Seleccionar página

Servicios Públicos de Salud: ¿los integramos?Nuestro sistema de servicios públicos de salud se encuentra segmentado y fragmentado. Estas son las principales causas del bajo desempeño de los servicios de salud y por lo tanto del pobre rendimiento general de los sistemas de salud. Las dificultades de acceso a los servicios que enfrenta la población, los servicios de pobre calidad técnica, el uso irracional e ineficiente de los recursos, la baja satisfacción de los usuarios, son algunas de las consecuencias que genera la fragmentación por si misma o en conjunto con otros factores”.

En ese contexto les doy la bienvenida a mi séptima publicación. En ella me referiré con mayor detalle al tema de la “Integración de los Servicios públicos de Salud”, como “la principal” estrategia para alcanzar la Cobertura Universal de Salud.

Aclarando que no pertenezco a ninguna de las asociaciones que agrupa la Comisión Médica Negociadora Nacional (COMENENAL), inicio esta entrega refiriéndome al   “Comunicado 43” de ésta, porque el contenido del mismo, pone de relieve el asunto de la nefasta injerencia política y económica en los asuntos de Estado, el cual ya toqué en una publicación anterior, y está todos los días en las primeras planas de nuestros principales Periódicos y Redes Sociales. Por lo grave de las aseveraciones expresadas por la COMENENAL, les invito a leer el comunicado en su totalidad y participar en los espacios disponibles para aportar al fortalecimiento de nuestro sistema de salud.

El Comunicado de la COMENENAL

Inicia señalando el comunicado que “las altas autoridades del MINSA y CSS con el sector empresarial, se reunieron para discutir la transformación de la Salud”. Es decir que se excluyó al resto de los actores interesados (población y gremios). Como si fuera poco, de acuerdo al texto, “el Director General de la CSS y funcionarios del MINSA que aseguran que la Unificación y/o Fusión de las 2 instituciones públicas de salud está avanzada en un 80%, y que esto es avalado por la Mesa de Dialogo de Salud”. Lo cual según la COMENENAL es totalmente falso y alertan a la ciudadanía sobre esto.

Destaca la carta, que el gremio se opone a una unificación ‘‘a la ligera”, que “como está planteada, esta unificación corresponde a los planes de privatización de los servicios de salud impulsados por los tres últimos gobiernos, que llevarían al país hacia el ‘catastrófico modelo de Colombia, donde la empresa privada opera los servicios de salud”.

Al final la COMENENAL le manifiesta a nuestro Presidente que: “es hora de definiciones”. Le solicitan que “honre sus promesas de campaña sobre que el Sistema Nacional de Salud Integral será 100% Público-Público-Público (en su financiamiento, administración-gestión, y en su provisión de servicios) y que pondría orden en el Sistema Sanitario de Panamá…”.

El comunicado cierra con una serie de interrogantes de fuertísimo tenor, en las que se afirma que se está haciendo un negociado con la salud, y se le solicita al Presidente que le ponga un alto a esta situación. La gravedad de estas afirmaciones requiere, en mi opinión, una oportuna y completa respuesta de nuestro Primer Mandatario.

En verdad que la lectura del comunicado me llena de desconsuelo y preocupación. Agrego que “solo podremos avanzar si somos incluyentes (no excluimos a ninguna parte interesada), si lo hacemos en forma transparente, negociada, concertada, sin agendas ocultas que benefician a alguna de las partes, y sobretodo, poniendo por delante los intereses de la población…”.

Antecedentes regionales sobre la integración de servicios públicos de salud

Y para cerrar, porque esta es una publicación corta y provocadora, me referiré brevemente a dos antecedentes regionales que nos obligan (a menos que optemos por no cumplir con lo prometido) a avanzar como país hacia la integración de nuestros servicios públicos de salud. Eso sí, de forma ordenada y por etapas. Veamos:

Redes Integradas de Servicios de Salud Basadas en la Atención Primaria de Salud

La Resolución CD49/16 del 13 de agosto del 2009 sobre Redes Integradas de Servicios de Salud Basadas en la Atención Primaria de Salud.

En esta Resolución, las autoridades de Salud de América reconocen de forma clara la necesidad de integrar los servicios públicos de salud y corregir la segmentación y fragmentación del sistema.

“Preocupadas por los altos niveles de fragmentación de los servicios de salud y por su repercusión negativa en el desempeño general de los sistemas de salud, lo que se manifiesta en dificultades en el acceso a los servicios, prestación de servicios de baja calidad técnica, uso irracional e ineficiente de los recursos disponibles, aumento innecesario de los costos de producción y poca satisfacción de los usuarios con los servicios recibidos;

Conscientes de la necesidad de fortalecer los sistemas de salud basadas en la atención primaria de salud (APS) como estrategia fundamental para logro de las metas nacionales e internacionales de salud, entre otras las estipuladas en los Objetivos de Desarrollo del Milenio;

Reconociendo que las redes integradas de servicios de salud constituyen una de las principales expresiones operativas del enfoque de la APS a nivel de la prestación de servicios de salud, que contribuyen a hacer realidad varios de sus elementos esenciales como la cobertura y el acceso universal; el primer contacto; la atención integral; la atención de salud apropiada; la organización y gestión óptimas, y la acción intersectorial, entre otros; y

Conscientes de que las redes integradas de servicios de salud mejoran la accesibilidad del sistema, reducen la atención inadecuada, reducen la fragmentación de la atención de salud, evitan la duplicación de la infraestructura y los servicios, disminuyen los costos de producción y responden mejor a las necesidades y expectativas de las personas, las familias y las comunidades…”

Se comprometen (subrayo el compromiso nacional) a:

“Tomar conciencia del problema de la fragmentación de los servicios de salud en el sistema de salud, y si fuera el caso, en los subsistemas que lo componen;

Propiciar un diálogo con todos los actores pertinentes, en particular con los proveedores de servicios de salud y las personas que realizan el trabajo de cuidados en los hogares y la comunidad en general, acerca del problema de la fragmentación de los servicios y las estrategias para abordarla;

Elaborar un plan nacional de acción que busque impulsar el establecimiento de redes integradas de servicios de salud con un enfoque de salud familiar y comunitaria como modalidad preferencial de prestación de servicios de salud dentro del país;

Promover la formación y gestión de los recursos humanos compatibles con la creación de las redes integradas de servicios de salud; y

Llevar a la práctica y evaluar periódicamente el plan nacional de acción para el establecimiento de las Redes Integradas de Servicios de Salud…”

Entonces…, con todo el respeto que se merecen nuestras autoridades; me parece, por lo menos, incoherente y muy falto de ética, que habiéndonos comprometido como país, a desarrollar el texto de la Resolución arriba citada, no estemos cumpliendo con lo pactado, olvidando la integración de los servicios públicos de salud, llevando a cabo justamente lo contrario y dando la impresión (salvo las explicaciones pendientes) de que se busca la privatización del Sector Salud, para el beneficio de unos cuantos.

Estrategia para el acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud

Como si fuera poco el compromiso (incumplido) arriba señalado, resulta que las autoridades de salud de América, entre ellas nuestro Ministro de Salud, aprobaron en la reunión del Consejo Directivo 53, llevado a cabo en 2014, la Resolución CD53.R14, que nos compromete a desarrollar la “Estrategia para el acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud”.

La estrategia recomienda claramente la integración de los servicios públicos de salud, y repito, nuestro país es signatario comprometido de la misma. Textualmente recomienda que:

“avancen en proveer acceso universal a servicios de salud integrales, de calidad y de ampliación progresiva, que sean coherentes con las necesidades de salud, las capacidades del sistema y el contexto nacional; e identifiquen las necesidades insatisfechas y diferenciadas de la población, al igual que las necesidades específicas de los grupos en situación de vulnerabilidad;

definan e implementen acciones para mejorar la organización y la gestión de los servicios de salud mediante el desarrollo de modelos de atención centrados en las necesidades de las personas y las comunidades, aumentando la capacidad resolutiva del primer nivel mediante redes integradas de servicios de salud…”;

Conclusión

Las Metodologías y Herramientas para el desarrollo de las Redes Integradas de Servicios de Salud, resolviendo el problema de la fragmentación de los servicios de salud, son del conocimiento de la mayoría de los especialistas sobre el tema en nuestro país, y están disponibles en la página de Organización Panamericana de la Salud.

Además, y con esto cierro, los panameños tenemos un gran bagaje de experiencia acumulada sobre la Integración de Servicios públicos de Salud en Panamá, por lo que sería una muy buena idea que se construyera de forma altamente participativa, considerando los aportes de una completa sistematización de las lecciones aprendidas de aquellos procesos. Hay mucho “bueno, malo y feo” que contar, y los participantes, que sí sabemos cómo fueron las cosas (población, gremios, autoridades), estamos aquí…

A %d blogueros les gusta esto: