Seleccionar página

Día Mundial contra la Hepatitis 2022

La semana pasada celebramos el Día mundial contra la hepatitis 2022, para concienciar sobre las hepatitis víricas, que inflaman el hígado y causan enfermedades hepáticas graves y cáncer de hígado.

Comparto la información que ofrece la OMS sobre este importante problema de salud pública, los invito la lectura de mis publicaciones previas sobre este tema, y subrayo la necesidad de acercar la atención a las hepatitis a los centros de atención primaria y a las comunidades para dar más acceso al tratamiento y la atención, sea cual sea el tipo de hepatitis que se padezca.

Breve introducción

El mundo sufre actualmente a un nuevo brote de hepatitis aguda infantil de causas desconocidas. La OMS, en colaboración con científicos y responsables políticos de los países afectados, está trabajando para entender el origen de estas infecciones, que aparentemente no son provocadas por ninguno de los cinco tipos conocidos de virus: A, B, C, D y E.

Este nuevo brote sirve para recordar los miles de casos de hepatitis víricas agudas que afectan cada año a niños, adolescentes y adultos. La mayoría de las hepatitis agudas causan síntomas leves e incluso pueden pasar desapercibidas, pero en algunos casos provocan complicaciones e incluso la muerte. Se ha calculado que en 2019 se produjeron en el mundo 78,000 muertes por complicaciones de infecciones agudas por los virus de las hepatitis A, B, C, D y E.

Por otro lado, en Región de las Américas, según los datos más recientes,  cada año hay 10 000 nuevas infecciones por el virus de la hepatitis B, y 23,000 muertes; según las estimaciones más recientes de la OMS, en toda la Región de las Américas se producen cada año 67,000 nuevas infecciones por el virus de la hepatitis C, y 84,000 muertes; solo en 18% de las personas con hepatitis B la infección llega a diagnosticarse; de ellas, apenas 3% reciben tratamiento; solo en 22% de las personas con hepatitis C crónica la infección llega a diagnosticarse; de ellas, solo 18% reciben tratamiento. Lamentablemente no encontré información nacional en la publicación más actualizada (2020) del análisis de situación que hace el MINSA.

Las iniciativas mundiales priorizan la eliminación de las hepatitis B, C y D. A diferencia de las hepatitis víricas agudas, estos tres virus causan hepatitis crónicas que duran décadas y provocan más de un millón de defunciones al año por cirrosis o cáncer de hígado; además, están detrás de más del 95% de las muertes por hepatitis. Aunque disponemos de las orientaciones y las herramientas necesarias para diagnosticar, tratar y prevenir las hepatitis víricas crónicas, estos servicios no suelen estar al alcance de las comunidades y, en ocasiones, solo se pueden obtener en hospitales centralizados o especializados.

Día Mundial contra la Hepatitis 2022

En el Día Mundial contra la Hepatitis 2022, la OMS subraya la necesidad de acercar la atención a las hepatitis a los centros de atención primaria y a las comunidades para dar más acceso al tratamiento y la atención, sea cual sea el tipo de hepatitis que se padezca.

El objetivo de la OMS es eliminar las hepatitis víricas de aquí a 2030. Para lograrlo, ha pedido a los países que fijen metas específicas:

  • reducir en un 90% las nuevas infecciones por las hepatitis B y C;
  • reducir en un 65% las muertes por cirrosis y cáncer de hígado;
  • diagnosticar al menos el 90% de los casos de hepatitis B y C; y
  • tratar al menos al 80% de las personas que reúnen los requisitos para ello.

Mensajes principales en el día mundial contra la hepatitis 2022

Establecer servicios de calidad contra las hepatitis

Velar por que todas las personas tengan acceso a servicios contra las hepatitis que respondan a sus necesidades y sean equitativos, eficaces, eficientes, oportunos y de calidad aceptable.

Ubicar la atención contra las hepatitis cerca de los hogares

Descentralizar la atención contra las hepatitis hacia establecimientos de salud periféricos, locales comunitarios y puntos de atención que no sean hospitales para acercar la atención a los hogares de los pacientes.

Promover la distribución de tareas

Recurrir a trabajadores de la salud no especializados que estén capacitados en estas tareas.

Integrar y vincular la atención contra las hepatitis con servicios de salud pública existentes

El tratamiento y la atención contra las hepatitis pueden ampliarse utilizando los servicios de atención primaria, contra el VIH o de reducción de daños (tratamientos de sustitución con opioides y programas de intercambio de agujas), así como los servicios de salud de los establecimientos penitenciarios.

Velar por que los sistemas de salud sean resilientes y equitativos

Los sistemas de salud sólidos que están debidamente financiados y equipados pueden prestar a todas las personas atención de calidad contra las hepatitis.

Día mundial contra la hepatitis 2022: llamamientos a la acción 

Público en general:

  • Infórmate y haz lo que esté en tus manos para interrumpir la transmisión de las hepatitis en la comunidad.
  • Habla con el trabajador de la salud que te corresponda para que te ofrezca la prueba y tratamiento oportuno a fin de evitar la cirrosis y la enfermedad hepática.
  • Si estás embarazada, asegúrate de que te hacen la prueba de la hepatitis B, que puede evitar la transmisión del virus al neonato.
  • Asegúrate de que vacunan a tu bebé contra la hepatitis B en las primeras 24 horas de vida.

Líderes mundiales:

  • Tratar de descentralizar la atención hacia establecimientos de nivel inferior, de atención primaria de salud y otros servicios pertinentes, como los de VIH, de reducción de daños y los prestados en establecimientos penitenciarios.
  • Dar prioridad a integrar la atención contra las hepatitis en la atención primaria de salud para promover la atención centrada en la persona
  • Garantizar financiación adecuada contra las hepatitis y la movilización de fondos nacionales
  • Cobertura sanitaria universal para todas las personas con hepatitis B y C crónicas

Líderes nacionales, en especial los de los países más afectados:

  • Un mundo si hepatitis víricas para 2030 empieza por su país.  Ampliar y descentralizar los servicios de pruebas y tratamientos a la atención primaria de salud.
  • Respetar los compromisos adquiridos y contraer compromisos nuevos para dar prioridad a los programas contra las hepatitis y financiarlos a fin de que todas las personas, dondequiera que estén, tengan acceso a prevención, pruebas, tratamiento y atención asequibles.
  • Mejorar la prestación de servicios integrados y la distribución de tareas a cargo de personal clínico no especializado.
  • Integrar la notificación y el seguimiento de las hepatitis en sistemas de vigilancia y de información sobre salud.
  • Apoyar los servicios contra las hepatitis como parte de la cobertura sanitaria universal
  • Hacer partícipes a las comunidades en los servicios contra las hepatitis, aprovechando el sector privado y otros sectores aparte del de la salud.

 

A %d blogueros les gusta esto: