Argumentando por el Acceso Universal a Servicios Integrales de Salud y la recuperación de nuestros valores: resumen del primer año…

Hace poco más de un año, al terminar mi carrera profesional en la Organización Panamericana de la Salud, regresé a Panamá con la obligación personal, ética y moral de compartir conocimientos y experiencias atesoradas en estos años. Y decidí, para comenzar, escribir dos bitácoras (“blogs”) en las que abordaría temas de interés para nuestra ciudadanía.

Titulé la primera: “elblogdejorgeprosperi: Argumentando por el Acceso Universal a Servicios Integrales de Salud y el Desarrollo Humano con Equidad”. Esta tiene como propósito: “compartir información que ayude a generar opciones viables y factibles sobre los dos asuntos que considero tenemos que abordar como país: la Cobertura Universal de Salud y los Determinantes Sociales de la Salud, entendiendo que son los elementos subyacentes a la Producción Social de la Salud y absolutamente interdependientes para alcanzar la Equidad en salud y el Bienestar integral”. A través del análisis y la expresión de mis puntos de vista, he intentado provocar (hasta ahora sin éxito pero no pierdo las esperanzas) un debate constructivo que nos permita capitalizar las experiencias y avanzar hacia el futuro que queremos.

En la segunda, que lleva por nombre “Agonía y Deber” opté por analizar y difundir información actualizada sobre temas de relevancia política, económica y social que afectan nuestra vida cotidiana, así como la búsqueda y propuesta de algunas soluciones factibles y viables desde mi punto de vista. En ella pretendo hacer un aporte crítico, tratando de no ser redundante, a la información disponible en nuestros diarios y en los sitios web de diferente orientación política, que ya proponen la reflexión y soluciones sobre los temas que nos ocupan.

Luego de un año, y más de cuarenta publicaciones, consideré apropiado hacer un resumen de lo publicado y compartirlo con ustedes. Como podrán apreciar, alguna información (texto, cuadros y gráficas) se repite, actualizada o no, en diferentes publicaciones. Lo he hecho a propósito, para beneficiar al lector que visita por primera vez al sitio. Y con la esperanza de que le llegue a los tomadores de decisiones y los ayude en su quehacer. En ese sentido, les presento a continuación un breve resumen de cada entrega, y los invito a hacer “clic” en cada uno para acceder a la totalidad del artículo. Espero que sea de vuestro agrado y beneficio…

Publicaciones de “ELBLOGDEJORGEPROSPERI: Argumentando por el Acceso Universal a Servicios Integrales de Salud y el Desarrollo Humano con Equidad”

Imagen CUSA partir de una mirada retrospectiva a los fundamentos del tema para ubicarnos en el “contexto temprano”, desarrollada en la primera publicación; proceso a compartir en las siguientes tres publicaciones, material específico sobre la CUS, los DSS y la SeTP, a saber: Resoluciones, marcos legales, convenios, compromisos, etc…; incluidos los compromisos de Panamá.

Al final de este primer grupo de artículos, “redescubro” que, tanto la necesidad de alcanzar la Cobertura Universal de Salud, como el abordar los Determinantes Sociales de la Salud, y colocar la Salud en Todas las Políticas; han estado presentes en nuestro discurso desde hace más de medio siglo… Y que, a pesar de que muchos países, entren ellos el nuestro, destacan en sus Constituciones el derecho a la salud; el acceso universal, gratuito, continuo y permanente a servicios integrales de salud, es una deuda pendiente y nos queda mucho por hacer…

Entonces, es claro que tenemos toda la información pertinente, que estamos de acuerdo y hemos concertado un camino a seguir. Ahora nos resta emprender las acciones políticas, estratégicas y técnicas, a las que nos hemos comprometido como país y como continente… Es Ahora o Nunca!

Como si fuera poco, en ese ámbito del “quehacer pendiente”, hay un claro consenso mundial, el cual es evidente cuando todos los países están avanzando, de acuerdo a sus posibilidades, hacia la Cobertura Universal de Salud, CUS, al abordaje de los DSS, y cuentan con el apoyo explícito de los organismos internacionales correspondientes (OPS/OMS, BM, BID, entre otras).

Los invito a leer las publicaciones:

En las siguientes diez publicaciones me dediqué a reflexionar y hacer propuestas concretas sobre cómo avanzar hacia la Cobertura Universal en nuestro país. Compartí como siempre bibliografía actualizada sobre el tema; Resoluciones que hemos suscrito y son mandatos y compromisos (muchos incumplidos); declaraciones públicas en los medios, tanto del gobierno como de los gremios; y recomendé aprehender de las experiencias de nuestros países vecinos, las cuales desarrollé plenamente.

No omito volver a resaltar que “sí es posible”, pero, entre otras cosas, fortaleciendo de manera importante la capacidad de Gestión Pública, perdiendo el temor y la desconfianza, limitando (ojala eliminando) la injerencia de los intereses políticos y económicos y gremiales: o, en el mejor de los casos, administrando (o manipulando) esta injerencia para el logro de los objetivos de salud, es decir haciendo una gestión “tecno-política” pero estratégica, efectiva, transparente y enfocada en la equidad.

Además, por favor, paremos la improvisación, los panameños tenemos un gran bagaje de experiencia acumulada sobre la Integración de Servicios de Salud en Panamá, por lo que sería una muy buena idea que se construyera de forma altamente participativa, considerando los aportes de una completa sistematización de las lecciones aprendidas de aquellos procesos. Hay mucho “bueno, malo y feo” que contar, y los participantes, que sí sabemos cómo fueron las cosas (población, gremios, autoridades).

Como si fuera poco, tenemos dentro del MINSA las oficinas de la OPS/OMS, que tiene la mayor disposición de apoyar técnicamente el desarrollo de intervenciones exitosas en salud en nuestro país.

Los invito a leer las publicaciones:

ODS y banderaA continuación me enfrasqué en una serie de artículos en los que señalé problemas concretos que tenemos que abordar de inmediato para poder avanzar, en especial nuestro compromiso con el ODS sobre salud (¡que es enorme!). En ese contexto ofrecí información actualizada sobre las metas del ODS, así como recomendaciones sobre el camino a seguir.

También basado en la última evaluación disponible, ofrecí un análisis del cumplimiento por parte de las autoridades de las llamadas Funciones esenciales de Salud Pública. Los resultados, que fueron muy malos, “permiten identificar no solo los factores críticos que deben tenerse en cuenta para desarrollar planes o estrategias de fortalecimiento de la salud pública, sino también los mecanismos de gestión para que la Autoridad Sanitaria Nacional pueda ejercer de manera óptima las funciones que le competen”. Espero que se estén poniendo las pilas, llevando a cabo los correctivos necesarios, pues contamos con los recursos financieros y humanos suficientes…

No puedo dejar de insistir en la necesidad de que nuestros partidos políticos se preocupen de “formar la masa crítica necesaria” para cuando llegue el momento de ocupar el poder, sean los mejores hombres y mujeres del partido los que ocupen los puestos políticos”. En lugar de echar mano a los amigos y a la improvisación tradicional que no nos deja avanzar…

También desarrollé sobre temas más específicos pero de gran impacto en nuestro bienestar colectivo. Tal es el caso de los graves problemas de la seguridad vial, que en nuestra ciudad es “inseguridad” vial, ya que nuestras calles se rigen por la ley del más fuerte, y el más vivo. La esencia de los principios de la Anarquía, ante la ausencia casi absoluta de la autoridad que haga cumplir las ordenanzas, que produce cada año cientos de fallecidos, lesionados, incapacitados, enormes pérdidas económicas, sufrimiento y luto en la familia panameña…

Los invito a leer las publicaciones:

Recientemente publiqué dos entradas relacionadas con la crisis en la CSS y las incumplidas “Promesas de Campaña”. Están disponibles en:

rosemary-cLe dediqué tres artículos a elaborar sobre la necesidad de “Humanizar la Atención” y comencé destacando que la afirmación parece una verdad de perogrullo, pues la salud lleva implícito el sentido humanístico de contribuir al bienestar del ser humano. Sin embargo, es un imperativo ético en estos tiempos en los que la práctica médica, estrechamente asistida por el avance técnico y científico, detenta como nunca antes un sorprendente poder sobre las personas.

Destaqué y repito ahora que “lo primero a considerar es que nuestra sociedad está atravesando una pérdida de valores sin precedentes en nuestra historia. Así vemos con frecuencia que la superficialidad, la arrogancia, la pereza, la impuntualidad, la inconstancia, la poca responsabilidad, la permisividad pública y familiar, así como y la impunidad jurídica y social, están presentes en muchos de los momentos de nuestra vida cotidiana; propiciando y permitiendo el “juega vivo” y la corrupción, que se manifiestan en el actuar de diversas instancias del gobierno, algunas empresas privadas y muchos ciudadanos que aspiran a recibir parte de la repartición de la Patria. Todo ante la mirada apática e indiferente de las mayorías…

En todo caso, los artículos desarrollan y proponen intervenciones para abordar los elementos de contexto general, nuestra cultura de “luces y sombras”, y los factores que afectan de forma directa e indirecta el “desempeño del sector salud”, y claro está, las posibilidades de “humanizar” la atención. Sobre los factores de los servicios de salud, me pregunté: ¿Tendrán que ver estos factores (en forma directa y por si solos) con la deshumanización de la atención? Creo que hay que investigarlo en serio y trascender los juicios de valor. Es un imperativo ético…”

Los invito a leer las publicaciones:

Bandera y OMSLas últimas tres publicaciones de este primer año las dediqué a compartir material, reflexiones y recomendaciones para prepararnos para nuestra participación en la Asamblea Mundial de la Salud, recién concluida.

Es importante en este sentido tener presente que en la Asamblea participan todas las Regiones de la OMS. En ese contexto, no todos los temas tratados ni todas las Resoluciones son aplicables a todos los países, pues existen diferencias (culturales, sociales, económicas, políticas y de desarrollo de los sistemas de salud). Así pues, puede que para algunos casos nos sintamos los panameños “sobrados”, pero siempre vamos a necesitar mejorar…

Al final, para cada Resolución compartí nuestra situación actualizada, así como las recomendaciones pertinentes. Aunque el balance no es positivo en todos los casos; es clarísimo el alineamiento entre nuestra Política Nacional de Salud 2016-2025 y las Resoluciones y Estrategias de la OMS (que son nuestras también). Felicito el valiente compromiso el del MINSA: sus equipos técnicos y dirigencia, que requerirá de un liderazgo firme y comprometido del Sector, y de todo el efectivo apoyo político y financiero del Ejecutivo…

Los invito a leer las publicaciones:

Agonia y bandera

AGONIAYDEBERCOM: Argumentando por la Gobernabilidad Democrática

Como manifesté al inició. El otro “blog” lleva por nombre “Agonía y Deber”. En él me comprometí a analizar y difundir información actualizada sobre temas de relevancia política, económica y social que afectan nuestra vida cotidiana, así como la búsqueda y propuesta de algunas soluciones factibles y viables desde mi punto de vista.

Me pareció importante, por la coincidencia de la denuncia con nuestros tiempos, iniciar la serie de entregas de este blog, tomando prestado un resumen de la publicación de mi padre, que lleva por título el nombre de esta bitácora y ¡fue escrita hace más de medio siglo!

Admito que me quedé corto, a ratos sin esperanzas, y la causa ha sido que me encontré con la lluvia cotidiana de publicaciones con este mismo propósito en nuestros principales periódicos, denunciando a diario las evidencias de malas prácticas, corrupción e impunidad que caracterizan nuestro Panamá de los últimos tiempos (¿o de siempre?).

En todo caso, los artículos poseen una actualidad contundente y nos llaman a reflexionar y ojalá a actuar en consecuencia. En cada uno describo un problema estructural, de fondo en nuestra sociedad, y de apremiante necesidad de compromiso colectivo por su solución para poder avanzar como país libre y soberano hacia el desarrollo y el binestar de toda la población.

Los invito pues a visitar las nueve publicaciones del blog, haciendo vigentes hoy, a manera de introducción obligatoria, las palabras de Jorge Prosperi en su artículo original:

En tiempos difíciles, en los cuales el terrorismo, la violencia y la subversión amenazan la paz colectiva, el periodismo como punto de referencia y orientación cotidiana deberá tomar mayor fuerza y determinismo del que suponemos. La manipulación de las noticias influye en nuestras vidas con un impacto superior a cuanto pudiéramos sospechar.

La inmoralidad y la influencia política, fueron, con honrosas excepciones, las únicas credenciales para ejercer puestos públicos. Nos damos cuenta, con el corazón oprimido, cómo el haber moral de la República muestra un saldo en rojo que debe desaparecer si es que en verdad deseamos ocupar un sitio preponderante en el escenario del mundo.

Para nosotros el periodismo es “agonía y deber”. No entreguismo bochornoso ni compra-venta de adjetivos almibarados. Hay mucho de dolor, de angustia que necesita canales para golpear la sensibilidad de las mayorías, en esta profesión nuestra. Hay mucho pueblo cautivo que necesita que hablemos por ellos para que su tragedia, al igual que la nuestra, no quede silenciada en medio de la propaganda y la desinformación…”

Acerca de jorgeprosperi

Hola amigos: Tengo 67 años, soy de nacionalidad panameña, casado, con cuatro hijos. Recibí mi título de doctor en Medicina en la Universidad Nacional de Panamá, me especialicé en Pediatría en el Hospital del Niño de Panamá, luego obtuve una Maestría en Salud Pública con especialización en organización, planificación y administración de servicios de salud en la Universidad Nacional de Panamá. Realicé estudios de postgrado en gestión de sistemas y servicios de salud en la Escuela Andaluza de Salud Pública. De 1979 al 1991 desempeñé diversos cargos de dirección y coordinación en el sistema nacional de salud de Panamá, entre ellos la Dirección Médica del Hospital del Niño y la Dirección General de Salud. A partir de agosto del 1992 inicié mi carrera en la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en el Área de Políticas, Sistemas y Servicios de Salud, brindando cooperación técnica en Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Venezuela y Ecuador. Posteriormente fui Representante de la OPS/OMS en Ecuador, en Nicaragua y me jubilé el 30 de noviembre de 2014, siendo el Representante de OPS en Costa Rica. Al terminar mi carrera profesional en la Organización Panamericana de la Salud, vuelvo a Panamá con la obligación personal, ética y moral de compartir conocimientos y experiencias atesoradas en estos años. Espero no defraudarlos y que mis aportes tengan valor agregado...
Esta entrada fue publicada en Cobertura Universal de Salud, Determinantes Sociales de la Salud, La Salud en Todas las Políticas. Guarda el enlace permanente.

6 Respuestas a Argumentando por el Acceso Universal a Servicios Integrales de Salud y la recuperación de nuestros valores: resumen del primer año…

  1. Manuel Urbina dijo:

    Estimado Jorge,

    Muchas gracias por el excelente resumen de las publicaciones, es una visión clara y amplia de los muchos temas tratados. Felicidades !!!.

    Saludos cordiales,

    Manuel Urbina

  2. Vielka Frago de Oviedo dijo:

    Jorge Luis he leido el resumen de tus publicaciones y te agradezco todos tus aportes, voy a tratar de leer cada uno de tus artículos aunque estoy atrasada, pero considero que hay que aprovechar toda esa experiencia que has querido compartir con los que formamos parte del sector salud. Me interesan tus aportes en el área de Recursos Humanos, pues como bien lo mencionas tenemos un serio problema de equidad, en la dotación de recursos humanos, y sobre todo en las áreas indígenas, donde se nos hace difícil conseguir la fidelización del personal que se logra nombrar. Saludos amigo y te admiro mucho.

  3. Liliane Valdés Leite dijo:

    Buenos días Dr. Prosperi, no tengo el placer de conocerlo, pero definitivamente este blog cargado de mucha información interesante y con un matiz analítico de alguien que realmente conoce nuestro sistema me facilitará la tarea. Soy Odontóloga y actualmente formándome en este hermoso pero complejo campo de la Salud Pública, con una fuerte convicción de que podemos cambiar el rumbo de salud en Panamá y con todas las ganas de ser parte de esta gran misión. Tenga la plena seguridad que sus aportes tienen un valor agregado, sobre todo en aquellos como yo que estamos aprendiendo. Muchas felicidades y por aquí estaré pasando siempre para enriquecerme con sus publicaciones. Nuestro país merece un mejor sistema de salud y soy fiel creyente que la experiencia de personas como usted logran tener un impacto en aquellos que lo leemos.
    Saludos
    Liliane

Deja un comentario