Seleccionar página

Día Mundial de la Diabetes 2018Este año el Día mundial de la diabetes tiene como lema ”La diabetes concierne a cada familia” y tiene como propósito subrayar que los 62 millones de personas que padecen de Diabetes tipo 2 en las Américas, necesitan del apoyo de sus familias, por lo que insta a las familias a conocer y comprender los factores de riesgo, los signos y síntomas, y a buscar atención de emergencia oportuna si hay sospecha de diabetes.

El Día Mundial de la Diabetes se convirtió en un día oficial de las Naciones Unidas en 2006. Fue establecido por primera vez por la Federación Internacional de Diabetes en 1991, con el apoyo de la OMS, en respuesta a las crecientes preocupaciones sobre el aumento de la amenaza en la salud ocasionada por la diabetes. La campaña del Día Mundial de la Diabetes 2018 sobre “La familia y La Diabetes” promueve el acceso asequible y equitativo para las familias a cuidados esenciales, medicamentos y tecnologías, educación para el autocontrol e información necesaria para prevenir la diabetes tipo 2 y lograr resultados óptimos de diabetes.

En ese contexto me pareció apropiado ofrecerles hoy un resumen de los puntos que considero más importantes de los artículos que sobre el tema de la diabetes he publicado en este blog. Espero que este breve recordatorio nos sirva a redoblar el compromiso con prevenir la diabetes mediante políticas de salud pública y cambios de estilo de vida saludable que promueven una dieta sana, actividad física, y un peso corporal saludable.

Información nacional sobre la diabetes

Obesidad y diabetes en Panamá

La epidemia de obesidad, causante del aumento de la diabetes, está impulsada en gran parte por dos tendencias que van de la mano: un cambio en los hábitos alimentarios de la población (aumento del consumo de alimentos con un denso contenido energético, ricos en grasas saturadas, azúcares y sal) y la reducción de la actividad física (entre el 30 y el 60% de la población en las Américas no alcanzan el nivel mínimo recomendado de actividad física como por ejemplo, caminar durante 30 minutos al día).

Obesidad y diabetes son dos problemas que más perjudican la salud de los panameños, como lo evidencian los datos del último informe del “Censo de Salud Preventiva” que llevan a cabo el MINSA y la CSS reveló que desde el 2015 han detectado alrededor de medio millón de adultos mayores de 40 años con obesidad o sobrepeso, dislipidemias, hipertensión arterial, diabetes mellitus y enfermedad renal. Recordemos que todas, principalmente la obesidad y las dislipidemias, están directamente relacionadas con la diabetes y que estas cifras corresponden a la población que se acercó a ser atendida, lo que implica que son personas preocupadas por su salud o que sienten mal, lo cual no es el caso de toda la población, por lo que es muy probable que sean muchos los panameños que padecen una Enfermedad crónica como la diabetes y no lo saben porque todavía no les ha dado síntomas.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud estima que el 8,5% en la población adulta mundial sufre de diabetes. Si le aplicamos ese porcentaje (8.5%) a la población de adultos mayores de 20 años estimada por el INEC para 2016 (2.6 millones), resulta que alrededor de 220,374 panameños pueden estar padeciendo de diabetes y no lo saben. Redoblemos el esfuerzo por encontrar y tratar la obesidad y diabetes.

Obesidad y diabetes en Panamá

Mortalidad por diabetes en Panamá

De acuerdo a estimaciones propias a partir de cifras oficiales de la Contraloría General de la República, a través del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), en los últimos cinco años la diabetes ha sido responsable directa por el fallecimiento de más de 5,000 personas, de las cuales la mayoría eran mayores de 60 años, afectando casi por igual a hombres y mujeres. En el mismo período alrededor de 25,000 personas fallecieron por causa de enfermedades circulatorias directamente relacionadas a este padecimiento, lo que significa que cada año el país pierde más de 1,000 ciudadanos por causa de la diabetes y 5,000 ciudadanos por enfermedades circulatorias.

Defunciones por diabetes en Panamá

La diabetes es por lo tanto un importante problema de salud pública y una de las cuatro enfermedades no transmisibles (ENT) que deben ser intervenidas con carácter prioritario, lo cual, en mi opinión, como lo ratifican las cifras señaladas, debe ser abordado con el suficiente compromiso y efectividad por parte de nuestras autoridades, las personas afectadas y sus familias, y la sociedad en su conjunto.

Algunas intervenciones para la prevención y manejo de la obesidad y diabetes

Frenar el avance de la obesidad y diabetes

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, el avance de la diabetes puede detenerse a través de una combinación de políticas fiscales, legislación, cambios en el medio ambiente y sensibilización a la población para modificar los factores de riesgo, entre ellos la obesidad y el sedentarismo.

Ejemplos de estas intervenciones incluyen impuestos a las bebidas azucaradas; prohibiciones a la publicidad de alimentos ultraprocesados para niños; etiquetado de alimentos en el frente del paquete; y la promoción de espacios recreativos seguros y accesibles para fomentar la vida activa. La dieta saludable y 30 minutos de actividad física moderada casi todos los días pueden reducir drásticamente el riesgo de desarrollar diabetes.

Plan Estratégico Nacional Para la Prevención y Control Integral de las ENT y sus Factores de Riesgos, años 2014-2019

En el contexto de la celebración de este Día mundial de la diabetes, subrayo que el Ministerio de Salud presentó al inicio de la actual gestión, el “Plan Estratégico Nacional Para la Prevención y Control Integral de las Enfermedades No Transmisibles y sus Factores de Riesgos, años 2014-2025”. El plan tiene seis líneas estratégicas que permitirán trabajar con la comunidad y disminuir los factores de riesgos de estas enfermedades que tienen cuatro factores comunes: el sedentarismo, la inactividad física, la dieta poco saludable (con alto contenido de grasas, azucares refinados, alto valor calórico y bajo contenido nutricional) y la ingesta excesiva de alcohol y tabaco. Las autoridades de Salud estiman que, si se logra incidir sobre esos factores de riesgo, se reducirá la morbilidad y mortalidad relacionada a estas enfermedades.

Lamentablemente la página Web del MINSA no muestra información sobre los avances en el desarrollo de este importante Plan. Recomiendo a las próximas autoridades darle el merecido y necesario seguimiento porque las ENT son la primera causa de muerte en el país y no estamos haciendo lo suficiente.

¿Qué podemos hacer individualmente?

Lo primero que debemos hacer para celebrar este día mundial de la diabetes es modificar nuestros estilos de vida con medidas sencillas y eficaces para prevenir la obesidad y diabetes o retrasar su aparición, como por ejemplo: alcanzar y mantener un peso corporal saludable; mantenernos activos, practicando al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana; evitar el consumo de tabaco, y los excesos de alcohol, puesto que aumentan el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares y; consumir una dieta saludable, que evite el azúcar y las grasas saturadas. Recuerda que la diabetes es un “asesino silencioso” y es posible que algunas personas, en especial las que padecen prediabetes o diabetes tipo 2, no experimenten síntomas al principio.

Adicionalmente debemos estar alertas ante la aparición de cualquier síntoma como puede ser: aumento de la sed, necesidad de orinar con frecuencia, hambre exagerada permanente, pérdida de peso sin causa aparente, fatiga (te cansas con facilidad), irritabilidad y mal genio también sin causa, visión borrosa, heridas, úlceras y llagas que tardan en sanar, infecciones frecuentes, como las infecciones en las encías o en la piel y las infecciones vaginales.

Ante la aparición persistente de estos síntomas, sin otra causa clara, debes acudir a los establecimientos de salud del MINSA, la CSS y las campañas que realice el Censo de Salud.

Conclusión

En el día mundial de la diabetes, vale recordar el Informe Mundial de la OMS cuando nos subraya que “no hay soluciones sencillas para combatir la diabetes, pero mediante intervenciones coordinadas con múltiples componentes pueden lograrse cambios importantes. Todos tienen un papel que desempeñar en la reducción de los efectos de la diabetes en sus diferentes variantes. Los gobiernos, los profesionales de la salud, las personas con diabetes y sus familias, la sociedad civil, los productores de alimentos y fabricantes de productos alimenticios y los proveedores de medicamentos: todos son partes interesadas. En conjunto pueden hacer una contribución importante para detener el aumento de la diabetes y mejorar la calidad de vida de las personas que tienen la enfermedad…”

A %d blogueros les gusta esto: