Seleccionar página

Transparencia de los mercados de medicamentosLa Organización Mundial de la Salud adoptó una resolución sobre la mejora de la transparencia del mercado de medicamentos,  vacunas y otros productos sanitarios en un esfuerzo por ampliar el acceso. Es de vital importancia para los panameños, pues en el país, a pesar de la disponibilidad de recursos financieros, la escasez de medicamentos persiste y constituye un grave riesgo para la salud pública, generando frecuentes reclamos y diversas manifestaciones de protesta de la población y gremios de profesionales.

La resolución insta a los Estados Miembros a mejorar el intercambio público de información sobre los precios reales pagados por los gobiernos y otros compradores de productos sanitarios, y pide mayor transparencia en relación con las patentes farmacéuticas, los resultados de los ensayos clínicos y otros factores determinantes de la fijación de precios a lo largo de la cadena de valor que va del laboratorio al paciente.

Nuestro nuevo gobierno debe aprovechar esta magnífica oportunidad para ayudarnos a tomar decisiones mejor fundamentadas a la hora de comprar productos sanitarios, y negociar precios más convenientes. En última instancia, las autoridades nacionales tienen la obligación de asegurar la disponibilidad de medicamentos en el país en todo momento, en las formas y cantidades necesarias y a precios asequibles.

En ese contexto, me pareció necesario, para el beneficio de todos, especialmente de nuestras nuevas autoridades, compartir con ustedes las ideas centrales (debidamente actualizadas al día de hoy) de algunos artículos previos donde pongo de relieve la necesidad de aprovechar los mecanismos disponibles para superar el desabastecimiento de medicinas y promover la transparencia de los mercados de medicamentos. Veamos.

La CAN cuestiona el oligopolio en el mercado de fármacos

Actualizo esta entrega, invitándoles a leer el preocupante artículo de La Estrella Panamá el día de hoy, el cual señala que la “CAN cuestiona el oligopolio en el mercado de fármacos”.

De acuerdo con la publicación, la CAN presentó al Ejecutivo recomendaciones que plantearon para resolver el desabastecimiento de medicamentos, uno de los problemas más críticos del sistema de salud. En este renglón, la CAN elaboró una lista de medicamentos esenciales y de fármacos especializados de alto costo y de difícil adquisición. Esta lista de medicamentos es necesaria para facilitar y regular sus precios, a través de una negociación conjunta entre el Ministerio de Salud y la Caja de Seguro Social (CSS) en la adquisición de esos fármacos. Además, ayudaría a garantizar la transparencia de los procesos de compra y la eficacia de los tratamientos.

También se presentó una propuesta para homologar y fortalecer las compras de medicamentos e insumos con procesos estandarizados, con la finalidad de corregir la fragmentación que existe actualmente. Pero, de acuerdo con la CAN, estas propuestas no han tenido mucho eco en el Ejecutivo. Simplemente no ha habido voluntad política para implementar las medidas que evidentemente van a impactar los grandes sectores económicos que han provocado las distorsiones en la adquisición de medicamentos e insumos médicos.

Recursos financieros suficientes para garantizar la transparencia del mercado de medicamentos

Presupuesto disponible para medicamentos

Para comenzar, subrayo que en los últimos cinco años, el Sector público de salud, de acuerdo con la información oficial de la CSS y el MINSA, habrán tenido a su disposición, la nada despreciable suma de 1,570 millones de balboas para comprar los medicamentos que necesita nuestra población.

Si dividimos esos 1,570 millones de balboas (restándole el porcentaje que se nos ocurra para gastos administrativos) entre los 4 millones de habitantes estimados por el INEC para 2017, la suma resultante representa una extraordinaria disponibilidad de millones de balboas anuales para cada uno de los ciudadanos. Y, aun así, son muy frecuentes las quejas de la población por falta de medicamentos.

Esta situación pone claramente en perspectiva la magnitud del negocio de ventas de medicinas a las instituciones de salud del Estado y la necesidad de fortalecer la autoridad reguladora bajo la rectoría del MINSA para desarrollar una gestión efectiva, que garantice el suministro de medicamentos de forma transparente, eficiente y continua. Habría que evaluar además si ha sido suficiente el respaldo político necesario para aprovechar los recursos financieros disponibles y negociar con los proveedores precios razonables, en condiciones de eficiencia, eficacia, seguridad, controles y calidad.

Pongo de relieve además que, de acuerdo con la OMS; con una gobernanza  débil, el sistema farmacéutico está expuesto a una gestión ineficaz, influencias indebidas, corrupción, despilfarro, fraude y abuso. Y se calcula que la corrupción provoca pérdidas de hasta el 6% del gasto sanitario anual de los países.

Mecanismos para superar el desabastecimiento de medicinas y garantizar la transparencia del mercado de medicamentos

Existen varios mecanismos para evitar los negociados con los medicamentos. Aunque ya los he señalado antes en esta bitácora, hago propicio el momento para recordarles los más importantes. No hay otro camino.

El Fondo estratégico de la OPS para garantizar la transparencia del mercado de medicamentos

De gran trascendencia para superar el desabastecimiento y evitar los negociados con los medicamentos, es que el Gobierno garantice precios asequibles para los medicamentos. Para ello será necesario, para comenzar, buscar la información sobre los precios internacionales de los medicamentos. Conocer la oferta existente de productos genéricos de probada calidad y promover la competencia regulada.

Es buena idea estar dispuestos a adquirir las medicinas al por mayor, aprovechando las facilidades disponibles, como las que ofrece el Fondo Estratégico de la OPS; mecanismo solidario de compras conjuntas de medicamentos esenciales y suministros de salud estratégicos. Los productos adquiridos a través del Fondo cumplen con estándares internacionales de seguridad, son eficaces y de calidad. Además, sus precios son más competitivos, debido a la consolidación de la demanda de los países y las compras a través de economías de escala. En muchos casos, los precios que obtiene el Fondo representan un ahorro significativo por sobre los precios de los mercados nacionales.

Apoyo de UNOPS para la adquisición de insumos, medicamentos y equipos

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, UNOPS, es un organismo operacional de las Naciones Unidas que presta servicios, ofrece asesoramiento técnico e implementa proyectos. El país puede solicitar su apoyo para complementar nuestras propias capacidades, aumentar la celeridad, reducir los riesgos, fomentar la eficacia en función de los costos y mejorar la calidad.

UNOPS está en condiciones de ayudarnos a lograr que las adquisiciones públicas sean más eficientes gracias a métodos transparentes y efectivos. Posee la fortaleza técnica para garantizar que las adquisiciones públicas generen beneficios para el conjunto de la sociedad y ofrecernos soluciones para luchar contra el fraude y la corrupción, aumentando así la competitividad y la eficacia.

La Negociación y compra conjunta a través de COMISCA para garantizar la transparencia del mercado de medicamentos

Así mismo nos conviene la negociación y compra conjunta a través del COMISCA. Las negociaciones suelen realizarse con la participación del Grupo Negociador de Precios, formado por los representantes de los Ministerios de Salud de los ocho países miembros del SICA, con la presencia de observadores internacionales como OPS, BID, AECID, y países seleccionados del cono sur. Este mecanismo ha contribuido claramente a garantizar la transparencia de los mercados de medicamentos centroamericanos, logando un ahorro cercano al 30% de los precios si no se hubiera negociado conjuntamente.

Conclusión

Para garantizar la transparencia de los mercados de medicamentos y evitar los negociados que benefician a unos pocos, el gobierno tendrá a su disposición los mecanismos antes señalados antes, y los recursos financieros suficientes. No hay excusas.

Y no se trata de perjudicar a los proveedores nacionales, se trata de regular la competencia, exigiendo precios solidarios y asequibles para los medicamentos e insumos del sector público, comprando donde más le convenga a la mayoría de los panameños. Es imperativo desarrollar una gestión eficiente y efectiva, que proteja nuestro patrimonio.

A %d blogueros les gusta esto: