Seleccionar página

Día Mundial de la Diabetes 2019

Día Mundial de la Diabetes 2018El tema del Día Mundial de la diabetes 2019 es: La Familia y La Diabetes y subraya la necesidad de promover que la diabetes puede ser prevenida y controlada. La campaña promueve el acceso asequible y equitativo para las familias a cuidados esenciales, medicamentos y tecnologías, educación para el autocontrol e información necesaria para prevenir la diabetes tipo 2 y lograr resultados óptimos de diabetes.

Prevenir y controlar la diabetes debe ser una de las más altas prioridades de nuestro sistema de salud, la sociedad y las familias. Recordemos que en los últimos 10 años esta enfermedad ha sido responsable directa por el fallecimiento de más de 10,000 personas, de las cuales la mayoría eran mayores de 60 años, afectando casi por igual a hombres y mujeres. Además, en el mismo período más de 50,000 personas fallecieron por causa de enfermedades circulatorias directamente relacionadas a la diabetes, lo que significa que cada día el país pierde cerca de veinte ciudadanos por estos padecimientos. Además, esta situación mantiene una preocupante tendencia al aumento, como lo ratifican los datos que nos ofrecen las estadísticas vitales del INEC que compartiré más adelante.

Sabemos que «no hay soluciones sencillas para combatir la diabetes, se requieren intervenciones coordinadas con múltiples componentes para lograr los cambios necesarios. En eso, todos tenemos un papel que desempeñar en la reducción de los efectos de la diabetes en sus diferentes variantes. El gobierno, los profesionales de la salud, las personas con diabetes, la sociedad civil, los productores de alimentos y fabricantes de productos alimenticios y los proveedores de medicamentos: todos somos partes interesadas. En conjunto podemos hacer una contribución importante para detener el aumento de la diabetes y mejorar la calidad de vida de las personas que tienen la enfermedad»

Espero que este breve recordatorio nos sirva a redoblar el compromiso con prevenir la diabetes mediante políticas de salud pública y cambios de estilo de vida saludable que promueven una dieta sana, actividad física, y un peso corporal saludable. (más…)

La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible: ¿hacemos lo suficiente?

La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible: ¿hacemos lo suficiente?Hace cuatro años la Asamblea General de la ONU adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia. Las autoridades presentes, en nombre de los países que representaban (nosotros), reconocieron que la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones, incluida la pobreza extrema, es el mayor desafío a que se enfrenta el mundo y constituye un requisito indispensable para el desarrollo sostenible. En virtud de ello se comprometieron a trabajar sin descanso a lograr el desarrollo sostenible en sus tres dimensiones (económica, social y ambiental) de forma equilibrada e integrada.

Cuatro años después de su adopción, el más reciente reporte de NNUU señala que “el plan aprobado por los líderes mundiales para crear un planeta más justo y saludable presenta avances en algunas áreas, como la reducción de la pobreza extrema, la inmunización generalizada, la disminución de las tasas de mortalidad infantil y el aumento del acceso de las personas a electricidad, pero advierte que esos avances son demasiado lentos”. El informe subraya que “pese a la riqueza de las acciones desplegadas para cumplir con los ODS, las personas más vulnerables continúan siendo las que más sufren”. Además, recalca que “estamos perdiendo la carrera contra el reloj en la contención del cambio climático que pone en peligro cualquier logro”.

Por nuestra parte, de acuerdo con informe voluntario que presentamos en el Foro político de alto nivel para el desarrollo sostenible, celebrado en julio de 2017 en la sede de NNUU, subrayamos que: “durante la última década la magnitud del gasto social fue sostenida, pero al mismo tiempo se mantuvo la exclusión y la desigualdad. Con ello se confirma que la política pública en Panamá, más que desafíos de carácter presupuestarios, parece enfrentar problemas en materia de su adecuación y pertinencia para ofrecer servicios e intervenciones efectivas, según ciclo de vida en contextos de pobreza, riesgo social y vulnerabilidad”. El Informe también hace énfasis en el estado de situación, políticas y programas y desafíos de los ODS 1, 2, 3, 5, 9 y 14.

Comparto a continuación un resumen de los desafíos que nos presenta el único informe nacional disponible para los ODS que seleccionó el informe. No omito subrayar la necesidad de actualizar el avance en el logro de ODS, incluyéndolos todos, en especial el ODS 4: Educación de calidad, el cual inexplicablemente no fue incluido en el informe, y, lo más importante, mantener la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en el corazón mismo del quehacer de nuestro gobierno en este quinquenio. (más…)

Salud en la reforma de la Constitución: ¿son necesarios los cambios propuestos?

Salud en la reforma de la Constitución: ¿son necesarios los cambios propuestos?¿Debe estar incluida la Salud en la reforma de la Constitución?, ¿son necesarios los cambios propuestos por los diputados? Para contestar esta preguntas compartiré con ustedes mi artículo del mismo título, publicado hoy en La Estrella de Panamá, añadiendo, cuando sea necesario, algún texto complementario.

Para comenzar, subrayo que, las reformas propuestas en los Artículos sobre salud en el Capítulo VI de la Constitución vigente, no fueron contempladas en el anteproyecto de Reformas Constitucionales consensuado por el plenario del Consejo de la Concertación Nacional para el Desarrollo, el cual fue acogido por el Consejo de Gabinete y sometido como proyecto de Acto Constitucional a la consideración de la Asamblea Nacional. Se trata pues de una ocurrencia de nuestros honorables diputados que buscaría, de acuerdo al significado de reformar: “mejorar, enmendar, actualizar o innovar”, el texto constitucional vigente.

Es importante hacer este señalamiento inicial, pues se supone que esta opción colocar la salud en la reforma de la Constitución, fue discutida ampliamente por los miembros de la Concertación, entre los cuales hay profesionales con sobrada capacidad y experiencia en el sector salud, y al final no lo consideraron necesario. Pero… los primeros pudieron estar equivocados, o más preocupados en otros temas (justicia, economía, política, etc.) y “se les escapó” la posibilidad de incluir la salud en la reforma de la Constitución, como sí hicieron los diputados.

En todo caso, parece que ninguno de los dos grupos tomó en cuenta que todo el articulado constitucional vigente (palabras más o menos), data de nuestra Constitución Política de 1972. Debió modificarse a medida que iban surgiendo conocimientos y propuestas sobre Salud Pública, en especial lo relativo al nuevo perfil epidemiológico de la población panameña, los determinantes sociales de la salud, la cobertura universal de salud, el desarrollo de las redes integradas de servicios de salud, etc. Este no fue el caso, por lo que debería ser incorporado en el debate que retomaremos en el 2020.

Dicho eso, démosle un vistazo a lo que dice la Constitución vigente, con algunos comentarios míos, comparémoslo con lo que proponen los honorables diputados y decidamos si merece nuestro respaldo o no. (más…)