la cual ha desbordado su capacidad hospitalaria para enfrentarla y; lo más inquietante, que ya tenemos circulando en el territorio nacional, todas las variantes llamadas de preocupación, las cuales, como sabemos, son más transmisibles y pueden ser más letales. Vayamos al contenido… (más…)

Hay guerra entre las Vacunas COVID-19: pero el balance es positivo para la población

Hay guerra entre las Vacunas COVID-19: pero el balance es positivo para la poblaciónHace un mes manifesté mi sospecha de que existía una guerra entre las vacunas COVID-19, con el propósito de suplir (de forma exclusiva) la demanda por una vacuna efectiva y segura para cerca de 7,000 millones de personas susceptibles de padecer la temida enfermedad; lo cual representaría para la industria farmacéutica entre 31 y 140 billones de dólares, dependiendo del precio de la vacuna que termine dominando el mercado y de la capacidad de compra de los países.

Ya el director de la OMS nos alertó sobre esta posibilidad, al que, “los acuerdos bilaterales, las prohibiciones de exportación, el nacionalismo y la diplomacia de las vacunas están provocando distorsiones en el mercado, con grandes desigualdades en la oferta y la demanda”.

Hoy, ya no me queda duda: hay una guerra entre las casas farmacéuticas de las vacunas COVID-19, pero el balance parece ser positivo para la población, como lo demuestran las noticias que comparto a continuación para actualizar este artículo.

(más…)

Epidemia de COVID-19 en Panamá: ¡señales de alarma!

Epidemia de COVID-19 en Panamá

Situación de la epidemia de COVID-19 en Panamá

La epidemia de COVID-19 en Panamá muestra señales de alrama. Esta semana mostramos una clara tendencia al aumento en casos y defunciones. Además, la positividad de las pruebas de laboratorio aumentó a 5.1%, todo lo cual es una poderosa señal de alarma. El MINSA, con el apoyo intersectorial y de la empresa privada, debe fortalecer la trazabilidad, desde las pruebas de laboratorio, hasta el aislamiento, en población general y en los conglomerados (clústeres) que existan. Puede ser que la población esté bajando la guardia, o que tengamos variantes más agresivas circulando, por lo que también hay que aumentar la vigilancia genómica.

No perdamos de vista que, mientras la humanidad no haya controlado la pandemia y el virus se mantenga en circulación, seguirán surgiendo variantes, tanto en otros países como en el nuestro. Y es muy probable que todas sean más contagiosas o que no les hagan el mismo efecto preventivo las vacunas. Por lo que es vital NO bajar la guardia, redoblar las medidas de protección individual, la trazabilidad, la secuenciación genómica, y ahora, la búsqueda internacional de vacunas de la nacionalidad que sea, pero de efectividad demostrada, para inmunizar a todos los panameños.

En ese sentido, para el día de hoy sábado 8 de mayo, el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) informa que hasta la fecha en Panamá se han aplicado 769,842 dosis de la vacuna contra la COVID-19 en todo el país.

(más…)

Defunciones por COVID-19: ¿cuántas serán aceptables?

Defunciones por COVID-19Los panameños nos preguntamos cuántas defunciones por COVID-19 vamos a seguir padeciendo en el corto, mediano y largo plazo. Muchos, confiados en el avance de la campaña de vacunación, junto con la disciplina ciudadana y el desempeño de las instituciones de salud; abrigan la esperanza de que más pronto que tarde lograremos acabar con la epidemia. Otros, más recelosos, han aceptado que la enfermedad se convertirá en una endemia, y todos los años, a pesar de las vacunas, tendremos brotes o repuntes que, aunque leves, producirán hospitalizaciones y defunciones.

Pero ¿quién tiene la razón? Ojalá y sean los primeros y logremos erradicar el SARS-CoV-2, causante de la COVID-19. Personalmente lo veo difícil, si no imposible, pues estos virus respiratorios se quedan para siempre y la pregunta será ¿cuántas defunciones por COVID-19 estamos dispuestos a aceptar” Para ayudarnos a darle respuesta a esa pregunta, tomaré prestados (en cursivas y entre comillas) los argumentos del excelente artículo de la prestigiosa revista científica NATURE titulado originalmente en inglés “How many COVID deaths are acceptable in a post-pandemic world?”, complementados con información nacional. Aunque la publicación se refiere principalmente a USA, Israel y Europa, los razonamientos ofrecidos son aplicables a nuestra realidad. (más…)

Desinformación en tiempos de COVID-19: una combinación letal

Desinformación en tiempos de COVID-19Sobre la desinformación en tiempos de COVID-19 se han escrito muchos artículos científicos, pero parece que no han sido suficientes para erradicar esta práctica, pues no hay día en el que no nos abrumen en las redes disponibles con noticias alarmistas, sin fundamento científico alguno, las cuales llevan a no pocas personas, a tomar decisiones imprudentes sobre vida y la de su familia. Estas noticias falsas pueden provenir de amigos, grupos de profesionales, medios de comunicación. Todas tienen un denominador común: carecen de fundamento, pero utilizan un lenguaje científico y supuestas citas de estudios irrefutables o comunicados gubernamentales, para convencer de su verdad a los lectores más desprevenidos.

Esta percepción la reconoce la OMS en su Nota de Prensa publicada la semana pasada bajo el título original en inglés “Fighting misinformation in the time of COVID-19, one click at a time”, en el cual subraya que “estas noticias falsas crean un caldo de cultivo para la incertidumbre. La incertidumbre, a su vez, alimenta el escepticismo y la desconfianza, que es el entorno perfecto para el miedo, la ansiedad, las acusaciones con el dedo, el estigma, la agresión violenta y el rechazo de medidas de salud pública probadas, que pueden conducir a la pérdida de la vida”. (más…)