Seleccionar página

Renovación de la Promoción de la salud y los Objetivos de desarrollo sostenibleLa renovación de la promoción de la salud para que refleje las realidades contemporáneas de la Región, contribuya a lograr una mejor equidad en la salud y apoye al logro de los Objetivos de desarrollo sostenible, ya tiene su respaldo oficial, en la “Estrategia y plan de acción sobre la promoción de la salud en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2019-2030” recién aprobada en la 164.a sesión del comité ejecutivo de la OPS.

La estrategia, busca renovar la promoción de la salud por medio de acciones sociales, políticas y técnicas que aborden los determinantes sociales de la salud, las condiciones en las cuales las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, con el fin de mejorar la salud y reducir las inequidades en la salud en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Dado que la Región de las Américas es una de las más desiguales del mundo, se beneficiará de una visión estratégica sobre la promoción de la salud que ayude a reducir las desigualdades y a incrementar la equidad en la salud. El propósito es permitir que las personas puedan mejorar su salud al pasar del énfasis en el comportamiento individual a una amplia gama de intervenciones sociales y ambientales.

En ese contexto, me pareció apropiado actualizar este artículo y compartir con ustedes un resumen de las cuatro líneas estratégicas que se establecen en el documento aprobado, agregando en esta ocasión, las actividades que se proponen para que llevemos a cabo en los países. Complemento con las ideas centrales de la propuesta nacional que está descrita por lo menos en tres documentos: nuestra “Política de Salud 2016-2025”, nuestro “Plan nacional de promoción de la salud 2016-2025”, y el “Libro Blanco” para la mejora y fortalecimiento del sistema nacional público de salud integral. Agrego además algunos datos oficiales para subrayar la importancia de la promoción de la salud en el abordaje de nuestros principales problemas de salud.

Necesidad urgente de fortalecer la Promoción de la Salud

Aunque lo he manifestado en muchas ocasiones anteriores, insisto en que de acuerdo con la versión más reciente de las Estadísticas Vitales del INEC, en el período comprendido entre 2013 y 2017 fallecieron en el territorio nacional cerca de 60,000 personas (68% del total de defunciones) por causas que pudieron evitarse o disminuirse de forma importante mediante la prevención y solución de las causas primordiales de los problemas de salud, aprovechando esa “amplia gama de intervenciones sociales y ambientales destinadas a beneficiar y proteger la salud y la calidad de vida individuales” que aporta la promoción de la salud. Para demostrar este grave problema de salud pública, comparto a continuación una gráfica con las principales causas de muerte en el período.

Defunciones por ENT Panamá 2013-2017

Con la excepción de las causas externas, todas muestran una tendencia al aumento. Además, todas estas amenazas a salud son prevenibles, se pudieron evitar, o por lo menos prolongar la vida en buenas condiciones para la mayoría de los afectados.

Y esto ocurre a pesar de que en Panamá todos sabemos, tanto las autoridades como la población, que los principales factores de riesgo que explican la tendencia de muertes y discapacidad por enfermedades crónicas, y accidentes y violencias de todo tipo, son los estilos y hábitos de vida insalubres. En especial las dietas malsanas, la inactividad física, el consumo dañino de alcohol, tabaco y drogas, el sexo inseguro.

Renovación de la Promoción de la salud: actividades nacionales propuestas para cada línea estratégica

Línea estratégica de acción 1: Fortalecer los entornos saludables clave

  • Establecer o fortalecer redes, alianzas e iniciativas nacionales orientadas a entornos saludables, prestando especial atención a las instituciones (por ejemplo, escuelas y lugares de trabajo).
  • Fortalecer el sistema de información de salud a nivel nacional y regional, a fin de dar seguimiento a las actividades y los resultados de los programas orientados a entornos saludables con objeto de posibilitar la supervisión y el seguimiento, e incorporar, si fuera posible, bases de datos que incluyan variables relacionadas con la promoción de la salud.
  • Fortalecer las capacidades y las alianzas a nivel nacional, regional y local a fin de aplicar políticas intersectoriales que contribuyan a la sostenibilidad de las iniciativas sobre entornos saludables, y documentar su eficacia.

Línea estratégica de acción 2: Facilitar la participación y el empoderamiento de la comunidad, y el compromiso de la sociedad civil

  • Movilizar recursos y capacidades de la comunidad para incorporar enfoques de promoción de la salud en las políticas, los planes, los programas y los proyectos nacionales y locales relacionados con la salud y el desarrollo.
  • Elaborar y definir estrategias y diseñar campañas, materiales y mensajes con el objetivo de impulsar una población informada y empoderada en relación con los principales problemas y medidas de salud para abordar los determinantes sociales de la salud, aprovechando las redes sociales, los medios sociales y la comunicación digital.
  • Documentar las experiencias exitosas de colaboración con la sociedad civil, y de empoderamiento de la comunidad.
  • Fortalecer la participación de las comunidades y organizaciones, incluidas las que trabajan con la salud y además las de otros sectores.

Línea estratégica de acción 3: Fortalecer la gobernanza y el trabajo intersectorial para mejorar la salud y el bienestar, y abordar los determinantes sociales de la salud

  • Formar comités y grupos asesores intersectoriales a nivel municipal, provincial y nacional.
  • Fortalecer los sistemas de información tanto dentro como fuera del ministerio de salud a fin de recopilar datos que puedan desglosarse por estratificadores de equidad para evaluar el impacto de las intervenciones intersectoriales en la equidad en la salud.
  • Fortalecer la legislación y la regulación nacionales sobre los factores de riesgo prioritarios de las enfermedades no transmisibles (ENT) por medio de la diplomacia para la salud y la labor intersectorial.
  • Promover la investigación que se centre en enfoques multisectoriales de la promoción de la salud.

Línea estratégica de acción 4: Fortalecer los sistemas y servicios de salud incorporando un enfoque de promoción de la salud

  • Crear políticas y programas nacionales diseñados o ajustados para integrar el enfoque de promoción de la salud en el modelo de prestación de servicios.
  • Llevar a cabo actividades subnacionales y nacionales de capacitación a fin de facilitar el desarrollo de las aptitudes del personal de salud con respecto a la promoción de la salud, de manera de facilitar que tengan en cuenta los determinantes de la salud y que trabajen con líderes y grupos de la comunidad.
  • Iniciar evaluaciones comunitarias que analicen el efecto de las políticas de promoción de la salud a fin de abordar las inequidades y lograr una participación activa de la comunidad.

Renovación de la Promoción de la salud y la Política de Salud de Panamá

El documento de Políticas de Salud de Panamá, establece en su Política 4. “Garantizar la promoción de la salud mediante la educación, el mercadeo y la participación sociales, incorporando los derechos humanos, el enfoque de género e interculturalidad”. Para ello propone los siguientes objetivos Estratégicos

  • OE 4.1. Impactar en los determinantes de la salud de la población, a través de la implementación del plan Nacional de Promoción de la Salud.
  • OE 4.2. Fortalecer la participación social para el empoderamiento del individuo, la familia y la comunidad en el ejercicio de sus derechos humanos y deberes en salud.
  • OE 4.3. Reorientar los Servicios de Salud Integral con énfasis en la Promoción de la Salud
  • OE 4.4. Fortalecer el empoderamiento del individuo, la familia y la comunidad en la adopción de estilos de vida saludables.
  • OE 4.5. Fomentar los mecanismos de rendición de cuentas a la sociedad de acuerdo a la normativa nacional existente para todos los procesos de salud pública.

Cada Objetivo estratégico tiene definidas claramente las líneas de acción para alcanzarlo. Están descritas en las páginas 194 y 195 del documento de Política de salud. Los invito a su lectura y fortalecimiento donde se estima necesario.

Renovación de la promoción de la salud en el Plan Nacional

Por su parte, el Plan Nacional de Promoción de la Salud, busca fortalecer la estrategia de educación para la salud, participación social y comunicación para la salud, fomentando los derechos humanos, con enfoque de género y diversidad étnica cultural dentro de un contexto intersectorial y el empoderamiento de cada persona, familia, comunidad y otros actores sociales en sus derechos y deberes en salud. El Plan tiene los siguientes objetivos:

  • Potenciar los factores protectores de la salud de carácter psicosocial y ambiental, mediante los programas de estilos de vida saludable.
  • Reducir los factores de riesgo a la salud, mediante las actividades programadas de la cartera de servicio.
  • Fortalecer la participación social y las alianzas estratégicas, a través de los pactos o convenios firmados.
  • Poner en marcha un nuevo modelo de salud público que integre la promoción de la salud.

Los invito a la lectura de todo el documento, en especial las “Acciones Programáticas del Plan según objetivos estratégicos y líneas de acción de la Política 4 de Promoción de la Salud”, descritas a partir de la página 51 del mismo.

Renovación de la promoción de la Salud en el Libro Blanco

Finalmente, el llamado “Libro Blanco”, propone un Modelo de Atención basado en la promoción de la salud y prevención de enfermedad, para que la población tenga las herramientas necesarias que le permitan intervenir en la conservación de su salud a través del conocimiento y su empoderamiento con relación a su derecho a la salud.

Subraya la necesidad de “fortalecer la promoción de salud y la participación social organizada, implementando mecanismos que garanticen la contraloría social de salud y asegure la participación de los ciudadanos y de las comunidades en los proceso de decisión, planificación, ejecución y evaluación a través de organismos en todas las instalaciones de salud”.

Los invito a la lectura del documento completo, enfatizando en este caso, la propuesta de Modelo de Provisión de Servicios de Salud Integral del Sistema Nacional Público de Salud, a partir de la página 283.

Conclusión

No hay excusa para la inacción o las intervenciones insuficientes, “a pesar de disponer de soluciones basadas en pruebas científicas, no hemos hecho lo suficiente para cumplir con el compromiso político para alcanzar las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y no dejar a nadie atrás.

Estamos lejos de nuestra promesa de reducir en una tercera parte la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles mediante la prevención y el tratamiento, y promover la salud mental y el bienestar”.

¡Avancemos en la renovación de la promoción de la salud aprovechando nuestras fortalezas y oportunidades!

A %d blogueros les gusta esto: