Seleccionar página

Día internacional de los derechos humanos: ¡por su defensa en los extremos de la vida!Para conmemorar este Día internacional de los Derechos Humanos comparto con ustedes dos mensajes muy prácticos, para que los aprovechemos y nos ayuden a defender el ejercicio pleno de los derechos humanos en dos etapas de la vida: la juventud y los adultos mayores. Y no omito recordar que la Declaración Universal de Derechos Humanos proclamó los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento, ni ninguna otra condición.

El Sistema de Naciones Unidas, retoma el esfuerzo llevado a cabo en la celebración del 30º aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño en noviembre de 2019. Subraya que se busca aprovechar esa energía ya generada y destacar el papel de liderazgo de la juventud en los movimientos colectivos como fuente de inspiración para un futuro mejor. En ese contexto, bajo el paraguas del llamamiento genérico «Defender los Derechos Humanos«, el objetivo de las NNUU al celebrar el día internacional de los derechos humanos, es “aprovechar el potencial de los jóvenes como agentes constructivos del cambio, ampliar sus voces e involucrar a una amplia gama de audiencias globales en la promoción y protección de estos derechos”.

Por su parte, la nueva publicación insignia de la división de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo: “Envejecer con Cuidado: atención a la dependencia en América Latina y el Caribe”, señala para celebrar este Día internacional de los derechos humanos que, “La atención a la dependencia es un tema de derechos humanos”.

Veamos un breve resumen de los dos mensajes…

Los jóvenes en el Día internacional de los derechos humanos

La campaña, dirigida por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, “está diseñada para alentar, reactivar y mostrar cómo los jóvenes de todo el mundo defienden los derechos humanos y muestran su oposición al racismo, el discurso de odio, la intimidación, la discriminación y el cambio climático, entre muchas otras temáticas”. Destaca:

  • “La participación de la juventud es esencial para lograr un desarrollo sostenible para todos. La participación en la vida pública es un principio fundamental de los Derechos Humanos. Los jóvenes buscan participar en todas las decisiones que tienen un impacto directo e indirecto sobre su bienest ar y debemos escuchar sus opiniones para poder tomar decisiones más efectivas y sostenibles para todos”.
  • “Los jóvenes pueden desempeñar un papel crucial en el cambio positivo. La juventud siempre ha sido la principal impulsora de la transformación política, económica y social. Son los jóvenes los que están a la vanguardia de las movilizaciones de base por un cambio positivo y aportan nuevas ideas y soluciones para conseguir un mundo mejor”.
  • “Empoderar a los jóvenes para conocerlos mejor y reclamar sus derechos generará beneficios a nivel mundial. Los jóvenes a menudo están marginados y tienen dificultades para acceder y disfrutar de sus derechos debido a su edad. Debemos defenderlos y empoderarlos. Sólo de esa manera seremos capaces de conocer mejor a los jóvenes e incluirlos en un debate que generará beneficios a nivel mundial”.

Adultos mayores, mujeres y cuidadores

En el Día internacional de los derechos humanos, la publicación del BID subraya que, “en el largo camino hacia el reconocimiento completo de los derechos y la dignidad para todos los seres humanos, América Latina y el Caribe corre el riesgo de subestimar un tema que será cada vez más apremiante para la región: la atención a dependencia. Es decir, la atención para aquellas personas que no pueden llevar a cabo de manera autónoma actividades básicas de la vida diaria, como bañarse, comer, o acostarse y levantarse de la cama…”.

En ese sentido manifiesta que ofrecer servicios formales de atención a la dependencia favorecería el reconocimiento de los derechos humanos en América Latina y el Caribe, beneficiando a:

  • “Los adultos mayores. Hoy en día, hay más de 8 millones de adultos mayores con dependencia funcional en América Latina y el Caribe, lo cual corresponde al 12% de las personas con más de 60 años en la región. Estas cifras crecerán sustancialmente en los próximos 30 años. En 2050, los adultos mayores con dependencia funcional serán más que el triple, llegando a 27 millones. Es oportuno destacar que, aunque la prevalencia de dependencia funcional es mucho más alta para los adultos mayores, afecta a personas de todas las edades”.
  • “Las mujeres. La atención a la dependencia es un tema de género por partida doble. Primero, las mujeres viven más que los hombres y tienen más necesidades de servicios de atención. Segundo, en América Latina y el Caribe la oferta de servicios de atención a la dependencia es insuficiente (en México, por ejemplo, 1 de cada 4 adultos mayores con dependencia severa no recibe ningún servicio) y se basa principalmente en las mujeres de las familias. Por lo tanto, el desarrollo de un mercado formal de servicios podría facilitar la participación laboral de las mujeres, al reducir la carga de trabajo de las cuidadoras familiares. Asimismo, tiene el potencial de generar oportunidades laborales para las mujeres en la provisión de dichos servicios”.
  • “Los cuidadores. Los cuidadores familiares suelen vivir en situación de estrés y aislamiento, experimentan dificultades para mantener sus estudios o trabajos, y pueden llegar a descuidar su propia salud. Es por esto que la presencia de servicios formales de atención impacta también la vida y los derechos humanos de los cuidadores”.

Al final la publicación del BID subraya que: “a fin de favorecer el respeto de la dignidad y de los derechos humanos de todas estas personas, los países de América Latina y el Caribe deberían construir sistemas de atención a la dependencia y deberían hacerlo ya. Si no actúan ahora, los países no tendrán los recursos temporales y económicos para atender la creciente demanda de servicios”.

Conclusión en el Día internacional de los derechos humanos

En este Día Internacional de los derechos humanos, ambos mensajes parecen haber sido escritos para nosotros. Por un lado, tenemos una juventud que está presente haciendo valer sus derechos en todos los espacios que ofrece la democracia, como da Fe su liderazgo determinante en la oposición al paquete de reformas constitucionales, que intentaron imponer los diputados de la Asamblea Nacional. No menos importante es la necesidad de garantizar la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a la dignidad de nuestros adultos mayores y mujeres.

A %d blogueros les gusta esto: