Seleccionar página

Día Mundial de la Salud Mental 2023

Este año en el Día Mundial de la Salud Mental hacemos un llamado a “celebrar la salud mental como un derecho humano universal”, subrayando el compromiso global para crear conciencia sobre la salud mental y defenderla como un derecho humano universal.

Aunque nuestro país tiene una Política Nacional de Salud, un Programa salud mental, y la Ley 364 del seis de febrero de 2023 que “desarrolla el derecho humano a la salud mental y garantiza su cobertura nacional”, se sigue evidenciando el estigma, la discriminación, y muchas personas aún no tienen acceso a servicios de calidad que respondan a sus necesidades y respeten sus derechos y su dignidad.

Entonces, manteniendo vigente el lema del día mundial en 2022: “Hacer de la salud mental y el bienestar para todos una prioridad mundial”, los invito a proteger y promover los derechos humanos en salud mental.

Día Mundial de la Salud Mental 2023: resumen de nota de prensa de la OMS

De acuerdo con la OMS, “el Día Mundial de la Salud Mental 2023 es una oportunidad para que las personas y las comunidades se unan en torno al lema La salud mental es un derecho humano universal a fin de mejorar los conocimientos, sensibilizar e impulsar medidas que promuevan y protejan la salud mental de todos como derecho humano universal”.

“La salud mental es un derecho humano básico para todos. Todas las personas, sin importar quiénes sean ni dónde estén, tienen derecho a gozar del grado más alto posible de salud mental, lo que incluye el derecho a ser protegido de los riesgos para la salud mental; el derecho a una atención disponible, accesible, digna y de calidad; y el derecho a la libertad, la independencia y la integración en su entorno social”.

“La buena salud mental es esencial para nuestra salud y bienestar generales. Sin embargo, una de cada ocho personas en el mundo padece algún problema de salud mental, lo que puede repercutir en su salud física, su bienestar, su relación con los demás y sus medios de subsistencia. Además, cada vez más adolescentes y jóvenes presentan problemas de salud mental”.  

“Ninguna persona debería verse privada de sus derechos humanos o excluida de las decisiones sobre su propia salud por padecer un problema de salud mental. No obstante, en todo el mundo, estas personas siguen viendo limitados sus derechos humanos de distintas formas. Un buen número son discriminadas y excluidas de la vida en común, mientras que muchas más no disponen de los servicios de salud mental que necesitan o reciben una atención que no respeta sus derechos humanos”.

Datos clave 

En este Día Mundial de la Salud Mental 2023, la la OPS no recuerda que, “los derechos humanos (DDHH) proclamados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), así como en los tratados e instrumentos universales y regionales de derechos humanos, son reconocidos a todas las personas por su condición humana, sin discriminación alguna, con base en los principios de dignidad, libertad e igualdad. Estos instrumentos son de gran relevancia para la comprensión y tratamiento de las personas con problemas de salud mental y su derecho a una vida digna”.

Asimismo, “para las personas con trastornos graves o con discapacidades psicosociales prolongadas es aplicable, entre otros, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), que es un instrumento internacional adoptado en 2006 por las Naciones Unidas para destinado a proteger los derechos de las personas con discapacidad. La CDPD es un instrumento jurídicamente vinculante, esto quiere decir que, cuando un país la suscribe y la ratifica, está en la obligación de cumplirla e implementarla. En la actualidad, 186 países (de los 194 que han firmado) han ratificado la CDPD”.

Derechos humanos más vulnerados

La DUDH y la CDPD protegen a las personas con problemas de salud mental. Entre todos los derechos la OPS destaca los siguientes por ser los más vulnerados ante las personas con problemas de salud mental:

  • ser iguales ante la ley (Artículo 2, DUDH)
  • contar con las mismas oportunidades que el resto (Artículo 5, CDPD)
  • no sufrir injerencias arbitrarias (Artículo 12, DUDH)
  • tomar sus propias decisiones (Artículo 12, CDPD)
  • participar en actividades sociales (Artículo 3, CDPD)
  • ser protegidas en situaciones de riesgo (Artículo 11, CDPD)
  • recibir una atención de calidad (Artículo 25, CDPD)
  • respetar su integridad física y mental (Artículo 12, CDPD)
  • respetar su privacidad (Artículo 22, CDPD)
  • no ser inmovilizadas, aisladas o sometidas a acciones coercitivas (Artículos 14 y 15, CDPD)

Mensajes clave

  • Una buena salud mental es parte integrante de nuestra salud y bienestar generales.
  • La salud mental es un derecho humano.
  • Todo el mundo tiene derecho a acceder a una atención de salud mental de calidad.
  • Los trastornos mentales son una amenaza importante para el bienestar de los jóvenes.
  • Debemos hacer frente a la estigmatización y la discriminación que rodean a la salud mental.
  • Todos tenemos derecho a vivir de forma independiente y a ser incluidos en la comunidad.
  • Unos servicios y ayudas comunitarios de salud mental de buena calidad son cruciales para el futuro de todos nosotros.
  • Reconocer la salud mental como un derecho humano universal capacita a las personas para defender sus derechos y los de quienes les rodean.
  • Puede que conozca su mente, pero ¿es consciente de sus derechos? La mente de cada persona es maravillosa, compleja y diferente. Pero nuestros derechos son los mismos.

Enfoques para proteger y promover los Derechos Humanos

  • Comunitario:acercando los servicios de salud mental a las personas y promoviendo la participación de las personas con problemas de salud mental en sus comunidades.
  • Recuperación:haciendo hincapié en el empoderamiento de las personas para que gestionen sus propias vidas. Implica apoyar a las personas para que encuentren esperanza, desarrollen autoestima y resiliencia, establezcan relaciones saludables, recuperen la independencia y vivan una vida que tenga significado para ellas.
  • Centrado en la persona: dando respuesta efectiva a las necesidades de las personas con problemas de salud mental a través de la promoción de su participación y protagonismo en su atención integral.
  • Desinstitucionalización: como proceso que propone la transición de la reclusión de las personas con problemas mentales en hospitales psiquiátricos, hacia una atención digna y de calidad en la comunidad.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: