Seleccionar página

Renovación de la Promoción de la salud y los Objetivos de desarrollo sostenibleLa renovación de la promoción de la salud para que refleje las realidades contemporáneas de la Región, contribuya a lograr una mejor equidad en la salud y apoye al logro de los Objetivos de desarrollo sostenible, ODS; ha sido el epicentro del diálogo que, en los últimos meses, auspiciado por la OPS, han llevado a cabo los ministerios de salud de más de 30 países y territorios de la Región, junto con actores intersectoriales, miembros de la comunidad, así como la sociedad civil.

Las consultas nacionales para la renovación de la Promoción de la Salud, culminarán con la formulación de la Estrategia y el Plan de Acción sobre Promoción de la Salud en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2019-2030) que se presentará en el 57.º Consejo Directivo de la OPS/OMS en 2019, con seguridad será aprobada por los países, entre ellos Panamá.

La Estrategia buscará la renovación de la promoción de la salud a través de un movimiento social, político y técnico, abordando los determinantes sociales de salud para mejorar la salud y reducir las inequidades en salud en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En ese contexto, me pareció apropiado compartir con ustedes un brevísimo resumen de la descripción disponible (a la fecha de hoy) de las cuatro líneas estratégicas que se propondrán en el documento que será presentado en el 57.º Consejo Directivo de la OPS/OMS.

Complemento con las ideas centrales de la sólida propuesta nacional que está descrita por lo menos en tres documentos: nuestra “Política de Salud 2016-2025”, nuestro “Plan nacional de promoción de la salud 2016-2025”, y el “Libro Blanco” para la mejora y fortalecimiento del sistema nacional público de salud integral. Agrego además algunos datos oficiales para subrayar la importancia de la promoción de la salud en el abordaje de nuestros principales problemas de salud.

Agradezco vuestra lectura crítica y hago votos porque el material que comparto, sea de utilidad para orientar el quehacer de las nuevas autoridades en este ámbito.

¿De qué estamos hablando?

De acuerdo a la OMS, la Promoción de la Salud permite que las personas tengan un mayor control de su propia salud. Abarca una amplia gama de intervenciones sociales y ambientales destinadas a beneficiar y proteger la salud y la calidad de vida individuales mediante la prevención y solución de las causas primordiales de los problemas de salud, y no centrándose únicamente en el tratamiento y la curación. La promoción de la salud tiene tres componentes esenciales: la buena gobernanza sanitaria, la educación sanitaria y el desarrollo de ciudades saludables.

Por su parte, el desarrollo sostenible exige esfuerzos concertados para construir un futuro inclusivo, sostenible y resiliente para las personas y el planeta. Para alcanzar el desarrollo sostenible es fundamental armonizar tres elementos básicos, a saber, el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medio ambiente. Estos elementos están interrelacionados y son todos esenciales para el bienestar de las personas y las sociedades. Para alcanzar ese desarrollo, en 2015, los países del mundo adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. El Objetivo 3 corresponde a salud y busca “garantizar una vida saludable y promover el bienestar universal”.

Necesidad urgente de fortalecer la Promoción de la Salud

Aunque lo he manifestado en muchas ocasiones anteriores, insisto en que de acuerdo con la versión más reciente de las Estadísticas Vitales del INEC, en el período comprendido entre 2013 y 2017 fallecieron en el territorio nacional cerca de 60,000 personas (68% del total de defunciones) por causas que pudieron evitarse o disminuirse de forma importante mediante la prevención y solución de las causas primordiales de los problemas de salud, aprovechando esa “amplia gama de intervenciones sociales y ambientales destinadas a beneficiar y proteger la salud y la calidad de vida individuales” que aporta la promoción de la salud. Para demostrar este grave problema de salud pública, comparto a continuación una gráfica con las principales causas de muerte en el período.

Defunciones Panamá 2013-2017

Con la excepción de las causas externas, todas muestran una tendencia al aumento. Además, todas estas amenazas a salud son prevenibles, se pudieron evitar, o por lo menos prolongar la vida en buenas condiciones para la mayoría de los afectados.

Y esto ocurre a pesar de que en Panamá todos sabemos, tanto las autoridades como la población, que los principales factores de riesgo que explican la tendencia de muertes y discapacidad por enfermedades crónicas, y accidentes y violencias de todo tipo, son los estilos y hábitos de vida insalubres. En especial las dietas malsanas, la inactividad física, el consumo dañino de alcohol, tabaco y drogas, el sexo inseguro.

Renovación de la Promoción de la salud: Líneas estratégicas

Fortalecer los entornos saludables claves

“Los entornos claves que podrían abordarse de manera multisectorial para promover la salud y mejorar la calidad de vida incluyen escuelas, universidades, viviendas, lugares de trabajo, hospitales y centros de salud, centros religiosos, prisiones, mercados, refugios de emergencia y comunidades urbanas y rurales, entre otros”.

Facilitar la participación y el empoderamiento de la comunidad y el compromiso de la sociedad civil

“El empoderamiento de las comunidades, la apropiación y el control de sus propios destinos e iniciativas, requiere el acceso continuo a información completa, precisa y apropiada para la comunidad; oportunidades de aprendizaje para la salud; y establecer un financiamiento sostenido”. Por otro lado, también es fundamental, para fortalecer la promoción de la salud, tener un compromiso más significativo de la sociedad civil.

Fortalecer la buena gobernanza y el trabajo intersectorial para mejorar la salud y el bienestar y abordar los determinantes sociales de la salud

“Una buena gobernanza significa que los gobiernos tienen la responsabilidad fundamental a nivel mundial, nacional y local de desarrollar políticas para la salud y la justicia social a través de procesos democráticos que beneficien a toda la sociedad”.

Fortalecer los sistemas y servicios de salud a través de la promoción de la salud

“Desde la Declaración de Alma Ata en 1978 hasta la Declaración de Astana en 2018, la promoción de la salud y la atención primaria de salud han sido reconocidas como estrategias complementarias para fortalecer los sistemas de salud para lograr resultados de salud equitativos. El punto de partida es el reconocimiento de la salud como un derecho humano y como un componente y condición del desarrollo sostenible”

Renovación de la Promoción de la salud y la Política de Salud de Panamá

El documento de Políticas de Salud de Panamá, establece en su Política 4. “Garantizar la promoción de la salud mediante la educación, el mercadeo y la participación sociales, incorporando los derechos humanos, el enfoque de género e interculturalidad”. Para ello propone los siguientes objetivos Estratégicos

  • OE 4.1. Impactar en los determinantes de la salud de la población, a través de la implementación del plan Nacional de Promoción de la Salud.
  • OE 4.2. Fortalecer la participación social para el empoderamiento del individuo, la familia y la comunidad en el ejercicio de sus derechos humanos y deberes en salud.
  • OE 4.3. Reorientar los Servicios de Salud Integral con énfasis en la Promoción de la Salud
  • OE 4.4. Fortalecer el empoderamiento del individuo, la familia y la comunidad en la adopción de estilos de vida saludables.
  • OE 4.5. Fomentar los mecanismos de rendición de cuentas a la sociedad de acuerdo a la normativa nacional existente para todos los procesos de salud pública.

Cada Objetivo estratégico tiene definidas claramente las líneas de acción para alcanzarlo. Están descritas en las páginas 194 y 195 del documento de Política de salud. Los invito a su lectura y fortalecimiento donde se estima necesario.

Plan nacional de promoción de la salud

Por su parte, el Plan Nacional de Promoción de la Salud, busca fortalecer la estrategia de educación para la salud, participación social y comunicación para la salud, fomentando los derechos humanos, con enfoque de género y diversidad étnica cultural dentro de un contexto intersectorial y el empoderamiento de cada persona, familia, comunidad y otros actores sociales en sus derechos y deberes en salud.

De acuerdo con el documento “para hacer efectivo ese paradigma, debemos construir la capacidad institucional e intersectorial que permitan la viabilidad del enfoque de Promoción de la Salud desde una perspectiva o enfoque positivo, proactivo, propositivo e innovador, dirigido a impactar favorablemente en las condiciones y calidad de salud, fortaleciendo la participación social generando políticas públicas saludables, desarrollando las capacidades individuales y colectivas promoviendo la creación de ambientes saludables.” El Plan tiene los siguientes objetivos:

  • Potenciar los factores protectores de la salud de carácter psicosocial y ambiental, mediante los programas de estilos de vida saludable.
  • Reducir los factores de riesgo a la salud, mediante las actividades programadas de la cartera de servicio.
  • Fortalecer la participación social y las alianzas estratégicas, a través de los pactos o convenios firmados.
  • Poner en marcha un nuevo modelo de salud público que integre la promoción de la salud.

Los invito a la lectura de todo el documento, en especial las “Acciones Programáticas del Plan según objetivos estratégicos y líneas de acción de la Política 4 de Promoción de la Salud”, descritas a partir de la página 51 del mismo.

La Promoción de la Salud en el Libro Blanco

Finalmente, el llamado “Libro Blanco”, propone un Modelo de Atención cimentado en la promoción de la salud y prevención de enfermedad, para que la población tenga las herramientas necesarias que le permitan intervenir en la conservación de su salud a través del conocimiento y su empoderamiento con relación a su derecho a la salud.

Subraya la necesidad de “fortalecer la promoción de salud y la participación social organizada, implementando mecanismos que garanticen la contraloría social de salud y asegure la participación de los ciudadanos y de las comunidades en los proceso de decisión, planificación, ejecución y evaluación a través de organismos en todas las instalaciones de salud”.

Los invito a la lectura del documento completo, enfatizando en este caso, la propuesta de Modelo de Provisión de Servicios de Salud Integral del Sistema Nacional Público de Salud, a partir de la página 283.

Conclusión

No hay excusa para la inacción o las intervenciones insuficientes, “a pesar de disponer de soluciones basadas en pruebas científicas, no estamos haciendo lo suficiente para cumplir con el compromiso político para alcanzar las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y no dejar a nadie atrás. Estamos lejos de nuestra promesa de reducir en una tercera parte la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles mediante la prevención y el tratamiento, y promover la salud mental y el bienestar”. ¡Avancemos en la renovación de la promoción de la salud aprovechando nuestras fortalezas y oportunidades!

A %d blogueros les gusta esto: