Seleccionar página

participación social para la cobertura universal de saludLa OMS publicó recientemente el manual de participación social para la cobertura universal de salud. Se trata de un documento de gran relevancia, pues la participación social es el medio más importante para que los gobiernos desarrollen políticas y programas de salud receptivos, que es más probable que sean implementados por un grupo amplio de partes interesadas. Está en el corazón de la gobernanza inclusiva que los países necesitan para apostar sus caminos individuales hacia la Cobertura Universal de Salud, al tiempo que se aseguran de que nadie se quede atrás.

En ese contexto, la participación social incluyente y claramente representativa, será condición obligatoria para los panameños ahora que le entregamos al presidente  el informe final del Pacto del Bicentenario Cerrando Brechas y estamos a la espera de la conformación del equipo de trabajo que, con un efectivo respaldo político y estratégico, le dará seguimiento al cumplimiento de propuestas ciudadanas, expresadas con gran fuerza histórica en 187 Acuerdos que señalan el camino de la acciones que debemos recorrer para hacer realidad el país anhelado por la mayoría. Sirva pues esta introducción para compartir con ustedes traducción libre del manual de participación social para la cobertura universal de salud y encuentran al final de esta nota el documento original.

Palabras de provocación a la lectura

El Manual de participación social para la cobertura universal de salud está diseñado para proporcionar una guía práctica, basada en aclaraciones conceptuales, sobre el fortalecimiento de la participación significativa del gobierno con la población, las comunidades y la sociedad civil para la formulación de políticas nacionales de salud. Se basa en las mejores prácticas y lecciones aprendidas para ayudar a las instituciones gubernamentales a establecer, perfeccionar, mejorar e institucionalizar mecanismos de gobernanza de la salud participativa nuevos o existentes.

Sigue las diferentes tareas sobre las que los responsables de la formulación de políticas deben reflexionar y emprender al incorporar la voz de las personas en la formulación de políticas de salud. Los ejemplos incluyen la creación de un entorno propicio para la participación, garantizar una buena representación, fortalecer las capacidades, aumentar la adopción de políticas de los resultados del proceso participativo y mantener el compromiso participativo a lo largo del tiempo. Una premisa fundamental del manual se basa en la idea de que los responsables de la formulación de políticas pueden aprovechar el formato y los elementos de diseño de un proceso participativo para abordar las dinámicas de poder entre los participantes, fomentando así contribuciones más significativas al proceso. En este sentido, huelga comentar que ese fue precisamente el proceso participativo que seguimos para alcanzar los Acuerdos del Pacto del Bicentenario.

En sus palabras de prefacio el director de la OMS subraya que, “la cobertura universal de salud implica el acceso a servicios de salud de calidad para todos: ricos y pobres, sanos y enfermos, jóvenes y ancianos, sin temor a enfrentar dificultades financieras”. Agrega que, “el camino hacia la cobertura universal de salud pasa por un compromiso gubernamental fuerte, audaz e inquebrantable con las comunidades, especialmente las más vulnerables. En el corazón de ese compromiso se encuentra un espacio participativo para la salud que permite un diálogo y un debate significativos, y sirve para amplificar las voces de aquellos a quienes pertenece el sistema de salud: sus usuarios”.

“En esencia, se trata de un contrato social para la cobertura universal de salud, un contrato social basado en un verdadero diálogo entre quienes controlan los recursos y quienes carecen de ellos; entre quienes brindan acceso a los servicios de salud y quienes buscan acceso a esos servicios; entre los que toman decisiones y los afectados por las decisiones”. Es decir, una efectiva participación social para la cobertura universal de salud”.

Agrega Tedros que, “este manual ofrece a los países una valiosa herramienta para crear, mantener y fortalecer la participación social. Proporciona una guía práctica para que los responsables de la formulación de políticas superen los desafíos de convocar a grupos de población de difícil acceso, de negociar el diálogo cuando las opiniones están polarizadas, de abordar los desequilibrios de poder socialmente inherentes que obstaculizan la discusión franca; en resumen, este manual aborda los desafíos, pero «Cómo hacer» fundamental para el compromiso gubernamental regular y sistemático con la población, las comunidades y la sociedad civil. Vayamos sin más preámbulos al documento original que publica la OMS.

Participación social para la cobertura universal de salud

Handbook on social participation for universal health coverage

 

 

A %d blogueros les gusta esto: