Pacto por la Salud: ¡Ahora por favor!

Pacto por la SaludComparto con ustedes resumen del artículo que publique ayer en La Prensa en el cual me refiero a las recientes declaraciones de la Comisión de Alto Nivel conformada para mejorar el sistema público de salud, durante la presentación de sus logros y metas. Aunque reconozco el esfuerzo y la capacidad de los miembros de la Comisión, las declaraciones me parecieron muy preocupantes y merecen al menos las siguientes preguntas y reflexiones sobre la propuesta de esperar hasta el 2019 para un Pacto por la Salud. Veamos…

¿Esperamos hasta el 2019 para un Pacto por la Salud?

La Comisión de Alto Nivel, nos informa durante la presentación de un informe de “logros y retos” desde su creación, que hay algunos avances, que enfrentan varios desafíos, que les preocupa muchísimo como garantizar el cumplimiento en el largo plazo de las metas en esa mesa de diálogo una vez concluya este gobierno, y evalúan la posibilidad de que los candidatos presidenciales para las elecciones de 2019 firmen un pacto, en el que se “comprometan a dar continuidad al proceso de transformación del sistema”. Sin negar la necesidad del pacto señalado; parece que perdieron las esperanzas de avanzar con este gobierno al que le quedan dos años de trabajo y en ese período. Si hay el compromiso y apoyo necesario, se puede avanzar en la implementación de las estrategias que han formulado.

Preguntas y reflexiones

La primera es cuando afirmamos que entre la CSS y el Minsa atienden al 85% de la población, tenemos que preguntarnos: ¿cuál es la equidad, efectividad, calidad y calidez de ese 85% de cobertura?, ¿quién atiende al 15% restante? Son más de 600,000 panameños que tienen que buscar atención en una clínica privada, gastarse sus ahorros y empobrecerse aún más. Aunque ahora con las “externalizaciones” de cirugías y procedimientos, pudiera no ser una preocupación cerrar esa brecha desde lo público. En todo caso hay una buena cantidad de personas de escasos recursos que sencillamente no tienen acceso a ninguna clase de servicio de salud.

Es igualmente válido preguntarse cuáles son los avances a los que se refieren los distinguidos comisionados. Considero exagerado presentar como resultado “el fortalecimiento de la Coordinación efectiva entre el MINSA y la CSS”. Por otro lado no basta con la identificación de los nudos críticos, impostergables y la formulación de una propuesta. Recordemos que esa información ya la proporcionó la Mesa de Diálogo y está en poder del Ejecutivo desde hace más de dos años, lo que hace sospechar al más ingenuo, que el compromiso y el respaldo político ha sido insuficiente y han prevalecido otros intereses. Sabemos que persiste la falta de acceso a servicios de salud con calidad y equidad; que son frecuentes las crisis por falta de medicamentos e insumos; que son insuficientes los recursos humanos; que muchas infraestructuras están en mal estado; que se construyen obras sin recursos humanos ni equipos y en ocasiones dónde no son necesarias, etc…

¿Qué hacer para avanzar hacia la Cobertura Universal de Salud?

Para alcanzar un Pacto por la Salud y avanzar hacia la Cobertura Universal de Salud, que el fin último de la propuesta de la Comisión y el anhelo de todos los panameños, es preciso que avancemos en el fortalecimiento de nuestro sistema público de Salud. Reconozco que resolver nuestro problema no es un asunto sencillo, y que la simple fusión de dos instituciones en malas condiciones, no puede llevar a nada bueno. Antes debemos comenzar con el fortalecimiento institucional integral de la CSS y el MINSA, pues su situación no es la mejor y en nuestros servicios de salud, son frecuentes los reclamos por construcciones en mal estado, o paralizadas, así como las carencias de todo tipo, en especial de medicamentos. Todo lo cual es inconcebible si consideramos la cantidad de dinero que maneja el MINSA y la CSS.

En ese contexto le reitero respetuosamente a nuestro Presidente que cumpla con su promesa, que le brinde todo el efectivo apoyo político, estratégico, técnico y financiero a la Propuesta de la Mesa del Diálogo por la Salud “Mejora y fortalecimiento del sistema de salud integral en el marco de una política de estado”. Que apoye el fortalecimiento de la capacidad del MINSA para el ejercicio de su Función Rectora y que promueva el mejoramiento de la capacidad de Gestión Pública, eliminando de raíz la injerencia de los intereses políticos y económicos y gremiales; favoreciendo una gestión en salud, “tecno-política” pero estratégica, efectiva, transparente y enfocada en la equidad.

No tenemos que esperar hasta el 2019, ¡el Pacto por la Salud debe ser ya mismo!

Acerca de jorgeprosperi

Hola amigos: Tengo 67 años, soy de nacionalidad panameña, casado, con cuatro hijos. Recibí mi título de doctor en Medicina en la Universidad Nacional de Panamá, me especialicé en Pediatría en el Hospital del Niño de Panamá, luego obtuve una Maestría en Salud Pública con especialización en organización, planificación y administración de servicios de salud en la Universidad Nacional de Panamá. Realicé estudios de postgrado en gestión de sistemas y servicios de salud en la Escuela Andaluza de Salud Pública. De 1979 al 1991 desempeñé diversos cargos de dirección y coordinación en el sistema nacional de salud de Panamá, entre ellos la Dirección Médica del Hospital del Niño y la Dirección General de Salud. A partir de agosto del 1992 inicié mi carrera en la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en el Área de Políticas, Sistemas y Servicios de Salud, brindando cooperación técnica en Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Venezuela y Ecuador. Posteriormente fui Representante de la OPS/OMS en Ecuador, en Nicaragua y me jubilé el 30 de noviembre de 2014, siendo el Representante de OPS en Costa Rica. Al terminar mi carrera profesional en la Organización Panamericana de la Salud, vuelvo a Panamá con la obligación personal, ética y moral de compartir conocimientos y experiencias atesoradas en estos años. Espero no defraudarlos y que mis aportes tengan valor agregado...
Esta entrada fue publicada en Cobertura Universal de Salud y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario