Salud de la mujer niños y adolescentesMejorar la salud de la mujer niños y adolescentes es el propóito del Plan de acción para la salud de la mujer, el niño, la niña y adolescentes 2018-2030, aprobado por el 56.o Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El documento ofrece una serie de medidas encaminadas a poner fin a las muertes evitables de mujeres, niños, niñas y adolescentes, garantizar su salud mental y bienestar físico a lo largo de su vida y ampliar los entornos propicios, de manera que nadie se quede atrás.

En ese contexto considere necesario compartir con ustedes un breve resumen de los compromisos que adquirieron los países de América, incluidos nosotros, al aprobar dicho documento las autoridades de salud allí presentes.  No omito subrayar que el Plan de acción aprobado será un excelente documento de apoyo al quehacer de las nuevas autoridades de salud, que a partir del 2019 estarán al frente de nuestras instituciones. Leamos el documento completo, vayamos pues tomando nota y aprovechemos al máximo la oferta de cooperación técnica que la OPS está comprometida en ofrecernos para ayudarnos a mejorar la salud de la mujer niños y los adolescentes

Antecedentes regionales importantes

La justificación central de la formulación del plan es el hecho de que el progreso en cuanto a la salud de la la mujer niños y adolescentes en la Región ha sido desparejo. Los avances no han beneficiado a ciertos subgrupos de población en los países. Persisten diferencias significativas entre los países y dentro de ellos en cuanto al estado de salud de la población, y determinados grupos de la población —como los grupos indígenas, los afrodescendientes, los grupos de menor escolaridad, los pobres y los residentes en zonas rurales, así como algunos grupos de mujeres, niños. niñas y adolescentes— padecen sistemáticamente cargas mayores de mortalidad y morbilidad prevenibles. Sin embargo, teniendo presentes el considerable avance social y económico en la Región, así como los conocimientos, experiencias y enseñanzas extraídas de la labor realizada para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), hay razones para estar seguros de que los logros alcanzados hasta la fecha pueden acelerarse y ampliarse”.

Marco de referencia para el Plan de Acción

“La Estrategia mundial para la salud de la mujer, el niño y el adolescente, (2016-2030), la Agenda de salud sostenible para las Américas 2018-2030 y la Estrategia para el acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud constituyen el marco de este plan de acción. La meta general del plan es proteger los logros obtenidos hasta el presente y subsanar las brechas restantes para garantizar una vida saludable y promover el bienestar de todas las mujeres, los niños, las niñas y adolescentes de la Región de las Américas

Líneas estratégicas de acción para mejorar la salud de la mujer niños y adolescentes

En el Plan de Acción se adopta una perspectiva en favor de la equidad y de políticas públicas encaminadas a abordar adecuadamente los determinantes subyacentes de la salud de las mujeres, los niños, las niñas y adolescentes con un enfoque multisectorial. Se basa en cuatro líneas estratégicas de acción que son complementarias y se refuerzan mutuamente. Puesto que los países han tenido un grado de progreso distinto en cuanto a los objetivos de sobrevivir, prosperar y transformar, y que cada uno de ellos necesitará establecer un plan de acción apropiado para su contexto y prioridades nacionales, las líneas estratégicas de acción aquí propuestas tienen por objeto servir de orientación para las medidas nacionales y subnacionales”.

  1. Fortalecer un entorno normativo transformador a fin de reducir las inequidades en materia de salud que afectan a las mujeres, los niños, las niñas y adolescentes.
  2. Promover la salud y el bienestar universales, efectivos y equitativos para todas las mujeres, los niños, las niñas y adolescentes en sus familias, escuelas y comunidades a lo largo del curso de la vida.
  3. Ampliar el acceso equitativo de las mujeres, los niños, las niñas y adolescentes a servicios de salud integrales, integrados y de buena calidad que se centren en las personas, las familias y las comunidades.
  4. Fortalecer los sistemas de información para la recolección, disponibilidad, accesibilidad, calidad y difusión de información estratégica, incluidos datos y estadísticas sobre la salud de las mujeres, los niños, las niñas y adolescentes, en el marco de los principios propuestos en el presente plan.

La ejecución eficaz del plan de acción requerirá una acción multisectorial estratégica y sostenida. En el contexto de este, las sinergias y la planificación, la ejecución, el seguimiento y la evaluación de las acciones juntamente con otros sectores, incluidos los de educación, protección social y justicia, así como la sociedad civil, son fundamentales para abordar los determinantes sociales que influyen en la salud de las mujeres, los niños, las niñas y adolescentes, y para reducir las inequidades en materia de salud. Una ejecución coherente e integrada de las líneas de acción propuestas, según corresponda al contexto y a las prioridades nacionales, contribuirá al logro de las metas al nivel del impacto que se indican en el documento y cuya lectura crítica recomiendo.

A %d blogueros les gusta esto: