Seleccionar página

Participación y liderazgo de las personas con discapacidad: ¡hagamos que todas cuenten!

Participación y el liderazgo de las personas con discapacidadEste año el tema del Día Internacional de las Personas con Discapacidad es «Participación y liderazgo de las personas con discapacidad: Agenda de Desarrollo 2030«. Se centra en el empoderamiento de las personas con discapacidad para un desarrollo inclusivo, equitativo y sostenible, como se pedía en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que se compromete a «no dejar a nadie atrás» y considera la discapacidad como una cuestión transversal en la implementación de sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Recordemos que las personas con discapacidad son la “minoría más amplia del mundo”, tienen menos oportunidades económicas, peor acceso a la educación y tasas de pobreza más altas. Eso se debe principalmente a la falta de servicios que les puedan facilitar la vida (como acceso a la información o al transporte) y porque tienen menos recursos para defender sus derechos. A estos obstáculos cotidianos se suman la discriminación social y la falta de legislación adecuada para proteger a las personas con discapacidad.

En el contexto del compromiso con “no dejar a nadie atrás”, la participación y liderazgo de las personas con discapacidad comienza con el conocimiento actualizado de cuántas personas son, dónde viven, qué hacen, y, a partir de ese conocimiento, brindar oportunidades de educación de calidad, facilitar el acceso a empleos dignos y bien remunerados que permitan el crecimiento económico y acaben con la injusta desigualdad que padecen las personas con discapacidad.

Pero en el Panamá de los rascacielos y el desarrollo económico desigual, los gobiernos anteriores no demostraron la suficiente voluntad política de atender las necesidades de más de 600,000 compatriotas que viven con alguna discapacidad. Ni siquiera actualizaron los datos sobre la situación de estos panameños, ofreciendo excusas triviales, limitándose a dejarlos atrás, incumpliendo sus compromisos con ellos y sus familias. (más…)

La ciudad de la salud: “el cuento de nunca acabar”

Ciudad de la saludLa ciudad de la salud es ya “el cuento de nunca acabar”. Es un recordatorio silencioso (¡y muy costoso!) de la ineficiencia, desorganización, y del clientelismo de todo tipo, que ha favorecido la corrupción impune que ha estado presente en la gestión pública panameña de los últimos tiempos.

Y ahora, para aumentar la incertidumbre y el desconsuelo de los panameños, resulta que “el contrato de la CSS con el Consorcio Construcciones Hospitalarias, S.A., está en evaluación por las autoridades, dado el incumplimiento de la fecha de entrega de la primera y segunda fase”. Además, informan las autoridades de la CSS que «se está negociando la salida del proyecto del Instituto Oncológico Nacional (ION), para retomar los trabajos del Hospital de Especialidades Pedriáticas Omar Torrijos Herrera”.

Así lo resalta el excelente reportaje publicado ayer por el diario La Prensa cuando informa que “el futuro del proyecto de la Ciudad de la Salud está sin definir, ya que la Caja de Seguro Social evalúa los efectos contractuales de una supuesta rescisión del contrato y lo que implicaría para la institución”. De acuerdo con la noticia, “la situación obedece a que el Consorcio Construcciones Hospitalarias, S.A., a cargo de la obra, no ha cumplido con las fechas de entrega de las primera y segunda fase”. Y, como si fuera poco, “tampoco ha presentado un nuevo cronograma de entrega de las obras, por lo que está en incumplimiento”.

Se describe la grave lesión a nuestro patrimonio, al explicar que “la obra, que empezó a ser construida en mayo de 2012 y que debía estar lista en mayo de 2015, tiene un atraso de cuatro años y un avance general de 65%. Por su parte, la CSS ya desembolsó por la construcción de la Ciudad de la Salud $323.5 millones de los $554.2 millones en que está valorado el proyecto hasta esta fecha. Esta cifra incluye una adenda de $36.7 millones aprobada en 2017 para realizar 11 cambios solicitados en la obra. Quedando un saldo por pagar equivalente a los $230.7 millones”. (más…)

Sistema de pensiones de la CSS, ¡al fin van a enfrentar el tema!

Sistema de pensiones de la CSSEl director de la CSS acaba de asegurar en reunión con el CONEP, que su administración va a enfrentar el tema del sistema de pensiones de la CSS. Manifestó que están elaborando un informe sobre la situación heredada por la institución, el cual contendrá detalles sobre la situación del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM). También se refirió a su plan estratégico de trabajo, el cual me gustaría ver publicado en la página Web de la institución, a fin de que los asegurados le demos el seguimiento correspondiente. Confío en que el nuevo Director cumpla con esta promesa y nos proporcione lo antes posible la esperada información veraz sobre el estado de las finanzas de la CSS.

Sobre estas declaraciones del Director, yo tengo dos reflexiones. La primera es que los asegurados no solo esperamos el informe actuarial pendiente desde hace muchos años. Como señala el mismo, todos en Panamá sospechamos que existen claros riesgos para el sistema de pensiones de la CSS, que, a partir del próximo año la institución entrará en déficit de caja, y en el 2025 no habrá reservas. Pero tan importante es saber ¿Qué va a proponerse para garantizar la continuidad del sistema de pensiones de la CSS? Y esa es mi segunda reflexión.

Como señalé en una publicación previa sobre este tema, los panameños queremos que el sistema de pensiones de la CSS nos asegure una pensión suficiente para vivir de forma digna y cómoda al jubilarnos. Pero, ¿de cuáles panameños estamos hablando? Al margen de las consideraciones de clase social o ingreso económico que son harto conocidas, hay que pensar en términos de edad y valores de la mayoría de los panameños. La primera tarea del Director, debe ser preguntarles a nuestros trabajadores (no jubilados y menores de 60 años), que son la mayoría, ¿cuál es el sistema de pensiones que quieren? Estamos dando por sentado que todos en Panamá preferimos el fondo público y que todos abrazamos el principio de la solidaridad entre generaciones, y entre ricos y pobres. Puede que no sea el caso y las nuevas generaciones, sin dejar de ser solidarios, piensen diferente en cuanto a la mejor opción de sistema de pensiones para todos. (más…)