Seleccionar página

Reinventar el turismo sostenible: sin descuidar el control de la epidemia de COVID-19Los panameños necesitamos reinventar el turismo sostenible para  poder decir presente en el muy competitivo mercado turístico que ofrecen otros países de Centroamérica, el Caribe, y ya no digamos sur y norte América y Europa. Aunque nunca nos hemos caracterizado precisamente por ser un gran destino turístico, poseemos gran riqueza y diversidad natural y cultural, amén de una posición geográfica muy estratégica para los negocios y acuerdos políticos mundiales; todo lo cual constituye un excelente oportunidad para reinventar el turismo en Panamá.

Como señala el Secretario General de la OMT, «esta crisis nos da la oportunidad de replantearnos cómo ha de ser el sector turístico y su aportación a las personas y al planeta; la oportunidad de que, al reconstruirlo, el sector sea mejor, más sostenible, inclusivo y resiliente, y que los beneficios del turismo se repartan extensamente y de manera justa«. Conozcamos la propuesta nacional para reinventar el turismo, y los principales argumentos de NNUU para ayudarnos en esta empresa.

Reinventar el turismo sostenible en Panamá

Recientemente participamos oficialmente en la Feria Internacional de Turismo, FITUR 2021, realizada en Madrid. Allí, nuestro ministro de turismo firmó, en nuestro nombre, un Memorando de Entendimiento con el secretario general de la Organización Mundial de Turismo, OMT. A través de este Memorando, la OMT lanza junto a Panamá iniciativas enfocadas en la creación de nuevas experiencias turísticas, conectando así el sector empresarial de Panamá con la innovación del nuevo Plan Maestro de Turismo Sostenible 2020-2025. En ese sentido, El Consejo de Gabinete, en una sesión presencial celebrada este miércoles 26 de mayo, en el nuevo Centro de Convenciones de Amador, aprobó varias medidas de impacto para la reactivación del sector turismo y de la economía, entre las que se incluyó el Plan Maestro de Turismo Sostenible 2020-2025 (PMTS), así como B/. 20 millones para la construcción del Puerto de Cruceros en Amador.

De acuerdo con la Autoridad de Turismo de Panamá, “el plan aprovecha aspectos fundamentales de nuestro país, que en la coyuntura actual son muy importantes, como la bioseguridad, la fuerte infraestructura de comunicaciones, la proximidad de la capital a todas las regiones del país y un sistema sanitario con altos estándares de calidad”. De acuerdo con el documento oficial, cuya lectura completa recomiendo, nuestro Plan Maestro, aspira a que el país “sea reconocido como un destino turístico sostenible de clase mundial, gracias a la extraordinaria riqueza y diversidad de su patrimonio natural y cultural, y a la calidad de sus servicios”.

Sin descuidar el control de la epidemia de COVID-19

Reinventar el turismo sostenible: sin descuidar el control de la epidemia de COVID-19

Para reinventar el turismo sostenible, de manera efectiva y responsable, no podemos perder de vista que desde hace un mes mantenemos un discreto, pero claro aumento sostenido de los casos de la enfermedad. Y que este aumento es debido principalmente al incremento de la incidencia en las provincias de Chiriquí, Veraguas, Panamá Oeste, Coclé y recientemente varios corregimientos de la provincia de Panamá.

En ese sentido, como también señala la propia Autoridad de Turismo, el desarrollo de la propuesta nacional deberá basarse en un una gestión muy objetiva, científica y responsable de las medidas de bioseguridad para el control de la epidemia en hoteles, restaurantes, bares, casinos, cines, sitios de eventos y reuniones, etc. De lo contrario, corremos el riesgo de volver al confinamiento como única alternativa. Aunque celebro y felicito el esfuerzo del gobierno para vacunar a toda la población, todavía estamos muy lejos de 70% necesario para alcanzar la inmunidad colectiva y frenar la epidemia.

Una oportunidad de transformar el turismo

Por su parte, la ONU en el documento “La COVID-19 y la transformación del turismo”, señala sobre la necesidad de reinventar el turismo lo siguiente:

  • a medida que se reanudan los viajes en algunas partes del mundo, la conectividad limitada y la poca confianza de los consumidores, la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y las repercusiones de la recesión económica plantean desafíos sin precedentes al sector turístico.
  • “Para acelerar la recuperación es fundamental contribuir a mantener los millones de medios de subsistencia que dependen de un sector afectado por meses de inactividad y crear una experiencia de viaje sostenible y responsable que sea segura tanto para las comunidades receptoras como para los trabajadores y los viajeros”.
  • Esta crisis es también una oportunidad sin precedentes de transformar la relación del turismo con la naturaleza, el clima y la economía. Es hora de volver a plantear la manera en que el sector afecta a nuestros recursos naturales y ecosistemas, partiendo de la labor que ya se ha hecho en materia de turismo sostenible; de examinar cómo interactúa con nuestras sociedades y otros sectores económicos; de medir sus efectos y gestionarlo mejor; de asegurar una distribución justa de sus beneficios y avanzar en la transición hacia una economía turística neutra en carbono y resiliente. Una respuesta colectiva y coordinada de todas las partes interesadas puede estimular la transformación del turismo, junto con paquetes de recuperación económica e inversiones en la economía ecológica”.
  • El aprovechamiento de la innovación y la digitalización, la adopción de los valores locales y la creación de trabajo decente para todas las personas, especialmente la juventud, las mujeres y los grupos más vulnerables de nuestras sociedades, podrían ocupar un lugar destacado en la recuperación del turismo. Con ese fin, el sector debe impulsar las iniciativas para crear un nuevo modelo que promueva las alianzas, en el que las comunidades receptoras sean protagonistas del desarrollo, que promueva políticas de base empírica e inversiones y operaciones neutras en carbono”.

El documento propone una hoja de ruta para transformar el turismo, la cual debe incluir cinco ámbitos prioritarios:

  1. Gestión de la crisis y mitigación de los efectos socioeconómicos en los medios de subsistencia, en particular, en el empleo y la seguridad económica de las mujeres.
  2. Impulso de la competitividad y aumento de la resiliencia.
  3. Promoción de la innovación y de la digitalización del ecosistema turístico.
  4. Promoción de la sostenibilidad y el crecimiento ecológico inclusivo.
  5. Coordinación y alianzas para transformar el turismo y lograr los ODS.

Por su parte la CEPAL nos ofrece varios recursos sobre las medidas tomadas por diferentes gobiernos y el sector privado para mitigar el impacto de la crisis en las empresas turísticas, en su mayoría pequeñas, y trabajadores, así como prepararlos para la recuperación posterior a COVID-19. Los invito a conocerlos aquí.

Conclusiones

Para concluir, tomo prestadas, agregando algún aporte personal, las conclusiones de la reciente publicación de The Conversation, titulada “El turismo en la era pos-COVID: La senda de la reinvención en cuatro hitos” y los invito a su lectura completa aquí.

  • Condición necesaria para reinventar el turismo sostenible, es el control de la epidemia de COVID-19.
  • “La crisis de la COVID-19 ha transformado el concepto de turismo con el que el mundo está familiarizado. Aunque, en primer lugar, se hace necesario parapetar los efectos devastadores de la desaparición de flujos turísticos, es indispensable mantener la perspectiva a largo plazo para afrontar los retos derivados de esta crisis. Resulta imprescindible planificar una reinvención turística que tome como eje tractor la sostenibilidad, apostando por un turismo que aporte valor añadido a la economía en su conjunto”.
  • “La sostenibilidad turística se ha convertido en una condición indispensable para que los destinos vuelvan a recibir turistas. Se hace necesario que la reanudación de la actividad turística ofrezca unos niveles suficientes de seguridad para residentes y visitantes”.
  • “Hasta que la vacunación se generalice, la contención de los flujos de turistas va a extenderse en el tiempo, al menos durante los próximos meses. En este contexto de tensa espera, cabe un esfuerzo de preparación para el escenario post COVID-19. Se necesita una agenda que incorpore una nueva mirada hacia el valor del conocimiento, el capital humano y la innovación”.

 

A %d blogueros les gusta esto: