Seleccionar página

¡Vivimos en una ciudad enferma!

Vivimos en una ciudad enfermaRecientemente me encontré con un artículo de la Organización Mundial de la Salud titulado “la salud debe ser la máxima prioridad de los urbanistas”, el cual me hizo concluir que los panameños vivimos en una ciudad enferma. Somos víctimas de un entorno urbano negativo, al cual me he referido en publicaciones anteriores. Hoy tocaré el tema de la mala calidad del aire que respiramos, lo que afecta seriamente nuestra salud. Estamos obligados a trabajar todos: autoridades municipales y ciudadanos para promover una vida saludable en nuestra ciudad, reforzando las acciones que admito se llevan a cabo, pero no es suficiente, como lo demuestra por ejemplo la reciente publicación de la Prensa cuando afirma que “a los panameños que usan el transporte público les toma 72 minutos trasladarse desde sus casas hacia el trabajo o viceversa. Es decir, que cada día las personas permanecen más de 2 horas transportándose, cuando el promedio en Latinoamérica es de 40 minutos por trayecto…” ¿Quién puede conservar la salud mental luego dos horas diarias de estrés, capeando malos tratos y riesgos de toda clase? Pero vayamos al artículo citado al inicio, el cual tomaré como referente para explicar con detalles las razones por las cuales opino que los panameños no vivimos en una ciudad saludable. Espero que nos invite a reflexionar y actuar para contribuir a superar este grave problema de salud pública. (más…)

Vivimos en una ciudad enferma

Vivimos en una ciudad enferma Vivimos en una ciudad enferma, la nuestra no es una ciudad saludable. Si lo fuera, cumpliría con la sencilla definición que nos ofrece la Organización Mundial de la Salud, OMS: «aquella que está constantemente creando y mejorando el entorno físico y social que desarrolla los recursos comunitarios que permiten a las personas se ayudan mutuamente en la realización de todas las funciones vitales y desarrollar todo su potencial” Y, nos viene advirtiendo desde hace algún tiempo que “el entorno urbano tiene un impacto directo en la salud de los habitantes, y destaca el papel fundamental de la planificación urbana en la consecución de un siglo XXI saludable. En especial, la Organización hace un llamamiento a las autoridades municipales, residentes y promotores de una vida saludable, entre otros, para que examinen atentamente las inequidades sanitarias en las ciudades y tomen las medidas oportunas…

Para aterrizar esa definición de la OMS en neustro contexto capitalino, compartiré a continuación, el estado de algunos parámetros que hacen de la nuestra una ciudad enferma. (más…)

La salud de nuestra ciudad y la experiencia china

La salud de nuestra ciudad y la experiencia chinaCon el propósito de enriquecer el diálogo sobre el tema de la salud de nuestra ciudad, comparto con ustedes, complementadas con fuentes adicionales, las ideas centrales del artículo “Healthy cities: key to a healthy future in China”, publicado hace unos días en la prestigiosa revista The Lancet. Al margen del contenido técnico de la publicación, que podrán apreciar durante su lectura, está la valiosa posibilidad de hacer valer para la salud de nuestra ciudad el promisorio relacionamiento diplomático que recién iniciamos con los chinos, capitalizando mediante convenios recíprocos las experiencias de nuestros amigos para fortalecer la calidad de vida de nuestra ciudad y contribuir a salvaguardar nuestro futuro. Veamos… (más…)

Desigualdad y pobreza en tiempos de COVID-19

Desigualdad y pobrezaLa desigualdad y pobreza que padecen miles de panameños, causa que la epidemia de COVID-19 tenga un impacto catastrófico en la salud y condiciones de vida de las personas más vulnerables de nuestro país. El virus, aprovechando la complicidad histórica de gobiernos y sectores de la sociedad panameña; ha golpeado con más fuerza a los panameños que padecen múltiples carencias y privaciones de todo tipo, a lo que se agregan las precarias condiciones previas de salud de muchos ancianos que son los que al final de cuentas, están poniendo los muertos en esta batalla. En ese sentido, cuando superemos esta epidemia, los panameños estamos obligados a comprometernos con superar la injusta desigualdad, alcanzar el desarrollo para todos en todos los lugares y, claro está, la equidad en salud.

Para superar esta situación, es obligatorio medir el impacto real de la COVID-19 entre la población más vulnerable, en términos de pobreza multidimensional y factores de riesgo relacionados con las condiciones previas de salud. Es decir, ¿cuál es la distribución de los enfermos y los muertos de acuerdo a la incidencia e intensidad de las principales carencias o privaciones no monetarias que afectan sus condiciones de vida? Es obligatorio conocerlo para poder actuar con equidad, es decir, priorizando nuestras intervenciones entre los que fueron y están más afectados. Comparto a continuación el texto de mi artículo sobre el tema, hoy en La Estrella de Panamá. (más…)

Pongamos en perspectiva la pandemia por el nuevo coronavirus

Pandemia por el nuevo coronavirusLos invito a que pongamos en perspectiva la pandemia por el nuevo coronavirus. A que nos alejemos figuradamente y con prudencia del bombardeo mediático en torno a la situación, y la analicemos en el contexto de la morbilidad y mortalidad nacional. En especial frente a las enfermedades no transmisibles, la enfermedad por el VIH, los accidentes, las violencias y homicidios; que son las principales causas de muerte en el país. Pero por favor no me malinterpreten, reconozco la gravedad de la situación de pandemia, y subrayo la necesidad de cumplir a cabalidad con las medidas necesarias ya conocidas.

De entrada, la primera acción para salir de la cuarentena, es cumplir al pie de la letra con las medidas estrictas, como personas, familias y comunidades, y por el tiempo necesario para comenzar a “aplanar” la curva epidemiológica de la enfermedad, evitando enfermos y fallecidos, a la vez que le damos un respiro a nuestro sistema de salud, para que pueda enfrentar la demanda de enfermos graves que se presenten, y a los investigadores, para desarrollar tratamientos seguros y potentes a corto plazo para salvar las vidas de las personas que ya están enfermas. Lamentablemente muchos panameños no están cumpliendo, como lo demuestran los partes diarios de la policía nacional, lo cual dificulta que controlemos la epidemia y nos obligará a mantener la cuarentena por más tiempo.

Por otro lado, para ganarle a este enemigo feroz, necesitamos complementar la cuarentena, atacando al virus con tácticas agresivas y específicas. Esas tácticas son examinar cada caso sospechoso, aislar y cuidar cada caso confirmado, y rastrear y poner en cuarentena cada contacto cercano. Esa parte la viene haciendo el gobierno, y esperamos que continúe con la efectividad necesaria.

En ese contexto, antes de entrarle de lleno a mi planteamiento, les presento un resumen de la situación mundial y nacional al día 16 de abril, veamos:

  • La pandemia de COVID-19 continúa extendiéndose por todo el mundo. De acuerdo con el informe de situación 87 de la OMS correspondiente al día de hoy; se han reportado a nivel mundial un total de 1,991,562 casos confirmados (76,647 nuevos), y 130,885 defunciones, lo que representa una tasa de letalidad que aumentó a 4.28%. Pero cada día aumenta el número de pacientes recuperados, alcanzando hoy la cifra de 532,830 en el mundo. La mayoría de los casos y defunciones acumulados han sido reportados por Estados Unidos de América, España, Italia, Alemania, Francia y el Reino Unido. Por otro lado, la Región de las Américas reportó 707,121 casos, de los cuales 33,760 son nuevos, y 30,245 defunciones. 87% de los casos y las defunciones reportados en la Región de las Américas, correspondieron a los Estados Unidos de América.
  • Por nuestra parte, hasta las 4:00 PM del día de hoy, el MINSA informó que ya tenemos 4,016 casos confirmados (265 nuevos casos) y  109 defunciones, lo que representa una tasa de letalidad que disminuyó levemente a 2.71%. De los pacientes contagiados con el nuevo coronavirus 3,483 están en aislamiento domiciliario, 227 hospitalizados en sala, 99 en cuidados intensivos, 98 se han recuperado por laboratorio y 1,809 recuperados por clínica. Se han realizado 17,850  pruebas (996 nuevas).

Los invito también a mantenerse actualizados con los “informes de situación” sobre la pandemia por el nuevo coronavirus, que vaya publicando la OMS en el sitio Web dedicado al brote de coronavirus, así como a las actualizaciones diarias que hago en este blog. Pero vayamos a los argumentos para poner en perspectiva el brote por un nuevo coronavirus, refiriéndome a las principales causas de muerte en Panamá, utulizando la información más actualizada que nos proporciona el INEC.

(más…)