Seleccionar página

Epidemia de COVID-19 en Panamá: «el aumento de los fallecidos requiere de una exhaustiva investigación que nos permita conocer las causas y proponer soluciones inmediatas»

Mapa Panamá julio

Situación de la epidemia de COVID-19 en Panamá

El día de hoy, el MINSA reportó 988 casos nuevos, alcanzado un total de 36,983 casos confirmados, que representa el 0.8% de la población nacional. También reportó 22 defunciones hoy, sumando 720 defunciones lo que arroja una tasa de letalidad que se mantiene en 1.94%. Además, 17,523 pacientes permanecen en aislamiento, de los cuales 16,878 están en casa y 645 se encuentran en hoteles. Un total de 825 se mantienen hospitalizados en sala y 154 pacientes están en unidad de cuidados intensivos.

Estas cifras significan, además, que tenemos 866.11casos acumulados por 100 mil habitantes (tercer lugar entre los países de las Américas), y 16.86 defunciones por 100 mil habitantes (octavo lugar entre los países de las Américas). Por otro lado, se contabilizan 17,761 pacientes recuperados (aumentó al 48% del total de casos acumulados).

Hoy se efectuaron un total de 3,202 pruebas, para sumar 141,283 pruebas de laboratorio acumuladas, para un porcentaje de positividad de 28%, lo cual nos ha permitido detectar esos casos y tomar las medidas pertinentes. No obstante, el porcentaje elevado de pruebas positivas, no es una buena noticia porque significa que todavía tenemos un importante porcentaje de personas positivas, que probablemente son asintomáticas, no las hemos detectado, no guardan las medidas de protección personal, y, sin saberlo, andan esparciendo el virus en las calles, en sus trabajos y en sus casas.

La siguientes gráficas muestra el comportamiento de los casos y defunciones desde el 1 de junio. Es evidente la clara tendencia al aumento y disminución de los casos reportados en relación con el número de pruebas realizadas. También es evidente el aumento de los fallecidos, lo que requiere de una urgente y exhaustiva investigación que nos permita conocer las causas y proponer soluciones inmediatas. Debemos redoblar el esfuerzo en llegar a 4,000 pruebas diarias y sumar a la comunidad organizada en las intervencionoes para: detectar, aislar, rastrear, detectar, aislar y tratar. Pero, subrayo, si seguimos produciendo casos, vamos a colapsar los servicios de salud y tendremos que volver a la cuarentena total.

(más…)

La COVID-19: el camino a seguir…

la COVID-19: el camino a seguirTerminó el mes de junio, acumulamos más de 20,000 casos y cerca de 300 defunciones por la COVID-19 en el mes, con una clara tendencia al aumento de casos y defunciones para el mes de julio. Eso nos llena de angustia y desesperación y motiva que más de uno prefiera quedarse confinado en su casa y utilice las redes sociales para hacer un llamado a la cuarentena total. Otro grupo de ciudadanos argumenta a favor de la necesidad de seguir avanzando en el levantamiento progresivo y asimétrico de la cuarentena original, aumentando el tiempo de los ciudadanos para salir de sus casas, a la vez que se promueve la apertura de los demás bloques de la actividad económica. Pero no se trata de decidir entre la opción de confinarnos o la opción de salir a trabajar. Debemos aprender a vivir con el virus, utilizando todas las estrategias que conocemos para derrotarlo.

Como señalé la primera semana de mayo, la estrategia de supresión que hemos seguido en Panamá, la debemos mantener y fortalecer hasta que aparezca la vacuna contra la COVID-19 y se proteja con ella a toda la población. Pero eso no implica paralizar durante todo ese tiempo nuestras vidas y eliminar toda actividad económica. Implica medidas muy estrictas al principio, por unas pocas semanas, como las que llevamos a cabo al inicio, y luego ir abriendo poco a poco la actividad, como venimos haciendo desde el 1 de junio. En ese sentido, les corresponde a las autoridades de salud, proponer y guiar los ritmos de restricción o relajamiento, siempre en coordinación con el sector empresarial.  Los criterios tienen que ser el resultado de ponderar riesgo a la salud e importancia para la sociedad; esto requiere una granularidad mucho mayor, hasta el nivel de cada negocio especifico, donde se pueden evaluar comportamientos riesgosos. Además, para ser efectivos, se requiere de la participación de la ciudadanía activa en la gestión de la vuelta a la normalidad. (más…)

No te distraigas y mantente enfocado

No te distraigas y mantente enfocadoLa semana pasada, en medio de un escenario político muy complejo, caracterizado por cambios en el nivel político, estratégico y técnico del Ministerio de Salud, el país reportó en siete días 5,656 casos nuevos de COVID-19, y 83 defunciones, las cifras más elevadas para cualquier semana desde que enfrentamos la epidemia de COVID-19 en el país. Adicionalmente, el día de ayer, el MINSA reportó 765 casos nuevos, alcanzado un total de 33,550 casos confirmados, que representa el 0.7% de la población nacional. También reportó 631 defunciones lo que arroja una tasa de letalidad de 1.88%. Por otro lado, el número reproductivo efectivo (RT) se ubica en 1.42 para el país, lo cual indica que la velocidad a la que se está propagando el virus ha disminuido levemente.

Por otro lado, hasta ayer se han realizado un total de 130,776 (1,981 nuevas) pruebas para detectar COVID-19, lo cual nos ha permitido detectar esos casos y tomar las medidas pertinentes. No obstante, cerca del 30% han resultado positivas, lo cual no es una buena noticia porque significa que todavía tenemos un importante porcentaje de personas positivas, que probablemente son asintomáticas, no las hemos detectado, no guardan las medidas de protección personal, y, sin saberlo, andan esparciendo el virus en las calles, en sus trabajos y en sus casas. Como consecuencia de ese incremento sostenido de casos, desde junio ha ido en aumento el número de pacientes, tanto en salas de hospitalización como en las unidades de cuidados intensivos. Situación que tiene al sistema de salud, incluido el personal que atiende a los enfermos, al borde del colapso, y obliga a redoblar el esfuerzo en todos los frentes.

Comparto a continuación el contenido de mi artículo de opinión publicado en La Estrella de Panamá, en el cual señalo que, a pesar de este panorama, todavía estamos a tiempo para frenar esa escalada de casos y defunciones, siempre y cuando nos mantengamos enfocados. (más…)

Los jóvenes y el COVID-19

Los jóvenes y el COVID-19En esta entrega sobre los jóvenes y el COVID-19 pongo de relieve el impacto que tiene la enfermedad en la salud de nuestra juventud, en su situación económica y en su futuro, pues la enfermedad afecta principalmente a la población joven, aunque es causa de pocas defunciones.

Sobre esto último, hay la creencia entre muchos jóvenes, de que no les va a pasar nada si se contagian, se sienten inmunes a la enfermedad, y no toman suficientes precauciones para evitar el contagio. Pero eso no es del todo cierto, por lo que no debe ser motivo de exceso de confianza. Cada año fallecen en el territorio nacional, cerca de 500 jóvenes por enfermedades del sistema circulatorio, diabetes, y la enfermedad por el VIH, lo que indica que hay un importante número de jóvenes viviendo con factores de riesgo relacionados con los estilos de vida perjudiciales para la salud y, por ende, en riesgo de complicarse si son contagiados por la COVID-19. También, como es el grupo que sale a trabajar todos los días, tiene mayores posibilidades de contagiar a sus familiares en casa. Comparto a continuación el contenido de mi artículo de opinión sobre el tema, publicado hoy en La Estrella de Panamá. (más…)

Enfermedades no transmisibles y COVID-19: un dúo mortal

Enfermedades no transmisibles y COVID-19La asociación entre las enfermedades no transmisibles y COVID-19 es un dúo mortal. Así lo manifesté en mi reciente artículo en la columna de opinión de la Estrella de Panamá, en la cual me referí al impacto de estas enfermedades, los factores de riesgo asociados, y el mayor riesgo que tienen de fallecer por COVID-19, las personas que las padecen.

Comienzo subrayando que, las enfermedades del sistema circulatorio, en especial la hipertensión arterial; junto con la diabetes mellitus, la obesidad y el tabaquismo, son hasta ahora las principales enfermedades concomitantes y factores de riesgo presentes en la mayoría de los fallecidos por el COVID-19. También se consigna la edad, pero sospecho que muchas de las personas en las que se reporta la edad como único factor de riesgo, sufrían de alguna enfermedad concomitante, y probablemente no lo sabían, porque nuestro modelo de atención está centrado en detectar enfermos y, por ende, identifica como tales, a aquellos que acuden a los establecimientos en busca de atención porque se sienten enfermos. No hacemos lo suficiente por detectar factores de riesgo, prevenir enfermedades crónicas y promover los estilos de vida saludables. (más…)

¿Enfrentamos una nueva ola de COVID-19?

Enfrentamos una nueva ola de COVID-19Muchos panameños se preguntan si enfrentamos una nueva ola de COVID-19, o se trata de un repunte de casos. La pregunta es válida, porque la semana pasada, sumamos 4,303 casos nuevos a los que venimos acumulando, pero también realizamos 14,050 pruebas de laboratorio. Estas cifras, a las que tenemos que añadirle con mucho dolor, las 44 defunciones adicionales en el período; son las más elevadas para una semana desde que inició la epidemia en el país. Es cierto que nos llenan a todos de angustia, pero no podemos caer en la desesperación y comenzar a echarnos la culpa los unos a los otros. Necesitamos analizar con transparencia las razones de estos números y preguntarnos ¿qué tenemos que hacer para seguir avanzando juntos hacia la recuperación de la economía, mientras cuidamos de la salud. No es la hora de paralizarnos y volver al encierro de hace dos semanas, que solo traería más sufrimiento y descomposición social de la que venimos padeciendo.

Lo primero que me viene a la cabeza frente a esta nueva realidad, es que podríamos estar frente a una segunda ola de la enfermedad. Esto porque el virus llegó para quedarse, y se mantendrá presentándose periódicamente, así como lo hacen las olas de diferentes alturas que llegan a la orilla de la playa llena de bañistas desprevenidos. Y lo puede hacer porque los coronavirus son expertos en seguir circulando y nunca desaparecen (el coronavirus del SARS a principios de la década de 2000 fue una excepción). Además, no existe sociedad con la capacidad para resistir otro cierre económico, y el virus sabrá aprovechar nuestras salidas.

Por otro lado, aunque no podemos descartar que estamos en una segunda ola de COVID-19, tampoco podemos estar seguros de que este repunte es parte de la primera ola, la que controlamos al comienzo con nuestro esfuerzo colectivo obligado, mientras estuvimos en cuarentena. Pero en algún momento bajamos la guardia, y ahora, aprovechando algún desliz cometido, el virus recupera sus fuerzas y nos golpea. Sea cual fuere el caso: otra ola o un repunte, lo importante es enfocarnos en lo que tenemos que hacer para mantener bajo control la epidemia. Comparto a continuación el contenido de artículo que publique hoy en mi columna de opinión de La Estrella de Panamá. (más…)