Seleccionar página

Sigue la anarquía al volante

La anarquía al volante no respeta señales de tránsito.El año pasado señalaba en artículo sobre el tema publicado en La prensa que “en nuestras calles rige la ley del más fuerte y el más vivo. Se vive la esencia de la anarquía al volante, ante la ausencia casi absoluta de autoridad que haga cumplir las ordenanzas…” Pues bien, un año después y varios artículos al respecto, entre ellos el último en el que subrayo que Panamá nos necesita a todos, llego a la triste conclusión de que aquí no ha cambiado nada y sigue la anarquía al volante. Los panameños y panameñas nos transformamos cuando nos colocamos tras el volante. Nos tornamos arrogantes, agresivos, irrespetuosos y desconsiderados. ¡Solo nos importa jugar vivo, sin importar a quien perjudiquemos…!

En ese contexto, por la importancia del tema, y ante la inminencia de la Navidad y el Año Nuevo, considere obligatorio reiterar algunos mensajes que ya he compartido en otras publicaciones, e insistir sobre la necesidad de cuidar nuestras vidas y disfrutar con mesura y responsabilidad de estas celebraciones de amor, vida y esperanza. Hagamos el esfuerzo por recuperar nuestros valores cívicos y divertirnos sanamente, superando el desenfreno que nos caracteriza a muchos cada vez que tenemos una celebración. No olvidemos que nos ponemos en peligro, y podemos llenar de luto a nuestras familias y a esta sociedad que nos necesita vivos y productivos a todos y todas. Insisto a continuación en las estadísticas que he compartido antes y subrayo la urgencia de tomar conciencia de este grave problema de salud pública y superar la anarquía en las carreteras. (más…)

Pongamos en perspectiva el brote por un nuevo coronavirus

Pongamos en perspectiva el brote por un nuevo coronavirusLos invito a que pongamos en perspectiva el brote por un nuevo coronavirus. A que nos alejemos figuradamente y con prudencia del bombardeo mediático en torno a la situación, y la analicemos en el contexto de la morbilidad y mortalidad nacional. En especial frente a las enfermedades no transmisibles, la enfermedad por el VIH, los accidentes, las violencias y homicidios; que son las principales causas de muerte en el país.

Pero por favor no me malinterpreten, reconozco qué hay riesgo de una emergencia mundial, y que todavía hay mucha incertidumbre porque desconocemos muchos aspectos de la infección, lo que siempre genera más zozobra y no permite hacer afirmaciones contundentes sobre el comportamiento del microbio.

En ese contexto, antes de entrarle de lleno a mi planteamiento los invito a la lectura de las actualizaciones diarias que hago sobre esta epidemia, y subrayo la necesidad de seguir las recomendaciones habituales, que de paso son útiles para reducir la exposición a un montón de enfermedades infecciosas, y para no transmitirlas. Estas prácticas incluyen: la buena higiene de manos y respiratoria, el manejo higiénico de los alimentos y, siempre que sea posible, evitar el contacto estrecho con cualquier persona que muestre signos de afección respiratoria, como tos o estornudos. Y, si ya tiene una infección respiratoria debe: cubrirse la boca al toser, y al estornudar usar pañuelos desechables.

También reconozco y felicito las medidas que está llevando a cabo el MINSA fortaleciendo la capacidad de respuesta de los servicios de salud, y para evitar la entrada del coronavirus al País. Recomiendo además la lectura complementaria de los Consejos de la OMS para viajes y comercio internacional en relación con el brote de neumonía causada por un nuevo coronavirus en China. Es un asunto especialmente importante para nosotros, pues por nuestro aeropuerto internacional transitan mensualmente cerca de 1.5 millones de pasajeros de todas partes del mundo, lo que nos coloca en una situación especial de riesgo.

Los invito a mantenerse actualizados con los resúmenes gráficos de los “informes de situación” que vaya publicando la OMS en el sitio Web dedicado al brote de coronavirus. Aclarado esto, pongo entonces en perspectiva el brote por un nuevo coronavirus, refiriéndome a las principales causas de muerte en Panamá. (más…)

Cuida la vida en estos carnavales: ¡no te pongas en riesgo!

Cuida la vida en estos carnavales: ¡no te pongas en riesgo!Muchas personas en Panamá están preocupadas por el famoso coronavirus y se preguntan si debemos cancelar los carnavales por causa de esta epidemia que afecta principalmente a la China y no ha llegado a Panamá. Además, subrayo, estamos preparados para detectarla en nuestras fronteras, puertos y aeropuertos. La sociedad en su conjunto parece haber olvidado en medio del alboroto por el nuevo microbio, que los riesgos en los carnavales son otros. Hablemos de los que considero más importantes en este período de asueto, para que los tengamos muy presentes y cuidemos nuestras vidas en estos carnavales.

Me refiero a los accidentes de tránsito, los homicidios y violencias, y las enfermedades de transmisión sexual, especialmente la enfermedad por el VIH. Entre las tres, causan más de 1,400 muertes cada año, y están relacionados de forma directa con los hábitos de conducta cotidiana de las personas, los cuales se ven transformados en estas épocas de festejo desenfrenado y consumo exagerado de alcohol. Veamos… (más…)

:)