Seleccionar página

HEARTS en las Américas

Comparto resumen del Editorial de la revista panamericana de la salud titulada “HEARTS en las Américas: salvar vidas de la enfermedad más letal del mundo” y los invito a la lectura de todos los artículos de dicha edición de la revista pues en nuestro país las enfermedades cardiovasculares _ entre ellas la hipertensión y los infartos al miocardio, son la principal causa de muerte _ ocasionando anualmente 6,000 defunciones, todas asociadas a factores de riesgo que se pueden y deben evitar con políticas y programas adecuados.

Este número especial de la Revista Panamericana de Salud Pública mostrará esfuerzos relevantes en la Región de las Américas en investigación sobre la implementación de HEARTS y los primeros resultados del modelo integral para controlar la hipertensión y prevenir las enfermedades cardiovasculares. Además, esta edición especial abre el espacio para una mayor discusión, fomenta más estudios en el área y enfatiza en la necesidad de una mayor participación de las partes interesadas en la implementación de la Iniciativa HEARTS en las Américas. Los artículos comprenden investigaciones originales y algunas traducciones al español de artículos recientemente publicados en otras revistas.

HEARTS en las Américas: salvar vidas de la enfermedad más letal del mundo

En la Región de las Américas y en el mundo, las enfermedades cardiovasculares (ECV) son desde hace tiempo la principal causa de muerte, y la hipertensión arterial es responsable de más del 50% de las ECV.

La Región de las Américas, donde varios países cuentan con políticas pioneras en este ámbito, es líder mundial en lo que respecta a enfoques de salud pública para reducir la cantidad de sodio en la alimentación.

Sin embargo, aun cuando la reducción de sodio —el enfoque que más se presta a la ampliación a mayor escala para prevenir la hipertensión, posiblemente en combinación con un mayor uso de sales bajas en sodio para también aumentar la ingesta de potasio a niveles más saludables— resulte sumamente exitosa, más de 100 millones de personas de la Región todavía necesitarán tratamiento para la hipertensión.

A pesar de que se cuenta con un tratamiento de bajo costo, genérico, seguro y eficaz para la hipertensión arterial, la mayoría de las personas que presentan esta afección no son tratadas de forma adecuada, lo que se traduce en millones de infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares y muertes prevenibles cada año. Solo unos pocos países de la Región han alcanzado una tasa de control de la hipertensión arterial superior al 50% en su población.

Protocolo de tratamiento estandarizado

La Iniciativa Mundial Hearts de la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene como objetivo acelerar el tratamiento de la hipertensión arterial a nivel poblacional a partir de cinco componentes básicos que constituyen el programa: un protocolo de tratamiento estandarizado, suministro sostenido de medicamentos y monitores de presión arterial de calidad garantizada, atención basada en el trabajo en equipo, atención centrada en el paciente y sistemas de información que faciliten la retroalimentación en tiempo real sobre el progreso del paciente y los resultados del programa.

HEARTS en las Américas ha estado a la vanguardia de la implementación del paquete técnico de la Iniciativa Hearts de la OMS, lo cual incluye trabajar con los países para formular y aplicar protocolos estandarizados de tratamiento de la hipertensión a nivel nacional, subnacional y de la atención primaria de la salud. Un protocolo de medicamentos y dosis específicos es muy diferente a una directriz y algo mucho más útil. Un protocolo proporciona, en consonancia con las políticas nacionales pertinentes, un plan paso a paso para iniciar, titular y agregar un grupo básico de medicamentos a fin de facilitar la simplicidad, la velocidad y el nivel de implementación del programa.

Los protocolos de tratamiento prácticos aumentan las tasas de control de la hipertensión al reducir el costo de los medicamentos y el tratamiento; facilitan la atención basada en el trabajo en equipo, lo que contribuye a prestar mejor apoyo a los pacientes; permiten proporcionar una mejor capacitación y supervisión de apoyo para los trabajadores de salud de primera línea; facilitan los aspectos logísticos del programa; y reducen tanto la variabilidad clínica injustificada como la inercia terapéutica. Por supuesto, los médicos tienen plena libertad de desviarse del protocolo cuando estimen que es lo indicado desde el punto de vista clínico.

Un obstáculo a la mejora del tratamiento de la hipertensión es el costo de los medicamentos. La aplicación de un enfoque regional para adquirir medicamentos y monitores de presión arterial de forma mancomunada, como lo hace el Fondo Estratégico de la OPS, permite negociar precios que hacen que los medicamentos antihipertensivos recomendados sean asequibles para la mayoría de las personas y los gobiernos y, de esa forma, salvar vidas.

Otras innovaciones, como el uso de la aplicación móvil de código abierto SIMPLE en apoyo de los programas de manejo de la hipertensión y la diabetes a gran escala tienen el potencial de aumentar las tasas de control de la presión arterial y mejorar la salud de la población. Las intervenciones a nivel de la comunidad que estructuran los entornos de forma tal que los comportamientos saludables sean la opción predeterminada, si bien a veces enfrentan la oposición de intereses comerciales, son especialmente prometedoras para alcanzar mejoras sostenibles de la salud cardiovascular a largo plazo.

Los artículos en este número especial sobre HEARTS en las Américas recogen una amplia gama de investigaciones importantes sobre la implementación del modelo integral HEARTS en la Región de las Américas. Los resultados muestran que este enfoque funciona en países con entornos sociales y políticos diferentes, y que puede ampliarse a mayor escala para llegar a grandes grupos poblacionales.

A %d blogueros les gusta esto: