Actividad física para la salud

Actividad física para la saludLos invito a la lectura y difusión del documento Actividad física para la salud, el cual será discutido en la 142ª reunión del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, que se lleva a cabo esta semana en la sede de la Organización Mundial de la Salud. Este es un tema de gran relevancia para nuestro país, pues, como sabemos cada año cerca de 10,000 ciudadanos pierden la vida prematuramente por “enfermedades no transmisibles”, principalmente enfermedades del sistema circulatorio, tumores malignos y diabetes mellitus. Todas relacionadas en forma directa o indirecta con estilos de vida asociados a factores de riesgo para la salud y la vida. A pesar de ello la mayoría de los panameños no hemos modificado nuestros estilos de vida con medidas sencillas y eficaces para prevenir estos males o retrasar su aparición, como por ejemplo: alcanzar y mantener un peso corporal saludable; mantenernos activos, practicando al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana. Veamos un breve resumen de la información que nos ofrece el documento.

Actividad física para la salud

  • La inactividad física es un factor principal de riesgo de muerte prematura por enfermedades no transmisibles. En cambio, la actividad física regular está asociada a menores riesgos de cardiopatía, accidente cerebrovascular, diabetes y cáncer de mama y de colon, y a una salud mental y una calidad de vida mucho mejores.
  • En todo el mundo, el 23% de los adultos y el 81% de los adolescentes (de 11 a 17 años) no siguen las recomendaciones mundiales relativas a la actividad física. La prevalencia de la inactividad varía considerablemente entre los países y en cada uno de ellos (alcanza al 80% en algunos grupos de población adulta), y la inactividad aumenta junto con el desarrollo económico, debido a cambios en las modalidades de transporte, el uso de la tecnología, la urbanización y los valores culturales.
  • Existen importantes desigualdades y, a ese respecto, las niñas, las mujeres, las personas mayores, los grupos desfavorecidos y las personas pobres, las personas con discapacidad o enfermedades crónicas, y las pertenecientes a comunidades rurales tienen menos facilidades de acceso a espacios y lugares seguros, accesibles, asequibles y adecuados para realizar a actividad física.
  • La actividad física reporta beneficios sanitarios, sociales y económicos multiplicadores, y la inversión en medidas normativas que propicien los desplazamientos a pie o en bicicleta, el entretenimiento activo, el deporte y el juego puede contribuir directamente al logro de muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por lo tanto, ha llegado el momento de afianzar los compromisos contraídos y acelerar los progresos hacia la consecución de los beneficios derivados de sociedades más activas, mediante alianzas eficaces con diversos sectores, la sociedad civil, las comunidades y el sector privado.
  • Sin embargo, no existe una única solución política. Las medidas nacionales destinadas a contrarrestar las tendencias actuales y hacer frente a las desigualdades en lo que respecta a las oportunidades de cada persona de estar físicamente activa exige una combinación estratégica de respuestas políticas seleccionadas y aplicadas en función del contexto nacional, ejecutadas en entornos clave, adaptadas para satisfacer las necesidades de diferentes jurisdicciones subnacionales y de diferentes poblaciones, y que tenga en cuenta una amplia gama de capacidades.
  • El proyecto de Plan de acción mundial sobre actividad física 2018-2030 reconoce los límites para progresar y, consiguientemente, propone soluciones orientadas a fortalecer el liderazgo, la gobernanza, las alianzas multisectoriales, las capacidades del personal, los sistemas de información y la promoción. Asimismo, tiene presentes las peticiones de los Estados Miembros en favor de una mejor coordinación mundial, regional y nacional, así como la necesidad de un cambio de movimiento social y de paradigma en lo que respecta a la actividad física.
  • El proyecto de plan de acción mundial ofrece a los Estados Miembros una lista priorizada de medidas normativas que pueden adoptar para hacer frente a los múltiples determinantes culturales, ambientales e individuales de la inactividad, mediante la interacción con otros sectores en el contexto de medidas conjuntas. Sus prioridades consisten en incrementar los niveles generales de actividad física y, por medio de soluciones integradoras, reducir las desigualdades en lo que concierne a la participación. La ejecución del plan se regirá por siete principios: un enfoque basado en los derechos humanos; equidad durante todo el curso de la vida; práctica basada en pruebas científicas; universalidad proporcional; coherencia política y salud en todas las políticas; implicación y empoderamiento; y alianzas multisectoriales que incluyan medidas coordinadas orientadas al logro de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
  • El objetivo del proyecto de plan de acción consiste en lograr para 2030 una reducción relativa del 15% en la prevalencia mundial de inactividad física en adultos y adolescentes, con respecto a los valores de referencia de 2016.
  • La visión del plan en favor de «más personas activas para un mundo más sano» se materializará mediante una misión común, consistente en asegurar que todas las personas puedan acceder a entornos seguros y propicios y tener diversas oportunidades para mantenerse físicamente activas en su vida cotidiana, como un medio que permita mejorar la salud personal y comunitaria y contribuir al desarrollo social, cultural y económico de todas las naciones.

Por su parte el Ministerio de Salud de Panamá viene insistiendo desde hace algún tiempo en la necesidad de realizar por lo menos 30 minutos de actividad física para la salud cada día.

Actividad física para la salud

Hagamos el esfuerzo por “Lograr un cambio de paradigma en toda la sociedad mediante el mejoramiento de los conocimientos, la comprensión y la valoración de los múltiples beneficios que reporta la actividad física regular, en función de la capacidad y a todas las edades”

Acerca de jorgeprosperi

Hola amigos: Tengo 67 años, soy de nacionalidad panameña, casado, con cuatro hijos. Recibí mi título de doctor en Medicina en la Universidad Nacional de Panamá, me especialicé en Pediatría en el Hospital del Niño de Panamá, luego obtuve una Maestría en Salud Pública con especialización en organización, planificación y administración de servicios de salud en la Universidad Nacional de Panamá. Realicé estudios de postgrado en gestión de sistemas y servicios de salud en la Escuela Andaluza de Salud Pública. De 1979 al 1991 desempeñé diversos cargos de dirección y coordinación en el sistema nacional de salud de Panamá, entre ellos la Dirección Médica del Hospital del Niño y la Dirección General de Salud. A partir de agosto del 1992 inicié mi carrera en la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en el Área de Políticas, Sistemas y Servicios de Salud, brindando cooperación técnica en Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Venezuela y Ecuador. Posteriormente fui Representante de la OPS/OMS en Ecuador, en Nicaragua y me jubilé el 30 de noviembre de 2014, siendo el Representante de OPS en Costa Rica. Al terminar mi carrera profesional en la Organización Panamericana de la Salud, vuelvo a Panamá con la obligación personal, ética y moral de compartir conocimientos y experiencias atesoradas en estos años. Espero no defraudarlos y que mis aportes tengan valor agregado...
Esta entrada fue publicada en Determinantes Sociales de la Salud, La Salud en Todas las Políticas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario