Seleccionar página

¿Quién decide cuándo termina la pandemia?Considero que la decisión de cuándo termina la pandemia le corresponde al Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional en relación con la pandemia de la enfermedad por coronavirus, COVID-19, siempre basados en la información disponible sobre el estado de la pandemia. Y espero que sea pronto.

En ese sentido comparto a continuación resumen de traducción libre del artículo de The Conversation titulado originalmente “Who gets to decide when the pandemic is over?”, los invito a la lectura completa del original y complementado, de entrada, con información actualizada sobre la pandemia de COVID-19. Aunque se refiere al Reino Unido, arroja interesantes argumentos sobre la pregunta de ¿quién decide cuándo termina la pandemia?

Introducción

Han pasado dos años desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote de COVID-19 como una pandemia y, desde entonces, personas de todo el mundo se preguntan lo mismo: ¿cuándo terminará? Esto parece una pregunta simple, pero el análisis histórico muestra que «el final» de una enfermedad rara vez es experimentado al unísono por todos los afectados.

Para algunos, la amenaza se acaba rápidamente y se espera ansiosamente el regreso a la normalidad. Pero para otros, la continua amenaza de infección, así como los impactos a largo plazo en la salud, la economía y la sociedad de la enfermedad, hacen que los anuncios oficiales del final sean prematuros. Esto podría incluir, por ejemplo, a personas inmunocomprometidas, algunas de las cuales siguen siendo vulnerables a la COVID-19 a pesar de estar vacunadas.

Una breve mirada a la situación mundial y nacional

De acuerdo con el informe de la OMS correspondiente al 8 de marzo, a nivel mundial, durante la semana del 28 de febrero al 6 de marzo de 2022, el número de nuevos casos y muertes por COVID-19-19 siguió disminuyendo en un 5 % y un 8 %, respectivamente, en comparación con la semana anterior. En las seis regiones de la OMS, se informaron más de 10 millones de casos nuevos y más de 52 000 muertes nuevas. Hasta el 6 de marzo de 2022, se han notificado más de 433 millones de casos confirmados y más de 5,9 millones de muertes en todo el mundo.

A nivel regional, mientras que la Región del Pacífico Occidental siguió informando un aumento (+46 %) en el número de nuevos casos semanales, todas las demás regiones informaron disminuciones: la Región del Mediterráneo Oriental (-46 %), la Región de África (-40 %), la Región de Asia Sudoriental (-31 %), la Región de las Américas (-24 %) y la Región de Europa (-18 %). El número de nuevas muertes semanales aumentó en la Región del Pacífico Occidental (+29 %) y se mantuvo estable en la Región del Mediterráneo Oriental (+2 %), mientras que la Región de África (-39 %), la Región de Europa (- 15%), la Región de las Américas (-9%) y la Región de Asia Sudoriental (-3%). Estas tendencias deben interpretarse con cautela, ya que varios países están adoptando progresivamente estrategias de pruebas específicas, lo que da como resultado un número total más bajo de pruebas realizadas y, en consecuencia, de casos detectados.

Por nuestra parte, de acuerdo con el comunicado 743 del MINSA, al día 9 de marzo se contabilizaron 758,613 casos confirmados acumulados, de los cuales 301 son casos nuevos. Para las últimas 24 horas se notifican dos defunciones y se actualiza una de fechas anteriores para un acumulado de 8,125 fallecidos y una letalidad de 1.1%.

Hay 747,483 recuperados; de los cuales 323 son nuevos recuperados.  Se aplicaron 6476 pruebas para una positividad de 4.6%. Los casos activos suman 3005, de ellos 2,876 en aislamiento domiciliario y 129 hospitalizados. Los que están en aislamiento se dividen en 2,846 en casa y 30 en hoteles. Los hospitalizados son 108 en sala y 21 en UCI.

¿Quién decide cuándo termina la pandemia?

Determinar cuándo ha terminado el brote de una enfermedad es incluso difícil para las agencias mundiales de salud. El brote de ébola que comenzó en 2018 en la República Democrática del Congo fue declarado terminado por la OMS en 2020, pero posteriormente volvió a estallar. Este renacimiento se volvió a declarar terminado en diciembre de 2021.

En Inglaterra, el gobierno decidió recientemente levantar todas las restricciones legales restantes de COVID-19. Pero ¿este impulso hacia “vivir con” el virus significa que la pandemia de Inglaterra ha terminado? Y si no, ¿quién debe decidir cuándo lo es?

En las 24 horas posteriores al anuncio de la finalización de las restricciones por el COVID-19, The Conversation realizó una encuesta para explorar si las personas en Inglaterra creían que la pandemia había terminado. También exploramos si creían que era legítimo poner fin a todas las restricciones de COVID-19 en este momento, y quién creían que debería poder decidir cuándo termina la pandemia.

En total, encuestaron a poco más de 1.300 personas. Reclutaros a 500 participantes que eran representativos de la población a través de la empresa de encuestas Prolific, mientras que los 800 restantes se reclutaron a través de las redes sociales y las listas de correo de las universidades. La combinación de estos dos métodos significó que, si bien la muestra no era totalmente representativa del público, era diversa. Por ejemplo, el 35 % de los participantes tenía menos de 25 años, el 40 % tenía entre 26 y 50 años y el 15 % tenía más de 50 años. Por lo tanto, nos da una idea interesante de cómo las opiniones pueden diferir entre el público.

¿Ha terminado la pandemia?

De las personas que encuestamos, el 57% no estuvo de acuerdo con que la eliminación de las restricciones por el COVID-19 indicara el final de la pandemia. De hecho, solo el 28% estuvo de acuerdo en que el fin de las restricciones marcó el fin de la pandemia. Para la mayoría de las personas involucradas en la encuesta, el final de la pandemia todavía estaba en el futuro.

También preguntaros a las personas si pensaban que era legítimo poner fin a las restricciones de COVID-19. En general, la legitimidad percibida de poner fin a las restricciones fue baja. Y aunque aproximadamente el 40% de las personas estuvo de acuerdo en que fue pragmático haber terminado con las restricciones en febrero, menos del 25% estuvo de acuerdo en que era lo moral.

Cuando observamos qué influyó en las creencias de las personas, descubrimos que, en general, era más probable que las personas creyeran que la pandemia había terminado y que era legítimo poner fin a todas las restricciones si creían que las amenazas para la salud física y mental de COVID-19 estaban en el pasado. Además, quienes sintieron que la crisis había terminado eran generalmente más jóvenes y hombres. Muchos con esta creencia también sintieron que la crisis había durado más de dos años y afirmaron que muchas veces no habían cumplido con las restricciones.

Curiosamente, sin embargo, una serie de otros factores que analizamos no parecían estar relacionados con las creencias de las personas sobre la legitimidad de poner fin a las restricciones. Por ejemplo, no encontramos un vínculo entre los pensamientos de las personas sobre el levantamiento de las restricciones y sus preocupaciones sobre las consecuencias sociales, económicas, educativas y laborales de la COVID-19, o su compromiso con el programa de vacunación, o la muerte de un familiar cercano por la COVID-19.

¿Quién debe decidir cuándo termina la pandemia?

La mitad de nuestros participantes creía que deberían ser los científicos quienes decidieran cuándo termina la pandemia. En cambio, menos del 5% cree que el gobierno debe decidir. La creencia de que el gobierno debe decidir también parece estar cayendo. Cuando se les pidió a los participantes que pensaran en cómo habrían respondido esta pregunta hace 18 meses, más del 10% dijo que en ese entonces habría dicho que el gobierno debería tomar la decisión.

Críticamente, las creencias sobre quién debería poner fin a la pandemia variaron entre grupos de personas. Los hombres eran más propensos que las mujeres a creer que la decisión debería recaer en el gobierno. Las personas no vacunadas eran más propensas a creer que se debería realizar una votación pública para decidir. Y tal vez como era de esperar, estar vacunado se asoció con una mayor creencia de que esta decisión debería ser tomada por los científicos.

A pesar del deseo de larga data de que termine la pandemia, nuestros hallazgos sugieren que muchos pueden sentir que está lejos de terminar y que el público puede estar en desacuerdo sobre si el gobierno tiene derecho a hacer esta llamada. A medida que finalizan las restricciones del Reino Unido, enfrentamos la posibilidad de una mayor desigualdad, ya que algunos sienten que pueden volver a la «normalidad», mientras que otros sienten que el punto final de la pandemia aún se encuentra en el futuro. Por lo tanto, uno de los desafíos más nuevos que plantea la pandemia es cómo reconciliamos estas diferencias a medida que el país emerge de la pandemia.

Conclusión

Personalmente opino que los hallazgos de la encuesta realizada por The Conversation son aplicables a nuestro país, entre la población parece haber más confianza en la comunidad científica que en los voceros gubernamentales, lo cual es paradójico, pues todas la mayoría de las recomendaciones gubernamentales se han fundamentado en la información científicamente verificable.

Por otro lado, como señalé previamente, considero que los panameños estamos en el camino de controlar la epidemia de COVID-19 en el país y pronto llegará el momento de declarar, como los ingleses, el levantamiento de todas las restricciones legales restantes de COVID-19.

 

A %d blogueros les gusta esto: