Seleccionar página

Efectos de la comida chatarra en la salud y en la generación de carbono

Efectos de la comida chatarra en la salud y en la generación de carbonoPara conversar sobre los efectos de la comida chatarra en la salud y en la generación de carbono, me valdré de un brevísimo resumen de la información que nos ofrece la Organización Panamericana de la Salud en su publicación «Consumo de alimentos y bebidas ultra-procesados en América Latina: Tendencias, impacto en obesidad e implicaciones de política pública». Complementaré compartiendo las ideas centrales del excelente artículo titulado “El precio real de la comida chatarra”, publicado el día de ayer en La Estrella de Panamá. Al final, hago una  reflexión donde me pregunto: ¿Por qué, a pesar de conocer los efectos de la comida chatarra en la salud, somos así, descuidados y poco importa? (más…)

Alimentos ultraprocesados en nuestra mesa: ¿qué podemos hacer?

Alimentos ultraprocesados en nuestra mesaLos alimentos ultraprocesados, las bebidas azucaradas y la comida rápida, que presentan una pobre calidad nutricional, están reemplazando a las comidas caseras más nutritivas de las dietas de las familias en América Latina y El Caribe, lo que genera efectos alarmantes en la salud y requiere de regulaciones por parte de los gobiernos para revertir esta tendencia. Así no informa la Organización Panamericana de la Salud, OPS, en el nuevo informe Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: ventas, fuentes, perfiles de nutrientes e implicaciones.

El nuevo informe, el segundo en su tipo publicado por la OPS, muestra que las ventas de alimentos y bebidas ultraprocesados crecieron en 8,3% de 2009 a 2014, el último año para el que se contaba con datos, y prevé que han aumentado otro 9,2% en 2019.

De acuerdo con los expertos de la OPS, “la tendencia es impulsada por el marketing y la publicidad irrestricta de estos productos en un mercado que está prácticamente desregulado en la región. Subrayan además que “necesitamos que los gobiernos establezcan políticas para restringir las ventas de estos productos. Los ultraprocesados no pueden ser la base de nuestra alimentación, no pueden ser un producto esencial en nuestras dietas”. El panameño que sale de su casa en la madrugada, para poder llegar a tiempo a su trabajo, y regresa en la noche, cansado y con hambre, debería tener otra opción que consumir alimentos ultraprocesados en cualquiera de los expendios que ofrecen comida rápida más barata que una comida saludable.

Este asunto de los alimentos ultraprocesados (comida chatarra), lo he tocado en varios artículos previos, pero es obligatorio insistir en sobre el tema, pues la obesidad, que tiene sus raíces en una mala alimentación y falta de ejercicio, está directamente relacionada con las enfermedades no transmisibles, y es causa directa o indirecta de miles de defunciones en el país.

Vemos los mensajes centrales de la Nota de Prensa que nos ofrece la OPS, y las recomendaciones del Informe señalado. (más…)

Bebidas azucaradas, enfermedad y muerte

No a las bebidas azucaradasEl consumo de bebidas azucaradas, aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad infantil. Esta, a su vez, aumenta el riesgo de obesidad, enfermedades no transmisibles, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Así nos lo recuerda la Organización Mundial de la Salud, subrayando que los niños obesos o con sobrepeso tienen además un mayor riesgo de padecer problemas de salud graves, como diabetes de tipo 2, hipertensión arterial, asma y otros problemas respiratorios, trastornos del sueño y hepatopatías. Asimismo, pueden sufrir efectos psicológicos, como baja autoestima, depresión y aislamiento social.

A pesar de ello, nuestra Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), pidió al presidente de la República el veto parcial al proyecto de ley No. 570 «que crea el plan de acción para mejorar la salud y dicta otras disposiciones para establecer el impuesto selectivo al consumo de bebidas azucaradas y los criterios para su uso«.

Alegan los miembros de la prestigiosa organización, que la medida coloca a la industria en desventaja competitiva con otros países de la región, con las consecuencias de la reducción de la inversión industrial y la posible pérdida de empleos. Que no solucionará los problemas de salud que tiene la población, y que se debía educar a la población panameña en la promoción de planes de acción que incentiven hábitos de vida saludable.

La verdad es que la noticia me sorprendió, pues la CCIAP propone en su propuesta de Agenda País 2019-2024, “darles prioridad a las acciones de fomento de la salud, y prevención de enfermedades”. Por esa razón consideré necesario compartir en esta entrega, información adicional para animar a la CCIAP a sumarse a esta iniciativa de Ley, que con seguridad nos beneficiará a todos. Porque, sépanlo: la evidencia científica, epidemiológica y clínica, demuestra que el consumo de bebidas azucaradas no sólo se asocia a obesidad y diabetes, sino también al desarrollo de enfermedades cardiovasculares que son la principal causa de muerte en Panamá. No basta pues con actividad física y promoción de estilos de vida saludables. Son necesarios, pero no suficientes. Veamos alguna información valiosa para sustentar mis planteamientos. (más…)

Redefinir el entorno alimentario para reducir las enfermedades no transmisibles

redefinir el entorno alimentarioRedefinir el entorno alimentario para reducir las enfermedades no transmisibles es el título del excelente artículo de Opinión que nos ofrecen los doctores Anselm Hennis y Fabio Gomes en la página Web de la Organización Panamericana de la Salud.

Para los panameños este es un tema de vital importancia, pues como lo demuestran las cifras oficiales, el 60% de las defunciones ocurridas en el territorio nacional todos los años (más de 10,000) son consecuencia de las principales enfermedades no transmisibles, la mayoría de ellas relacionadas en forma directa con estilos de vida asociados a factores de riesgo para la salud, los cuales favorecen la aparición de obesidad o sobrepeso, dislipidemias, hipertensión arterial, diabetes mellitus y enfermedad renal. Todas relacionadas con los malos hábitos alimentarios, en especial con la ingesta rutinaria de grasas trans. Y no perdamos de vista el impacto socioeconómico de las ENT, pues es sabido que éstas constituyen una importante amenaza para el crecimiento económico y el desarrollo potencial de las naciones, pues son responsables de gastos de bolsillo significativos en los servicios de salud, y contribuyen al empobrecimiento de las familias.

En ese contexto, comparto a continuación el texto completo del artículo arriba señalado y los invito reflexionar sobre la necesidad de modificar nuestros estilos de vida, redefinir el entorno alimentario y cuidar a salud. (más…)

Reducir el consumo de sal: imperativo vital

Reducir el consumo de sal: imperativo para la salud cardiovascularLa semana pasada la OPS lanzó nuevas metas para reducir el consumo de sal en la población y prevenir enfermedades cardiovasculares. De acuerdo con la Nota de Prensa de la Organización, “las metas establecen reducciones graduales del contenido de sodio en alimentos envasados frecuentemente consumidos, algo que contribuirá a disminuir la ingesta de sal a menos de 5 gramos diarios por persona”.

Para los panameños este asunto es un imperativo de vida o muerte, pues le echamos demasiada sal a la comida y nos encantan los productos procesados y ultra procesados, de donde proviene la mayor parte del sodio consumido en la dieta. Veamos la Nota de Prensa de la OPS y hagamos el esfuerzo por reducir el consumo de sal y cuidar nuestra salud cardiovascular. (más…)