Seleccionar página

Transformación del modelo de desarrollo en ALC

Comparto un resumen de las conclusiones y los invito a la lectura completa de la publicación de la CEPAL dedicada a analizar la dinámica de la globalización y los desafíos de política para la transformación del modelo de desarrollo en América Latina y el Caribe, subrayando claramente la necesidad de un nuevo enfoque basado en la producción, inclusión y sostenibilidad.

Tiene gran importancia para nosotros pues _ como señala de entrada la publicación, y me permito parafrasearla _ en un contexto regional e internacional de bajo crecimiento, alta inflación y creciente desigualdad, nuestro país necesita enfocar sus políticas no solo hacia la reactivación de los sistemas económicos y productivos, sino también hacia su reconstrucción y transformación para avanzar hacia una economía con bajas emisiones de carbono y alto contenido tecnológico que nos permita enfrentar el cambio climático y reducir las brechas, heterogeneidades estructurales y dualismos históricos que nos caracterizan y alcanzar el desarrollo sostenible para todos en todos los lugares.

Resumen de las Políticas para la transformación del modelo de desarrollo

  • “El análisis desarrollado demuestra claramente que los fuertes efectos de la sucesión de crisis que vienen golpeando a la región durante más de un decenio se han combinado con problemas estructurales de larga data, como la falta de diversificación de su economía hacia sectores cuya competitividad se basa en el aumento de la productividad, el desarrollo tecnológico y el dinamismo de la demanda mundial; la insuficiente creación de empleos de calidad, y la persistencia de elevados niveles de informalidad laboral, pobreza, pobreza extrema, desigualdad y discriminación vinculados con la permanencia de una cultura del privilegio”.
  • “Superar esos problemas y los efectos cerrojo que frenan a la región y la mantienen en una trayectoria de lenta inversión y de bajo crecimiento exige no solo poner en marcha políticas macroeconómicas para el desarrollo sostenible, sino también aplicar una amplia gama de políticas de desarrollo sostenible, productivo, sociales y ambientales con una fuerte dimensión sectorial. En síntesis, implica avanzar en un agenda de crecimiento económico, inclusión social y sostenibilidad ambiental compatible con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y sus Objetivos”.
  • “De la amplia gama de estrategias y políticas propuestas en este documento, surgen algunos elementos que deben destacarse. El primero es la urgencia de actuar para recuperar la inversión y el crecimiento La permanencia de la restricción externa obliga a avanzar rápidamente en el cambio estructural, al tiempo que la crisis ambiental refuerza la necesidad de que ese cambio priorice sectores y esferas de actividad que contribuyan significativamente a la sostenibilidad y al desarrollo sostenible ”.
  • “En segundo lugar, en los análisis y las propuestas con alcances sectoriales y generales, se reitera que el papel del Estado es crucial e insustituible en todas sus dimensiones, desde la articulación de propuestas y la provisión de financiamiento en una escala poco accesible para el sector privado hasta la determinación de modelos de regulación y la formulación y aplicación de políticas. Además, frecuentemente se ha resaltado la necesidad de realizar cambios en la estructura y las acciones del Estado para aumentar su eficiencia y eficacia en la provisión de servicios y en la aplicación de políticas destinadas a impulsar grandes inversiones y el desarrollo sostenible productivo para la sostenibilidad económica, social y ambiental”.
  • “En tercer lugar, cabe subrayar la necesidad no solo de articular las políticas sectoriales con las de alcance general, sino también de generar ámbitos de negociación, decisión y acción entre los actores implicados, reconociendo sus diferentes capacidades, ventajas y limitaciones. Entre estos actores, destacan los más perjudicados por la pandemia y la inflación, como es el caso de los hogares de los quintiles más pobres en la distribución del ingreso, las mujeres, los niños, niñas y adolescentes, los pueblos originarios, los afrodescendientes y las poblaciones migrantes. Si bien estos colectivos sociales son muy heterogéneos y en su interior coexisten diferentes condiciones económicas y sociales, una de sus características generales es su vulnerabilidad a los choques internos y externos, de los que tampoco están exentos muchos hogares de los estratos de ingresos medios. Tal vulnerabilidad también está presente en un amplio segmento del mundo empresarial, particularmente en las microempresas y las pequeñas empresas y en la economía social y solidaria, es decir, en las unidades que proveen la mayor parte del empleo en todas las economías de la región”.
  • “Para articular alternativas de política destinadas a abordar un universo tan amplio de problemas, el documento se ha reiterado la necesidad de avanzar en los pactos fiscales, productivos, sociales y ambientales indispensables para superar los problemas de la coyuntura actual y transitar a largo plazo hacia sociedades sostenibles, cohesionadas y resilientes, características que implican avanzar hacia la concreción de Estados de bienestar en el marco de una sociedad del cuidado.
  • El camino hacia esta visión de la sociedad conlleva una conjunción de esfuerzos en las tres áreas siguientes: la sostenibilidad, porque sin ella seguiremos en una trayectoria hacia la catástrofe ambiental; la inclusión, porque es imprescindible para avanzar hacia Estados de bienestar en sociedades más igualitarias, y la producción, porque sin ella no habrá ni recursos ni buenos empleos para hacer realidad esas aspiraciones. De ahí el mensaje y el título de este documento sobre la transformación del modelo de desarrollo.
A %d blogueros les gusta esto: