Seleccionar página

El futuro de la humanidad se juega en las ciudades

El futuro de la humanidad se juega en las ciudades: ciudad de PanamáEl futuro de la humanidad se juega en las ciudades, así lo señala con propiedad y contundencia la ONU en reciente Nota de Prensa sobre este vital asunto. Y comienza subrayando que, “acuerdos tan importantes como el de París, y la Agenda 2030 sobre desarrollo sostenible, dependen en gran parte de las acciones locales de las ciudades, las mayores productoras de contaminación y desechos a nivel mundial. Por esa razón, alcaldes de todo el mundo se están uniendo para compartir iniciativas y pedir más apoyo para que esos hitos se conviertan en una realidad para el planeta”.

Este es un tema vital para los panameños, pues nuestra capital no es una ciudad saludable. Si lo fuera, cumpliría con la sencilla definición que nos ofrece la Organización Mundial de la Salud, OMS: “aquella que está constantemente creando y mejorando el entorno físico y social que desarrolla los recursos comunitarios que permiten a las personas se ayudan mutuamente en la realización de todas las funciones vitales y desarrollar todo su potencial” Y, nos viene advirtiendo desde hace algún tiempo que “el entorno urbano tiene un impacto directo en la salud de los habitantes, y destaca el papel fundamental de la planificación urbana en la consecución de un siglo XXI saludable”.

En ese sentido, aunque sobre el tema he compartido en este blog varios artículos, en los que he descrito las características de las ciudades sostenibles y resilientes, así como recomendaciones y compromisos acordados en los diversos foros en los que hemos participado, consideré pertinente para todos, y en especial para nuestro alcalde, compartir un breve resumen de los mensajes centrales de la Nota de Prensa citada antes. Recomiendo su lectura completa, pues, como afirma la ONU, el futuro de la humanidad se juega en las ciudades… (más…)

¡Vivimos en una ciudad enferma!

Vivimos en una ciudad enfermaRecientemente me encontré con un artículo de la Organización Mundial de la Salud titulado “la salud debe ser la máxima prioridad de los urbanistas”, el cual me hizo concluir que los panameños vivimos en una ciudad enferma. Somos víctimas de un entorno urbano negativo, al cual me he referido en publicaciones anteriores. Hoy tocaré el tema de la mala calidad del aire que respiramos, lo que afecta seriamente nuestra salud. Estamos obligados a trabajar todos: autoridades municipales y ciudadanos para promover una vida saludable en nuestra ciudad, reforzando las acciones que admito se llevan a cabo, pero no es suficiente, como lo demuestra por ejemplo la reciente publicación de la Prensa cuando afirma que “a los panameños que usan el transporte público les toma 72 minutos trasladarse desde sus casas hacia el trabajo o viceversa. Es decir, que cada día las personas permanecen más de 2 horas transportándose, cuando el promedio en Latinoamérica es de 40 minutos por trayecto…” ¿Quién puede conservar la salud mental luego dos horas diarias de estrés, capeando malos tratos y riesgos de toda clase? Pero vayamos al artículo citado al inicio, el cual tomaré como referente para explicar con detalles las razones por las cuales opino que los panameños no vivimos en una ciudad saludable. Espero que nos invite a reflexionar y actuar para contribuir a superar este grave problema de salud pública. (más…)

Salud para todos: ¿qué hacemos por nosotros mismos?

“Salud para todos”: ¿qué hacemos por nosotros mismos?Salud para todos ha sido, y es el motivador de los que hemos dedicado la vida profesional a la salud pública. Desde el recordado “salud igual para todos” de nuestro Dr. Esquivel, quien revolucionó la salud en Panamá, hasta la celebración del Día Mundial de la Salud de este año que tuvo como lema “salud para todos”, con el propósito de enfatizar la necesidad de alcanzar la “Cobertura sanitaria universal para todas las personas, en cualquier lugar”. Pero la salud para todos no será posible de alcanzar sin el compromiso y el esfuerzo individual de cada uno de nosotros. Claro que el Gobierno tiene un rol fundamental, el cual, dicho sea de paso, muchas veces no cumple cabalmente, como señalé en “Promesas de Salud: ¡seguimos esperando!”,  y reiteré hace poco en ¿Es posible salvar nuestro sistema de salud?. No obstante, la principal responsabilidad sigue siendo de cada uno, ya sea para ejercer nuestro derecho de controlar la gestión de los gobernantes que elegimos y financiamos, o para cambiar nuestros estilos de vida y cuidar la salud desde nuestros hogares y comunidades.

En ese contexto, llegando a la mitad del año, consideré necesario hacernos un “recordatorio saludable” para no ponernos en riesgo y ayudarnos a alcanzar la salud para todos, comenzando por nosotros mismos. Veamos. (más…)

Vivimos en una ciudad enferma

Vivimos en una ciudad enferma Vivimos en una ciudad enferma, la nuestra no es una ciudad saludable. Si lo fuera, cumpliría con la sencilla definición que nos ofrece la Organización Mundial de la Salud, OMS: «aquella que está constantemente creando y mejorando el entorno físico y social que desarrolla los recursos comunitarios que permiten a las personas se ayudan mutuamente en la realización de todas las funciones vitales y desarrollar todo su potencial” Y, nos viene advirtiendo desde hace algún tiempo que “el entorno urbano tiene un impacto directo en la salud de los habitantes, y destaca el papel fundamental de la planificación urbana en la consecución de un siglo XXI saludable. En especial, la Organización hace un llamamiento a las autoridades municipales, residentes y promotores de una vida saludable, entre otros, para que examinen atentamente las inequidades sanitarias en las ciudades y tomen las medidas oportunas…

Para aterrizar esa definición de la OMS en neustro contexto capitalino, compartiré a continuación, el estado de algunos parámetros que hacen de la nuestra una ciudad enferma. (más…)

Promoción de la Salud: imperativo para el Desarrollo Sostenible

Promoción de la salud y ODSEn los últimos treinta años la Organización Mundial de la Salud, con la participación activa de los Estados Miembros, entre ellos Panamá, ha llevado a cabo nueve Conferencias Mundiales de Promoción de la Salud, estableciendo los conceptos, principios, áreas de acción y compromisos en este asunto. La última de ellas, llevada a cabo en la ciudad de Shanghai, subrayó el enorme potencial de promover la salud en todos los sectores de la sociedad, poniendo de relieve los vínculos cruciales existentes entre la promoción de la salud y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Surgieron, como es costumbre, una serie de obligaciones, por parte de los países participantes, para adoptar políticas en pro de la salud que benefician al conjunto de la sociedad. Esos compromisos quedaron reflejados en la Declaración de Shanghai sobre Promoción de la Salud en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que comparto más adelante.

En ese ámbito los invito a la lectura de este artículo en el cual ofrezco algunos conceptos básicos de la Promoción de la Salud, lo más importante de las ocho conferencias previas, las responsabilidades que adquirimos en la Novena Conferencia y los esfuerzos que viene desarrollando el país. Espero que el repaso sea provechoso para todos, pues como señalo en el título, se trata de un imperativo para nuestro desarrollo sostenible… (más…)

:)