Seleccionar página

salvemos-el-spsHace más de un año inicié la difusión de información (actualizada) sobre el apremiante y pendiente asunto de “alcanzar la Cobertura Universal de Salud”. Hoy veo con desconsuelo que la situación de nuestro Sistema Nacional de Salud no ha variado en los últimos años, de hecho puede haberse deteriorado; que son frecuentes las denuncias de la población y de los gremios de la salud agrupados en la COMENENAL; y lo peor, que nuestras autoridades no dan respuesta a este descontento y parecen tener “otra” agenda, diferente de la población que los eligió…

Opino igualmente que el Diálogo Nacional para la Transformación del Sistema de Salud Pública, solo aportó acuerdos para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de la salud, lo cual es necesario y justo, pues éstos sostienen el “sistema”; y recientemente, el frágil consenso que se refleja en el documento “Lineamientos propuestos para la Mejora y Fortalecimiento del Sistema Nacional Público de Salud integral, en el marco de una Política de estado”, el cual, al margen de constituir el producto de un comprometido esfuerzo, y de contener los elementos necesarios y suficientes para el cambio, requiere de un importante trabajo de síntesis y edición… Por cierto, en el escrito, nos dicen los autores que:

“…entre los problemas relevantes que existen, identificamos la falta de acceso a los servicios de salud con equidad; carencia de recursos humanos, de insumos sanitarios y medicamentos; falta de coordinación institucional intra y extra sectorial; carencia de infraestructuras óptimas; falta de sistemas adecuados de información técnica y sistemas financieros que sustenten los procesos de planificación para los modelos de gestión y provisión de servicios integrales. Todo esto conduce, a un modelo de servicios de salud con una visión centrada en la enfermedad, deshumanizado, separándose del concepto de integralidad, que beneficie verdaderamente a la población…”

De hecho en su último Comunicado, la COMENENAL reitera que en la CSS existe una gran crisis. Cito solamente dos de siete elementos de la crisis allí señalados, pues son indispensables para entender por qué no avanzamos hacia el sistema de salud que necesitamos.

El 6º elemento y el más importante de la Crisis…

 “…la incapacidad administrativa para gestionar transparentemente y eficientemente la institución…”“…Incapacidad para resolver problemas y no profundizarlos…”“…Incapacidad para haberse rodeado de los mejores asesores y tomar las mejores decisiones…”“…Incapacidad para defender los mejores intereses de los asegurados…”

El 7º elemento de la Crisis, dará paso a la siguiente Crisis…

 “…a dos años de iniciada su gestión, la administración actual de la CSS no está aún en capacidad de dar un informe al país y en especial a todos los asegurados sobre el estado actual del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM)…”

 “Por todo lo anterior COMENENAL conmina al gobierno a tomar los correctivos necesarios en la CSS, destinados a enfrentar y sobrepasar la crisis en que ya estamos inmersos y que de no hacerse, llevará a una explosión social incalculable…”

Como si fuera poco, de acuerdo a la última Encuesta de Opinión Pública llevada a cabo por la firma Dichter & Neira; el 57% de la población considera la gestión de gobierno entre “mala y muy mala”, y 60% de los encuestados considera la gestión del recién designado Ministro de Salud también como “mala y muy mala”. Adicionalmente, la gestión del Director de la CCS también está bajo la lupa y se afirma que la administración de la Caja de Seguro Social (CSS), en manos del actual Director, ha estado plagada de escándalos. A pesar de ello, el Presidente anunció (ayer) que tomó la decisión de respaldar a que el director del Seguro Social use sus facultades para comprar, de forma directa, los medicamentos, a los precios correctos. Vale la pregunta: ¿será que la crisis es para facilitar oportunidades de negocios?

Comopinion-vic_lprcrt20160908_0001_1o lo expresa claramente la caricatura de La Prensa, el Pueblo ya no está primero, y la salud está en la cola…

No obstante, el Presidente advirtió recientemente a funcionarios que deben actuar con transparencia. Aunque son pocos los panameños que le creyeron, abrigo esperanzas de que se haga realidad ese discurso, porque el panorama es desalentador y para cumplir con las promesas de campaña urgen cambios estructurales profundos…

Así las cosas, me pregunto: ¿qué es lo que pasa?, ¿privan los intereses partidistas, económicos y sociales sobre los de la Patria?, ¿no es una prioridad este tema?, ¿hasta cuándo por favor? Aquí todos sabemos que es lo que hay que hacer: en lo político, en lo estratégico y en lo técnico. Por ello le pido respetuosamente a nuestro Presidente que cumpla con sus promesas de campaña, que ponga como prioridad “la Mejora y Fortalecimiento del Sistema Nacional Público de Salud integral” en su agenda política. Para comenzar:

  • Haga valer sus declaraciones en Naciones Unidas el año pasado: “…el uso eficiente de los recursos será clave para el cumplimiento de los ODS, por lo cual en Panamá se está por concluir un Diálogo Nacional para la Coordinación Efectiva del Sistema de Salud Pública, cuyo resultado redundará en mayor eficiencia y en la mejora de las prestaciones de salud…”
  • Le brinde todo el “efectivo” apoyo político, estratégico, técnico y financiero a la Comisión de Alto Nivel, en el contexto de un plan operativo (que ya deberían tener formulado), con productos claros, fechas, responsables.
  • Apoye el fortalecimiento de la capacidad del MINSA para el ejercicio de su Función Rectora y el desempeño de las Funciones Esenciales de Salud Pública.
  • Impulse el mejoramiento de la capacidad de Gestión Pública; comenzando por colocar a los más capaces al frente de las dos instituciones públicas del sistema de salud, eliminando la injerencia de los intereses políticos y económicos y gremiales. Haciendo una gestión “tecno-política” pero estratégica, efectiva, transparente y enfocada en la equidad.

Para cerrar, a manera de recordatorio estratégico (que nunca está de más), les reitero cordialmente la invitación a revisar mi publicación “Argumentando por el Acceso Universal a Servicios Integrales de Salud y la recuperación de nuestros valores: resumen del primer año…”.

En la primera parte, dedicada al tema que nos ocupa, comparto información que ayude a generar opciones viables y factibles sobre la Cobertura Universal de Salud, con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud. Para ello les presento un listado de las publicaciones que sobre el tema (y otros relacionados) he subido a este “Blog” en el último año. En ellas me dediqué a reflexionar y hacer propuestas concretas sobre cómo avanzar hacia la Cobertura Universal en nuestro país. Compartí como siempre bibliografía actualizada sobre el tema; Resoluciones que hemos suscrito y son mandatos y compromisos (muchos incumplidos); declaraciones públicas en los medios, tanto del gobierno como de los gremios; y recomendé aprovechar las lecciones aprendidas de las experiencias de nuestros países vecinos, algunas de las cuales desarrollé plenamente.

La segunda parte, que lleva por nombre “Agonía y Deber” opté por analizar y difundir información actualizada sobre temas de relevancia política, económica y social que afectan nuestra vida cotidiana, así como la búsqueda y propuesta de algunas soluciones factibles y viables desde mi punto de vista. En ella pretendo hacer un aporte crítico, tratando de no ser redundante, a la información disponible en nuestros diarios y en los sitios web de diferente orientación política, que ya proponen la reflexión y soluciones sobre los temas que nos ocupan. Huelga comentar que allí converso sobre nuestros valores, los cuales están subyacentes a la problemática que tenemos que resolver…

Hasta la próxima, les saludo fraternalmente.

A %d blogueros les gusta esto: